Niña de dos años murió atropellada por vehículo

La menor caminaba junto con su madre, quien también resultó lesionada, cuando fueron embestidas por un conductor de 71 años.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Flor Lazo Emergencia.  Ambas víctimas fueron trasladadas hacia el Hospital San Juan de Dios de San Miguel, pero la niña murió antes de ser atendida.

Foto de LA PRENSA/Flor Lazo Emergencia. Ambas víctimas fueron trasladadas hacia el Hospital San Juan de Dios de San Miguel, pero la niña murió antes de ser atendida.

Enlace copiado

Una niña de dos años murió ayer por la mañana luego de ser arrollada por el conductor de un vehículo cuando caminaba junto con su madre por un pasaje de la colonia Ciudad Pacífica, de San Miguel. Según fuentes policiales, la pequeña, identificada como Scarlet Valentina Argüeta, y su mamá habían estado jugando en el parque de la comunidad, pero al momento en que se atravesaban la calle fueron arrolladas por el conductor del automotor, un anciano de 71 años.

“Fue un accidente, porque cuando la señora y la niña se atravesaron, el señor que iba manejando quiso frenar y en lugar de eso presionó el acelerador y las arrolló”, dijo un agente policial que llegó a inspeccionar el lugar donde ocurrió el accidente de tránsito.

La policía informó que el conductor auxilió a ambas víctimas y las trasladó hacia un centro hospitalario para que se les brindara atención médica.

La versión que el conductor dio a la policía es que al ver que la mujer y la niña se le atravesaron, trató de detener el carro. Sin embargo, el carro es automático y confundió el freno con el acelerador.

“El conductor no fue detenido porque no huyó del lugar y según la Ley del FONAT (Fondo de Atención a Víctimas de Accidentes), ya no se les detiene cuando ocurren este tipo de accidentes”, dijo una fuente policial.

Madre e hija fueron trasladadas al Hospital Nacional San Juan de Dios de San Miguel. La primera en recibir atención médica fue la niña.

Alcides Méndez, jefe de la Unidad de Emergencias del hospital, explicó que la pequeña llegó con traumatismo craneoencefálico severo. Mientras que la madre solo presentó laceraciones en ambas piernas, producto del atropellamiento, que fueron curadas en el momento de su ingreso.

“Cuando la trajeron acá, la pacientita venía prácticamente fallecida. No tenía pulso y no tenía respiración, pero se le aplicaron las maniobras de resucitación que son comunes en el manejo de paro cardiorrespiratorio y se pusieron los medicamentos, pero no pudo ser revertido el caso”, indicó Méndez.

Lee también

Comentarios