Lo más visto

Más de El Salvador

El Salvador  / politica Traspaso presidencial

Nayib Bukele es declarado presidente: "Nos toca tomar medicina amarga, nos toca cuidar a El Salvador"

El empresario ha hecho historia como el presidente más joven del país en tiempos modernos y ha marcado un fin al bipartidismo en El Salvador; entre ARENA y el FMLN. Su primer discurso como presidente del país tomó un tono conciliador. 

Enlace copiado
Enlace copiado

Pasadas las 9 de la mañana de este sábado 1º de junio dio inicio la ceremonia de traspaso de mando en El Salvador, en la que el empresario Nayib Bukele fue declarado presidente y juró cumplir todos los deberes que el cargo conlleva. "Sí, protesto", respondió Bukele al juramento que fue dirigido por el dirigente del Congreso, Norman Quijano. Félix Ulloa también fue juramentado como vicepresidente de la república. 

Bukele ha hecho historia así como el presidente más joven del país en tiempos modernos y ha marcado un fin al bipartidismo en El Salvador; entre ARENA y el FMLN, que es su antiguo partido. 

El mandatario habló a "cada uno de los invitados. En otras épocas, ustedes no habrían podido estar en este evento", dijo Bukele a los ciudadanos asistentes. "¡Te queremos, Nayib!", respondieron a voces. 

"Hace cuatro meses estuve parado en esta plaza y ese día nos comprometimos a pasar la página, a ser un mejor El Salvador, a garantizar el bienestar social. Eso es lo más importante. Hoy vine acá para cumplir esa promesa. Ustedes lograron lo que decían que era imposible, en las calles, con cada voto", dijo Bukele con el Palacio Nacional a sus espaldas, en un acto solemne que han presenciado miles de salvadoreños en la Plaza General Gerardo Barrios, ubicada en el Centro Histórico de San Salvador. "¡Sí se pudo!", exclamó la muchedumbre. 

Laureado por aplausos y vítores, en un tono conciliador, Bukele prometió que "A partir de hoy seré el presidente de todos los salvadoreños, los siete millones que viven acá y los 3 milones que viven afuera. Los representaré a ustedes, a uno y cada uno. Así como una familia que tiene a su hijo enfermo. La familia va a hacer lo imposible, pero no va a ser fácil (...). Pero no importa, porque todo es por el mismo objetivo común. De igual manera es con El Salvador. Nos toca ahora cuidarlo, tomar a todos un poco de medicina amarga, nos toca ahora sufrir a todos". 

"Entiendo que han sido engañados antes. La diferencia es que esta vez el cambio vendrá de cada uno de nosotros. Tenemos cinco años para hacer de El Salvador un ejemplo para el mundo, de que un pueblo puede salir adelante", remarcó Bukele. 

El presidente dedicó unas palabras a su esposa, Gabriela, con quien espera su primera hija, a quien llamarán Layla: "Lograra lo que lograra, (Gabriela) siempre ha sido una guía y será una guía en este nuevo Gobierno. Gabriela sabe que la amo, pero también tiene que saber que la admiro".

Bukele también recordó en su discurso a su padre, Armando Bukele Kattán. "Papá, hoy te extraño más que nunca. Quisiera que estuvieras aquí conmigo", dijo. "Él me enseñó casi todo lo que sé". 

Bukele finalizó su discurso con un "juramento" al que invitó a unirse a cada uno de los asistentes a la plaza Barrrios y al resto de salvadoreños que lo siguieron desde otros lugares: "Juramos trabajar todos para sacar a nuestro país adelante", dijo, y los asistentes repitieron en coro sus palabras. 

Y continuó: "Juramos defender lo conquistado el 3 de febrero. Juramos que cambiaremos nuestro país contra todo obstáculo, contra todo enemigo, contra toda barrera, contra todo muro. Nadie se interpondrá entre Dios y su pueblo para poder cambiar a El Salvador. Que Dios bendiga a El Salvador".

Al acto asistieron también delegaciones oficiales y jefes de Estado de la menos ocho países. 

El diputado Shafik Handal fue reportado como ausente al momento en el que Quijano tomó asistencia del cuerpo Legislativo, pero se incorporó más tarde al acto. 

Al ingreso de la comitiva de la Asamblea se escucharon abucheos de parte de la multitud. El gobernante saliente, Salvador Sánchez Cerén también ingresó al recinto. "Fuera, fuera, fuera", gritaron los asistentes a su paso. 

FOTO DE LA PRENSA/EDUARDO DE LA O

Bukele llegó a la ceremonia justo a las 10 de la mañana, vestido de traje y al lado de su esposa Gabriela.

El Arzobispo de San Salvador,  José Luis Escobar Alas, tomó el podio antes de la juramentación de Bukele para elevar una plegaria en nombre del nuevo Gobierno. "Al inicio del mandato del  nuevo presidente te suplicamos, Dios, le concedas a él y a su gabinete tu santo espíritu. Mueve sus voluntades para que puedan tomar las mejores decisiones en beneficio de este pueblo", dijo Escobar Alas. 

La autoridad religiosa del país pidió a la nación "Unirse en sus tres poderes del Estado y la sociedad civil para que podamos superar el gravísimo flagelo de la violencia, que nos está aniquilando poco a poco. Que erradiquemos la violencia social", agregó. 

Jefes de Estado también atendieron al acto, acompañados de sus delegaciones. 

Multitudinaria asistencia

El ingreso a la plaza Barrios fue colmado por ciudadanos que llegaron para ser testigos del acto de traspaso. Los que no lograron ingresar lo vieron a través de pantallas distribuidas en el Centro Histórico. 

FOTO DE LA PRENSA/EDUARDO DE LA O

El 3 de febrero pasado, el conteo de urnas en El Salvador coronó el triunfo de Bukele al ser el elegido de 1,434,856  salvadoreños; que le dieron su voto de confianza, de acuerdo al conteo oficial de votos del Tribunal Supremo Electoral (TSE), publicado el 7 de febrero. El porcentaje de participación ciudadana de esa elección fue de 51. 88 %. 

FOTO DE LA PRENSA/EDUARDO DE LA O

Pero Bukele tendrá como reto lograr acuerdos con la Asamblea Legislativa, donde cuenta con el respaldo de solo 10 de los 84 diputados. Sin embargo, ese contrapeso podría ser revertido en la elecciones de 2021.  Bukele también deberá tomar las riendas de un El Salvador que es considerado uno de los países con más violencia en todo el mundo.  

Días previos a la toma de posesión, el presidente anunció algunos puestos de su próximo Gabinete: Morena Ileana Valdez Vigil, como ministra de Turismo; Alexandra Hill Tinoco, Canciller de la República; Michelle Sol, ministra de Vivienda; Suecy Callejas, como Ministra de Cultura; María Ofelia Navarrete, ministra de Desarrollo Local; Karla Hananía de Varela, ministra de Educación; Ana Orellana Bendek en el ramo de Salud; y Egriselda López como embajadora de El Salvador ante la Organización de las Naciones Unidas.

Hoy nombró a más ministros en una ceremonia privada en el Palacio Nacional. 

Bukele venció en las elecciones del 3 de febrero al empresario Carlos Calleja (ARENA) y al excanciller Hugo Martínez (FMLN).  

 
 

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines