Muranaka inició a sus colegas de la UCA en el aprendizaje del japonés

Enlace copiado
Muranaka inició a sus colegas de la UCA en el aprendizaje del japonés

Muranaka inició a sus colegas de la UCA en el aprendizaje del japonés

Muranaka inició a sus colegas de la UCA en el aprendizaje del japonés

Muranaka inició a sus colegas de la UCA en el aprendizaje del japonés

Enlace copiado
Midori Muranaka llegó El Salvador hace más de dos años como parte de un grupo de voluntarios japoneses para la cooperación extranjera, con el objetivo principal de enseñar su idioma natal a un grupo de maestros de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA) en San Salvador.

Hablar poco el español no fue impedimento para que por lo menos 50 profesores hayan adquirido los conocimientos básicos para hablar japonés. A finales de 2015 terminó el curso para el grupo de académicos universitarios.

Muranaka, nacida en la ciudad de Kumamoto, al sur de Japón, manifestó que lleva varios años trabajando como maestra de japonés y tailandés, sobre todo en el continente asiático, y hace más de dos años surgió la oportunidad de viajar a América, y específicamente a El Salvador. “Nunca había trabajado en el continente americano, lo que sí quiero es seguir trabajando como maestra de japonés en todo el mundo”, afirmó la voluntaria. En años anteriores ha realizado su trabajo en Malasia, Tailandia y ahora en El Salvador, donde estuvo desde finales de 2013 a diciembre de 2015.

De acuerdo con Muranaka, su experiencia como maestra de japonés le ayudó para que su país la tomara en cuenta en el programa de cooperación que la nación del Sol Naciente tiene con varios países. Para el caso de El Salvador, esta es vigente desde 1968 cuando llegaron por primera vez maestros de educación física a preparar a profesores salvadoreños.

La maestra nipón llegó junto a unos 45 de sus compatriotas diseminados en varios departamentos de nuestro país compartiendo sus conocimientos en educación, salud, medio ambiente, desastres naturales, computación, fisoterapia, entre otras especialidades.

Al preguntarle a Muranaka si los maestros de la UCA aprendieron el idioma japonés, respondió: “Ojalá así sea”. Conocerlo y hablarlo les permitirá, a su juicio, poder entablar conversación con representantes de instituciones japoneses que vengan a El Salvador. También para que las instituciones académicas salvadoreñas puedan establecer relaciones de todo tipo con el Gobierno de Japón.

Ernesto Manzano, asesor de relaciones públicas de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), indicó que El Salvador mantiene constantemente esta relación con el país asiático para que un grupo de profesionales voluntarios venga a compartir sus conocimientos en diferentes áreas.

El Gobierno salvadoreño realiza las gestiones para recibir a voluntarios nipones, cuya presencia en territorio salvadoreño lleva varios años. Muranaka ha sido parte de este grupo.

La maestra de japonés aseguró que tuvo mucho apoyo de parte de los estudiantes y de otros salvadoreños a tal grado que, aunque poco, el idioma español se suma a su experiencia.

“Vuelvo a mi país y seguiré dando clases de japonés, porque siempre habrá gente joven que quiera aprender en todo el mundo”, dijo Muranaka.

Tags:

  • san salvador
  • extranjera de bien

Lee también

Comentarios

Newsletter