Lo más visto

Más de El Salvador

Nadie reclamó los cadáveres de 61 pacientes en Hospital Rosales

La cifra corresponde a los años 2016, 2017 y al período comprendido entre enero y el recién pasado miércoles, 28 de noviembre. El protocolo hospitalario obliga a enterrarlos en fosa común.

Enlace copiado
Llamado.  El llamado de las autoridades del Hospital Nacional Rosales es a las personas que tienen familiares desaparecidos a que se aboquen a los hospitales con sus documentos de identificación y fotografías a preguntar por ellos.

Llamado. El llamado de las autoridades del Hospital Nacional Rosales es a las personas que tienen familiares desaparecidos a que se aboquen a los hospitales con sus documentos de identificación y fotografías a preguntar por ellos.

Enlace copiado

Siete pacientes mueren a diario, aproximadamente, en las camas del Hospital Nacional Rosales. Solo este año habían muerto más de 2,500 hasta el pasado 28 de noviembre, y en 17 de esos casos ningún familiar reclamó los cadáveres; lo mismo ocurrió con otros 17 el año pasado y con 27 más hace dos años.

En otras palabras, un total de 61 personas tuvieron que ser enterradas en fosas comunes entre enero de 2016 y el miércoles recién pasado, porque así lo establece el protocolo hospitalario.

De acuerdo con la jefa de Epidemiología de este centro asistencial, el de mayor referencia a escala nacional, Mercedes Menjívar, es frecuente que muchos de los pacientes que son ingresados lleguen en estado de inconsciencia y sin documentos, trasladados por cuerpos de seguridad, por cuerpos de socorro o por algún buen samaritano, lo que dificulta que sean identificados de inmediato.

La mayoría, víctimas de accidentes de tránsito, del crimen y de la delincuencia.

El sexo que prevalece es el masculino. Por cada cinco cadáveres enterrados en fosas comunes, cuatro son hombres y solo uno corresponde al sexo femenino.

De los 61 pacientes que murieron en el Rosales sin que nadie reclamara sus restos mortales una decena fue retirada del hospital por personal del Instituto de Medicina Legal (IML), porque presentaban alguna lesión externa, lo que a juicio de las autoridades puede ser indicio de violencia y, por ende, podría significar o constituir el delito de homicidio.

En 2016, el IML retiró cuatro cadáveres; en 2017, tres; y entre enero y el 28 de noviembre de 2018 ha retirado otros tres. En total, 10.

"Los diagnósticos que más presentan de cuando están inconscientes y no les hallamos familiares son por lesiones externas, atropellados o violencia y son los más jóvenes. Los accidentes de tránsito están a la cabeza. Heridos de bala ya casi no vienen, porque hoy le atinan tanto que les tiran a matar", aseguró la doctora.

Los accidentados fallecen por traumas craneoencefálicos. También reciben personas con epilepsia, que no se tomaron la medicina o que sufrieron alguna fuerte impresión y las convulsiones hicieron que se cayeran y golpearan la cabeza o que chocaran.

No obstante, también hay pacientes que llegan por su propia cuenta, a veces ancianos con demencia senil que no son capaces de identificarse.

En principio, el personal médico y de enfermería espera un par de días para dar un margen de tiempo a que los familiares de estos pacientes aparezcan preguntando por ellos, pero si no se presentan lo único que queda es esperar a que reaccionen.

Y así como hay quienes recobran la conciencia, hay otros que no lo hacen. Y así como hay pacientes que recuerdan quiénes son, otros pierden la memoria.

Cuando se logra identificarlos, se procede a la búsqueda de un expediente archivado en el que podrían estar anotados números de teléfono, direcciones y nombres de familiares o responsables.

El problema vuelve a surgir cuando nadie contesta esos teléfonos o cuando se trata de información que no está vigente, sino desactualizada o cuando los datos simplemente son falsos.

Hay casos en los que los familiares sí son localizados e informados del paradero de sus familiares, pero no se hacen cargo y los dejan abandonados.

Las autoridades del Rosales esperan 72 horas como máximo antes de enterrar un cadáver mientras aparecen los familiares. "Ya hemos tenido casos en los que a la semana aparecen los familiares buscando a la persona, pero como todo eso ya está normado, no podemos hacer nada; entonces, piden la exhumación", manifestó Menjívar.

Un total de 108 pacientes abandonados sobrevivieron entre 2016 y 2018; de ellos, 31 nunca fueron identificados.

Llamado. El llamado de las autoridades del Hospital Nacional Rosales es a las personas que tienen familiares desaparecidos a que se aboquen a los hospitales con sus documentos de identificación y fotografías a preguntar por ellos.

Tags:

Lee también

Comentarios