Lo más visto

Más de El Salvador

Narcos crearon laboratorio para cortar, empaquetar y distribuir cocaína en el país

La FGR acusa a tres estructuras de narcotráfico de tener nexos entre sí.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Ángel Gómez Policías. Cuatro policías, entre ellos el inspector jefe Jesús Antonio Maradiaga Hernández (de verde), están acusados de recibir sobornos de supuestos narcos a cambio de información.

Foto de LA PRENSA/Ángel Gómez Policías. Cuatro policías, entre ellos el inspector jefe Jesús Antonio Maradiaga Hernández (de verde), están acusados de recibir sobornos de supuestos narcos a cambio de información.

Enlace copiado

La Fiscalía General de la República (FGR) aseguró ayer que una estructura dedicada al narcotráfico montó un laboratorio en el país donde cortaba, separaba y empacaba cocaína para luego distribuirla en distintas partes del Área Metropolitana de San Salvador (AMSS).

De acuerdo con la Fiscalía, el negocio estaba a cargo de Luis Alejandro Cruz Lorenzana, alias “Rafa”, a quien acusa de liderar una célula de narcotraficantes que operaba el laboratorio.

La acusación fiscal apunta que Claudia Verónica Mejía era quien administraba a los empleados del laboratorio para mantener la logística de la distribución de cocaína. Uno de los lugares donde supuestamente comercializaban la droga era el sector conocido como La Granjita, en San Salvador.

“Luis Alejandro Cruz Lorenzana montó un laboratorio con empleados donde cortaban, separaban y empaquetaban la cocaína para luego distribuirla en distintos lugares del Área Metropolitana de San Salvador”. 
 Fiscal,encargado del caso

Además, los investigadores aseguran que “Rafa” también tenían redes de distribución de cocaína en los alrededores del mercado San Miguelito y en la colonia Buenos Aires, ambas zonas ubicadas en la capital.

La acusación forma parte de la petición de detención provisional que la Fiscalía presentó al Juzgado Especializado de Instrucción B de San Salvador contra 35 imputados por narcotráfico; siete de ellos ya guardan prisión en distintas cárceles tras ser detenidos con droga o dinero.

Según los fiscales del caso, “Rafa” estaba al frente de una de las tres supuestas estructuras de narcotraficantes desarticuladas el fin de semana pasado durante una operación policial y fiscal denominada Nexos de Narcos.

La FGR asegura que las tres células operaban por separado en la distribución de droga, principalmente cocaína; pero que todas tenían relaciones entre sí.

Según las autoridades, “Rafa” estableció relaciones con un jefe policial identificado como Jesús Antonio Maradiaga Hernández, que estaba destacado en Usulután cuando fue capturado.

Las investigaciones señalan que Maradiaga Hernández recibió sobornos de los supuestos narcotraficantes para filtrar información sobre las operaciones de la Policía.

Lee también

Comentarios