Lo más visto

Munguía Payés admite que utilizó fondos de tiendas de Centros Penales

FGR certificó que el ministro ordenó emitir cheques a nombre de subalternos. El funcionario dice que ese dinero sirvió para pagar a informantes.

Enlace copiado
25 de julio 2013 Segundo cheque    Rodríguez firmó un cheque por $5,000. El dinero llegó, supuestamente, a manos del ministro de Defensa, David Munguía Payés.

25 de julio 2013 Segundo cheque Rodríguez firmó un cheque por $5,000. El dinero llegó, supuestamente, a manos del ministro de Defensa, David Munguía Payés.

Enlace copiado

David Munguía Payés, ministro de la Defensa, admitió que recibió entre $2,000 y $2,500 mensuales de las tiendas institucionales de la Dirección General de Centros Penales (DGCP) cuando ejerció como ministro de Justicia y Seguridad durante el gobierno del expresidente Mauricio Funes. Este dinero, le dijo a LA PRENSA GRÁFICA, fue utilizado para pagar a informantes o fuentes que alertaban al ministerio sobre cualquier tipo de amenaza. Era “una práctica normal” utilizar dinero de las tiendas de Centros Penales para ese fin, agregó.

Así se pintó Munguía Payés para desfilar en Sonsonate

¿Cuántos informantes pagaron con los $2,500?

“Esa información no te la puedo dar yo porque es reservada. Y segundo, son cosas normales. Las instituciones que tenemos que ver con seguridad pública siempre tenemos un área de inteligencia y contrainteligencia y pagamos para esos servicios. Incluso hay instituciones de la Fuerza Armada que tienen asignados fondos precisamente para eso. El Ministerio de Justicia y Seguridad no lo tenía”, justificó Munguía Payés.

El ministro, sin embargo, dijo que los fondos de las tiendas no son institucionales. Son, a su criterio, “fondos aparte” que no tenían nada que ver con el ministerio. “Entonces uno siempre paga informante o gente que te diga lo que está pasando. Era una práctica normal y legal, porque los fondos se utilizaban para eso. Yo no entiendo cuál es el morbo o si hubiera un tipo de morbo en haber recibido esos fondos y haberlos utilizado para servicios de inteligencia”, agregó.

La Fiscalía General de la República (FGR), no obstante, ya estaba al tanto de este procedimiento. A finales de 2014 citó a Anílber Rodríguez, quien fue inspector de la DGCP; y a Nelson Rauda, ex director general de Centros Penales, para que rindieran su declaración sobre el caso tregua entre pandillas.

Payés dice “no tener idea” sobre militares que vendieron metralletas

Ambos explicaron que Munguía Payés dio lineamientos para que el dinero saliera de las tiendas de Centros Penales a nombre de Rodríguez. Luego, Rauda entregaba en persona el efectivo, según consta en las entrevistas del caso que este rotativo tiene.

“Que cambiaban cheques, que no cambiaban cheques, cuál era el procedimiento interno que ellos tenían para manejar esos fondos, eso yo verdaderamente lo desconozco”, aseveró Munguía Payés.

El 20 de junio de 2013, el coordinador de la tiendas llegó al despacho de Rodríguez para que firmara el cheque por pago de servicios de inteligencia a Centros Penales, pero luego una persona no identificada lo cambió en el banco y entregó el efectivo a Rauda. Finalmente, el exdirector de Penales le dio $2,000 a Munguía Payés. Y ese mecanismo fue durante todo 2013, aseguró Rauda frente a los fiscales.

El 25 de julio de ese año Rodríguez firmó un cheque por $5,000; sin embargo, le dijo a los fiscales que desconocía quiénes recibieron el dinero y por qué los cheques estaban a su nombre. Por esa razón decidió sacarles fotocopia y tenerlos como respaldo.

Rauda, además, dijo que había un equipo de inteligencia conformado por cuatro mujeres que recibieron entre $400 y $600 mensuales, siempre de dinero de las tiendas carcelarias. Supuestamente el ministro Munguía Payés, de acuerdo con la declaración de Rauda, le pidió que estos pagos “se realizaran de manera discreta”.

Rauda y Rodríguez enfrentaron el juicio acusados de permitir el ingreso de ilícitos a penales durante el pacto pandilleril; pero fueron absueltos de cargos, debido a que la FGR no presentó pruebas suficientes, así lo determinó el Juzgado Especializado de Sentencia A de San Salvador.

Sin embargo, el juez dejó entrever que el actual ministro de la Defensa conocía sobre los ilícitos, aunque no fue acusado.

 

Lee también

Comentarios