Niñas pierden poder de decisión en el país

La PGR considera que con las uniones tempranas y matrimonios las niñas están perdiendo para toda su vida su poder de decisión. Pasan del control parental al marital y con ese cambio del ámbito familiar al marital solo estarían cambiando de agresor.
Enlace copiado
Niñas pierden poder de decisión en el país

Niñas pierden poder de decisión en el país

Enlace copiado
Que una niña abandone su ámbito familiar para formar su propia familia, con la esperanza de mejorar su situación actual, no va a hacer más que perpetuar un círculo de violencia y frenar, para toda su vida, su desarrollo integral. Lo que hacen es pasar de un control parental a un control marital, así lo afirmó la procuradora especializada en Familia de la Procuraduría General de la República (PGR) , Claudia Cáceres.

LEA TAMBIÉN: UNICEF: JUECES HACEN MALA INTERPRETACIÓN DE LA LEY

Muchas veces, tal vez escapando de alguna situación disfuncional en su hogar, las niñas ven el matrimonio o el acompañarse como una ruta escape, pensando que las cosas van a ser diferentes, pero lo único que hacen es cambiar a la persona que las está agrediendo, que está ejerciendo violencia sobre ellas, “porque quienes van a seguir decidiendo sobre ellos va a ser otro adulto, ellas no van a tener el más mínimo poder de decisión”, advierte la funcionaria.

Según Cáceres, cuando una persona tiene entre 12 y 17 años es el momento en que la niñez y la adolescencia están buscando su identidad, están pensando hacia dónde van, cuáles son sus metas, quiénes quieren ser, qué quiesieran estudiar. También es en esa etapa de desarrollo cuando van adquiriendo las habilidades que cuando sean adultas van a ser necesarias para hacer valer sus derechos, sus opiniones y sobrevivir dentro de una sociedad.

MÁS INFORMACIÓN: JUECES AVALAN MATRIMONIO DE NIÑAS CON SUS VIOLADORES

Sin embargo, con la permisiva legislación actual prevenir esta situación es difícil de lograr.

“¿Qué vulnera el matrimonio infantil y la unión temprana? Su desarrollo integral, todo su proyecto de vida, porque siempre va a estar sometida a un adulto que ejerce el control, que tiene el poder y, por lo tanto, la niñez y la adolescencia se van a ver limitadas en cuanto a tomar cualquier tipo de decisiones, porque dentro del matrimonio o dentro de esa unión temprana no van a tener voz”, recalcó.

Si bien la finalidad del Estado ha sido procurar protección, el abordaje de varios fenómenos sociales siempre han estado determinados desde la óptica de un adulto, que es el que decide qué es lo más conveniente para la niñez y la adolescencia.

En 2009 fue aprobada la Ley Especial para la Protección Integral de la Niñez y la Adolescencia (LEPINA) y entró en vigencia en 2011, este sector no tenía ningún poder decisión, pero con esta legislación se les ha dado al menos la posibilidad de opinión y este tema ha cobrado relevancia.

LEA TAMBIÉN: 22 MIL MENORES DE EDAD EN MATRIMONIO O UNIÓN LIBRE

Los desafíos, no obstante, aún son grandes y más cuando la que mayormente se ve en vuelta en este tipo de situaciones es una niña: “porque se autorizan estas uniones para borrar todo lo que haya pasado, para devolverle la honra si está embarazada, para devolverle el hecho de que la sociedad ya no la vea con discriminación o con desprecio ni que la tilden con calificativos que van en contra de su dignidad; porque es aquí cuando estos matrimonios y estas uniones se vuelven, en la creencia popular, la solución a todos los problemas”, reprochó la procuradora.

Lo que ha sucedido, agregó, es que el Código de Familia fue aprobado en 1994, pero con ideas de una visión de la sociedad que data desde la década de los 80.

Si bien siempre dentro de la Constitución de la República no se concibe, ni dentro del colectivo individual ni dentro del social, que una niña o un niño contraigan matrimonio, porque no saben qué es ni qué implica ni cuáles son las corresponsabilidades entre los cónyugues, se decidió dentro del Código de Familia, que lo más favorable para un niño que viene en camino es la unión familiar.

“Pero en esa búsqueda del Estado por garantizar una familia en la que crezca el no nacido, nos olvidamos que la madre sigue siendo una niña y el padre sigue siendo un niño que también tienen derechos y merecen protección”, anotó Cáceres.

La funcionaria destacó que lo que se ha comenzado a hacer en los últimos meses desde la PGR, como un mandato de la procuradora general de la República, Sonia de Madriz, hacia los procuradores auxiliares, que son los delegados y representantes de ella en cada departamento, es que no autoricen los matrimonios entre personas menores de edad, precisamente porque es una vulneración de sus derechos. Y los casos de adolescentes que llegan a demandar cuota de manutención por embarazo o con un hijo en brazos son informados a la Fiscalía General de la República (FGR) para que se inicie una investigación.
 

Tags:

  • Matrimonio INfantil
  • Uniones Tempranas
  • Violencia Sexual
  • PGR
  • Código de Familia

Lee también

Comentarios

Newsletter