“No estamos haciendo un libro de historia, es una versión más de la guerra”

El jueves 22 de enero de 2015 se estrena en salas de cine de El Salvador el segundo volumen del documental “Archivos perdidos del conflicto”, del director Gerardo Muyshondt.
Enlace copiado
“No estamos haciendo un libro de historia, es una versión más de la guerra”

“No estamos haciendo un libro de historia, es una versión más de la guerra”

“No estamos haciendo un libro de historia, es una versión más de la guerra”

“No estamos haciendo un libro de historia, es una versión más de la guerra”

Enlace copiado
El segundo volumen de “El Salvador: Archivos perdidos del conflicto” se va a estrenar el próximo jueves 22 de enero en las salas de cine del país. El director de este documental, Gerardo Muyshondt, habló acerca de su filme, del período que abordará su trabajo, de algunas relevancias que contiene la producción y sobre algunas reflexiones de contenido y mercadeo tras las críticas al primer volumen.

Y también habló de los tiempos en los que va a lanzar el segundo volumen de su documental: la campaña electoral para alcaldes y diputados de 2015. A pesar de la insistencia de los periodistas al tocar el tema de las influencias o incidencias que pueda tener este trabajo acerca de la guerra salvadoreña, en la que los protagonistas beligerantes y políticos de aquel tiempo aún tienen presencia en el acontecer del país en los días actuales, Muyshondt asegura que la intención no pasa de ser de mero mercadeo.

¿Qué va a ver el público en el segundo volumen de este documental? Guerra. Una guerra “dura, cruda, ácida”. Así lo describe su director: “De las cosas más relevantes que se tocan acá: la masacre de El Mozote, el asesinato de aquellas monjas estadounidenses que fueron asesinadas por algunos exmiembros de la Guardia Nacional, se habla también de las matanzas que hicieron las guerrillas del FMLN, tanto en sus filas propias como también contra poblaciones similares a El Mozote. Se habla de cómo se creó ARENA. El cambio que tuvo D’Aubuisson en el transcurso de los años ochenta. De cómo pasó a ser, según la misma gente de izquierda, una persona que dirigía operaciones paramilitares a ser el máximo dirigente político de la derecha salvadoreña”.

El segundo volumen se detendrá en la asunción de Alfredo Cristiani como presidente de la República en 1989, en plena guerra y en las vísperas de la ofensiva “Hasta el tope” que lanzó el FMLN en el mes de noviembre de ese año.

Con una línea conceptual ininterrumpida de gráfica y contenido en su técnica, así como con la continuación de la dinámica de relatar las historias por boca de los entrevistados, el segundo volumen de “Archivos perdidos del conflicto” va a contar cómo fue la guerra, al menos nueve años de ella. Muyshondt comenta que habrá recreaciones de los sucesos más relevantes, aunque, dijo, se abordará un suceso que no ha sido tan detallado en otras versiones: las matanzas de San Vicente.

“Hay señalamientos bien directos al actual presidente de la República como uno de los máximos responsables de una de las matanzas que la misma gente del FMLN combatiente lo señala. Estamos seguros de que va a ser una de las cosas que van a llamar muchísimo la atención de este segundo volumen. Al comandante Leonel (Salvador Sánchez Cerén) me hubiera gustado darle la oportunidad del contraste, de qué opina él de acusaciones bien serias que le hacen tipos que pelearon a la par de él en las FPL”, dijo.

Fechas, nombres y detalles de matanzas internas del FMLN en San Vicente, en los testimonios de exguerrilleros, se relevarán en este volumen, adelantó el director.

“La verdad absoluta”

Muyshondt asegura que con este proyecto de su documental en tres volúmenes no pretende sentar una verdad absoluta de lo que ocurrió en El Salvador. Dice que su trabajo es solo el repaso, desde una perspectiva específica, del conflicto. “Este documental es solo una versión más de todas las versiones que existen acerca de lo que sucedió en la guerra. Mejor es oír mil versiones distintas de un mismo hecho y sacar nosotros nuestra propia conclusión. No estamos haciendo un libro de historia”, comentó el director.

Y por eso mismo asegura que su producción aprovechará el momento político de una elección para salir a luz, sin buscar incidir, según él. “Si se cree que una película va a influir en una elección, entonces solo viéramos películas antes de ir a las elecciones. Esto no es propaganda. La gente anda a flor de piel el tema de la política, entonces es como una tormenta perfecta, porque el proyecto se vuelve acorde al tiempo”, comentó el director.

El papel del Ejército

Muyshondt admite que en el documental no se abordan muchas interioridades del Ejército salvadoreño de los setenta y ochenta como sí se hace del FMLN, que fue guerrilla durante el conflicto.

“Esta es una decisión más editorial que conceptual, como también de facilidad de conseguir archivos de aquella época. El grupo de los militares ha sido el que menos espacio de expresión ha tenido en esto. A mí me hubiera gustado que hubieran tenido más presencia en el documental, pero sí fue el grupo más esquivo de todos”, comentó.

En esta entrega se vuelve a usar material periodístico nacional y no de corresponsales extranjeros.

Tags:

  • Archivos Perdidos Conflicto
  • Gerardo Muyshondt

Lee también

Comentarios

Newsletter