Niño muere de disparo en la frente

El menor llegó fallecido a la Emergencia del Hospital Benjamín Bloom, el sábado por la tarde.
Enlace copiado
Sin ingresar.  El niño fue atendido en la Emergencia del Bloom, pero ya estaba muerto, por lo que no se hizo el ingreso.

Sin ingresar. El niño fue atendido en la Emergencia del Bloom, pero ya estaba muerto, por lo que no se hizo el ingreso.

Niño muere de disparo en la frente

Niño muere de disparo en la frente

Enlace copiado
Un niño de 12 años llegó muerto, el sábado por la tarde, a la Emergencia del Hospital Nacional de Niños Benjamín Bloom, por un disparo en la frente, informó Roberto Trejo, jefe de residentes de Cirugía del centro médico.

El niño fue trasladado al hospital estatal, referido de la unidad de salud de San Juan Opico, en un pick up particular.

El hecho ocurrió en San Pablo Tacachico, en La Libertad.

“El niño tenía una perforación en la cabeza, en la región frontal, cuando lo recibimos en la Unidad de Emergencia ya venía fallecido”, detalló Trejo.

Ante la situación, los cirujanos ya no le brindaron atención y llamaron a la Fiscalía y Medicina Legal para que llegara a hacer el reconocimiento del cadáver, tal y como está detallado en el protocolo para ese tipo de casos.

Los familiares del niño se limitaron a decir que la lesión ocurrió después de una “manipulación del arma”, la que provocó la lesión, sin dar más detalle a los médicos.

En el Bloom desconocen si se trató de un accidente o un ataque, pues no obtuvieron más información sobre el hecho.

El informe médico detalla que la bala generó daños en el cerebro del infante, llevándose de paso el seno longitudinal, que le provocó una hemorragia.

“Cuando se rompe es un sangramiento difícil de controlar”, detalló Trejo.

Las atenciones de niños lesionados por bala han aumentado en 2013 en el Hospital Benjamín Bloom, en comparación con el año pasado. Entre el 1.º de enero y el 4 de febrero fueron atendidos siete menores, cifra que contrasta con el mismo período de 2012, cuando consultó un niño.

De los pacientes atendidos en enero, cuatro infantes siguen hospitalizados en el centro médico.

El niño de cinco años, que recibió un impacto de bala en el pecho, luego de que un amigo de su padre manipulara un arma en Quezaltepeque, recibe alimentación por vena.

La bala le dañó el colon, el estómago y la parte final del intestino delgado (íleon). La Policía Nacional Civil calificó el caso como un “accidente” .

Después de ser sometido a varias operaciones, el menor mejoró y ayer estaba planificado que saliera de la Unidad de Cuidados Intensivos.

El camino de su recuperación será largo pues al menor le reconstruyeron el diafragma, que es el músculo que separa el tórax y el abdomen, ya que el proyectil le ocasionó seis perforaciones, por lo que estuvo hospitalizado con ventilación asistida por varios días.

La semana pasada, en el Bloom también atendieron a una niña de cinco años, originaria de Honduras, que tiene alojada una bala entre la nariz y el ojo derecho.

La menor sufrió esa lesión cuando un hombre disparó contra su casa, ubicada en Antiguo Ocotepeque, fronterizo a El Salvador, relató la madre de la niña.

Tags:

  • niño
  • hospital Bloom
  • bala
  • manipulacion de arma
  • Medina Legal
  • Fiscalia

Lee también

Comentarios

Newsletter