Niña en cuidados intensivos, pero con condición estable

Recibió seis impactos de bala en un ataque que, según la PNC, iba dirigido a su madre.
Enlace copiado
Tiroteo.  Los familiares aseguran que la puerta principal de la vivienda de la familia Barrios estaba averiada, siempre quedaba sin seguro.

Tiroteo. Los familiares aseguran que la puerta principal de la vivienda de la familia Barrios estaba averiada, siempre quedaba sin seguro.

Niña en cuidados intensivos, pero con condición estable

Niña en cuidados intensivos, pero con condición estable

Enlace copiado
Una niña de siete años, hija de Ada Joseleth Barrios Hernández, de 30 años, asesinada en un ataque armado en su vivienda en Nejapa, tiene seis perforaciones por arma de fuego. Aunque su condición de salud es estable, está ingresada en la unidad de cuidados intensivos (uci) del Hospital Benjamín Bloom.

La niña tiene un orificio a la altura del cuello, que le desgarró la yugular interna, vena que irradia sangre al cerebro, la cara y el cuello. El proyectil le salió por el tórax. La lesión le generó una hemorragia pulmonar por la que tuvo que ser operada, detalló el doctor Roberto Trejo, jefe de residentes de Cirugía del Hospital Bloom.

El brazo y antebrazo izquierdo de la menor también tenían perforaciones por balas. La niña permanece interna en la uci, donde le administran antibióticos para evitar infecciones. Respira con la ayuda de una máquina, informaron los doctores.

La menor se encontraba de visita en casa de su madre cuando resultó lesionada, pues desde hace dos años está bajo la responsabilidad de su padre, aseguró un familiar.

Los padres de la niña tienen dos años de haberse separado y viven en colonias vecinas, donde operan pandillas rivales.

El 6 de enero, según la rutina establecida desde hace dos años, la niña debía regresar con su padre, pero por razones que se desconocen se quedó con su madre. En la casa del ataque la cerradura de la puerta no servía.

A pesar de que la niña tiene las marcas del tatuaje de las balas, los médicos prefieren no opinar si esa evidencia apunta que el ataque iba dirigido a las dos o solo a su madre, como sostiene la policía.

La pequeña fue llevada ayer por un vehículo policial hasta la Emergencia del hospital estatal, a la 1 de la madrugada. Ningún familiar la acompañaba, según se informó.

Manuel Barrios Cano, de 55 años, padre de Ada Barrios, y que también dormía en la casa, sufrió varias lesiones de bala y está ingresado en un hospital público. Como consecuencia tendrá problemas para caminar, afirmaron los familiares. En los primeros seis días de 2013, dos niños han sido atendidos por lesiones de bala en el Hospital Bloom.

Tags:

  • PNC
  • niña
  • intento de homicidio
  • tiroteo
  • ataque armado
  • Nejapa

Lee también

Comentarios

Newsletter