Música para divertirse y rehabilitar en la escuela

La estudiantina del Centro Escolar María Paz Cristina Montes se destaca por su talento y por incluir a discapacitados entre sus miembros.
Enlace copiado
Música y apoyo. En el Centro Escolar María Paz Cristina Montes apoyan los talentos de los estudiantes e incluyen de toda edad, así como a personas con discapacidades.

Música y apoyo. En el Centro Escolar María Paz Cristina Montes apoyan los talentos de los estudiantes e incluyen de toda edad, así como a personas con discapacidades.

Talento.  En Meanguera, Morazán, el talento de los estudiantes es aprovechado con la conformación de una estudiantina.

Talento. En Meanguera, Morazán, el talento de los estudiantes es aprovechado con la conformación de una estudiantina.

Música para divertirse y rehabilitar en la escuela

Música para divertirse y rehabilitar en la escuela

Enlace copiado
“Morazán es mi tierra, Morazán es mi gente” cantaban los estudiantes del Centro Escolar María Paz Cristina Montes de Meanguera, en el departamento de Morazán, en un acto especial realizado en la escuela de El Barrial, cantón Cerro Pando.

Los chicos fueron el atractivo principal por su dominio de los instrumentos musicales y por sus edades, que oscilan entre los nueve y 15 años.

Unos 14 estudiantes de diversos grados conforman esta estudiantina de la escuela, en la que desarrollan sus aptitudes para el canto, el baile y para tocar instrumentos.

En este grupo musical las niñas tienen también participación, aportando su talento musical ya sea en el teclado o la batería, y además los estudiantes discapacitados tienen su espacio.

Manuel B., quien es autista, es una de las voces de la estudiantina; de acuerdo con sus maestras, el muchacho casi no habla, pero cuando se trata de cantar, lo hace muy bien, le gusta participar y se mantiene contento.

Saira Maristel Guevara también tiene una discapacidad física, pero eso no le impide cantar y bailar con sus compañeros en cada presentación que realizan.

Prácticamente Saira es la que baila más e inyecta su entusiasmo a los otros integrantes del grupo.

Pocos instrumentos

De acuerdo con la directora del centro, Mercedes Chicas Argueta, conseguir los instrumentos para el proyecto no fue sencillo, pero el Sistema Local de Educación de Meanguera (SILEM, una organización no gubernamental que apoya la educación en la zona) les consiguió algunos, otros se compraron con el bono de la escuela, pero se necesitan más.

“Hay mucho talento en la zona pero lastimosamente por falta de presupuesto no se pueden incluir más estudiantes”, comentó.

La música en Meanguera sirve para prevenir la violencia, para que los jóvenes convivan en grupos, proyecten sus talentos y además en este caso sirve para rehabilitar, dijeron, pues los niños especiales están muy interesados en el proyecto.

Actualmente la escuela cuenta con 567 alumnos y además atiende a 18 con discapacidades.

Una madre de familia que es instructora de música en la comunidad es quien ha enseñado a varios a tocar instrumentos.

Tags:

  • morazán
  • música

Lee también

Comentarios

Newsletter