Lo más visto

Niño sufre quemaduras graves con silbadores y otro casi pierde un ojo

El Hospital Bloom atendió a cuatro niños quemados durante Nochebuena, entre ellos uno de seis años que sufrió daños en el rostro.
Enlace copiado
Niño sufre quemaduras graves con silbadores y otro casi pierde un ojo

Niño sufre quemaduras graves con silbadores y otro casi pierde un ojo

Enlace copiado

Cuatro niños quemados fueron atendidos en el Hospital de Niños Benjamín Bloom el 24 de diciembre, según reveló el director de ese hospital, Álvaro Salgado. Con ello, ya se contabilizan nueve niños atendidos por el centro desde el 1.º de noviembre, cuatro más que los registrados en ese lapso de 2016.

Uno de los niños, de 10 años, tendrá que pasar por el quirófano para la reconstrucción del tejido de los genitales y de la parte interior de sus miembros superiores, después de que sufrió graves quemaduras provocadas por los silbadores que había guardado en su pantalón. Un doble problema, pues se trata de un producto pirotécnico prohibido y el niño lo manipulaba sin ninguna supervisión.

“La llama que sale de un silbador es como un soplete que alcanza los 4,500 grados centígrados, que dura 12 segundos. Ahora reflexione que eso estuvo sobre los genitales de un niño... Hacemos un llamado a los padres a evitar que se compren silbadores”, comentó Jorge Meléndez, director nacional de Protección Civil.

Otra de las víctimas es un niño de seis años, quien resultó dañado en un ojo por un volcancito. Él intentaba encender el artefacto con un fósforo. Notó que este no prendía, por lo que decidió observar más de cerca; al hacerlo, una llama comenzó a correr por la mecha y el volcancito encendió. Las llamas le quemaron la cara. Es posible, afirmó Álvaro Salgado, director del Hospital Bloom, que pierda el ojo.

Según Eduardo Espinoza, viceministro de Salud, no todas son malas noticias, pues el número de personas quemadas (adultos y niños) el 24 de diciembre, nueve, fue muy inferior al de esa fecha en 2016 en todo el país, 65. Pero enfatizó el hecho de que tres de estas nueve se quemaron con pólvora prohibida, entre ellas el niño de 10 años.

El funcionario dio parte del crédito en la reducción de las estadísticas a los registros realizados el 24 de diciembre por la Policía Nacional Civil, que decomisó 120,652 productos pirotécnicos permitidos pero que se comercializaban en lugares no acreditados. En el mismo operativo incautaron 4,003 piezas de pólvora prohibida. Dentro del marco del Plan Belén, las autoridades han atendido 267 emergencias, una cifra menor a la de 2016, cuando hubo 282.

Lee también

Comentarios