“No hay dos Cortes, hay una sola, electa legítimamente”

El presidente de FUSADES asegura que la crisis actual requiere una salida política, que arranque por respetar los fallos de la Sala de lo Constitucional. Confirmó que los empresarios se han apartado del Asocio para el Crecimiento, mientras esto no se resuelva.
Enlace copiado
“No hay dos Cortes, hay una sola, electa legítimamente”

“No hay dos Cortes, hay una sola, electa legítimamente”

Enlace copiado
&nbsp;</p><p>Francisco de Sola es un empresario conocido y respetado en El Salvador. Durante años fue parte de la Comisión Nacional de Desarrollo, que elaboró estrategias de largo plazo para el país, y las sugirió luego a los gobiernos en turno. Ahora, al frente de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES) se pronuncia por una pronta salida a la crisis generada en la Corte Suprema de Justicia, tras la instalación de magistrados cuya elección fue declarada ilegal por parte de la Sala de lo Constitucional.&nbsp;</p><h2> ¿Qué enfoque tenemos que darle como país a la crisis entre la Corte Suprema y la Asamblea?</h2><p>Tenemos que resolver esta crisis, que es un serio diferendo entre políticos, y posiblemente entre poderes, y ver al futuro. De aquí tenemos que sacar resoluciones que favorezcan al país por medio del fortalecimiento de nuestra democracia; yo, personalmente, estoy muy esperanzado que esto va a ser el resultado final. Para mí, es muy sencilla la conclusión: no hay dos Cortes, hay una sola Corte, que es la Corte legítimamente electa anteriormente. Lo que ha ocurrido el 15 de julio es algo serio y muy desafortunado, que lamentablemente va a pesar sobre nosotros, pero la solución está en manos de los políticos, posiblemente incluso en manos del señor presidente, y la sociedad civil, como ustedes ven, se ha manifestado contundentemente a favor de que la democracia y el Estado de Derecho persista, y de que hay que acatar los fallos de la Sala de lo Constitucional.&nbsp;</p><h2> ¿Para usted, la solución viene por acatar el fallo?</h2><p>La solución viene por acatar los fallos y buscar solución a los últimos eventos que han ocurrido, en que se han violentado oficinas e instalado magistrados ilegalmente electos, y hay que reparar el daño al sistema judicial, y que se ha roto su modus operandi, se ha roto probablemente la confianza del modus operandi entre jueces y administradores, e incluso se ha violentado mucho el modus operandi entre diputados, esto ha estresado no solo a los órganos principales de esta democracia, sino que al país entero, eso hay que repararlo.&nbsp;</p><h2> ¿Se podría ratificar a los magistrados electos en 2006 y 2012, o hay que comenzar de cero?</h2><p>Yo no me quiero meter a opinar sobre eso, creo que es parte de una negociación y sus conclusiones, pero todo comienza con aceptar que hay una sola Corte, que hay una sola Sala de lo Constitucional, y que sus fallos y sus decisiones deben ser acatados por todo mundo, no importa es la Asamblea, el presidente, o un ciudadano. Al final del día lo importante aquí es que volvamos a un estado de respeto, orden y obediencia a la ley, eso se llama Estado de Derecho, no se puede decir estos fallos no me gustan y por tanto no los voy a acatar, sino solo los que me gustan, así no funciona esta democracia. Así no funciona la democracia que queremos, esos son gajes de un pasado que no va a volver.&nbsp;</p><h2> ¿Cómo afecta esta crisis institucional al ciudadano común y corriente?</h2><p>Esto afecta a toda la población, porque en la medida que el Órgano Judicial, particularmente la Sala de lo Constitucional, no se le respete y no proteja el orden que ella representa, es una invitación a que se empiece a desmoronar nuestro sistema de leyes, de contratos, de acuerdos, de procedimientos, y eso no puede ser, este país ya pasó de una etapa de conflicto civil a una de democracia, y al pasar por estar crisis debilitamos un proceso democrático que por cierto cobró mucho apoyo y mucho respeto internacionalmente. Lo triste es que en poco tiempo hemos venido perdiendo esto con actos como los que estamos viendo ahora, entonces la respuesta es sencilla: en la medida que no tengamos orden, respeto y obediencia, esto trabaja en desmedro de la democracia y no lo merecemos, al final podemos perder nuestro régimen de libertades y derechos.&nbsp;</p><h2> ¿Cómo ha visto el papel que ha jugado el presidente de la República en esto?</h2><p>Con todo respeto, yo lamento que el presidente tomó parte desde un inicio tempranero con la Asamblea y los diputados que están tratando de coartar el rol de la Sala de lo Constitucional, por tanto, esto afectó su rol natural como mediador o como actor importante en buscar una pronta resolución de este caso. Tengo la impresión de que el presidente pueda haber cambiado de posición y no hay duda de que con la alta investidura que él posee tiene un rol importante en la salida del país de esta crisis.&nbsp;</p><h2> ¿Qué opina de la presión que está ejerciendo el Gobierno de Estados Unidos, para resolver la crisis dentro de la Constitución?</h2><p>Esto incluso demuestra no solo el interés que Estados Unidos tiene en El Salvador, sino mucho sobre Estados Unidos. Si usted recuerda en la elección Bush contra Gore, que llegó hasta el último filo y la impugnación de los resultados se llevó a su Corte Suprema de Justicia, fallaron a favor de los Republicanos, y el candidato Gore, en ese momento vicepresidente, con enorme tino de respeto, orden y obediencia, hizo que su partido acatara el fallo de la Corte Suprema. Los norteamericanos tienen un respeto radicular por su Constitución, y quieren obviamente ver eso en sus socios comerciales, políticos y emocionales, como somos nosotros. Definitivamente, la pronta reacción de los senadores y los representantes es un mensaje muy claro a El Salvador, para que volvamos al orden constitucional.&nbsp;</p><h2> También hay preocupaciones, de parte del sector privado, de que si esto se prolonga se afecte al FOMILENIO II y al Asocio para el Crecimiento.</h2><p>El sector privado se ha demostrado unánimemente muy preocupado por esto, incluso aquellos que participamos en el Asocio para el Crecimiento estamos esperando que el presidente nos reciba, para explicarle con el respeto que él se merece, que nuestra participación en el esfuerzo, que por cierto es muy loable y serio, está en suspenso mientras no volvamos a una situación de Estado de Derecho y de constitucionalidad, y se calme esta situación. Estos conflictos entre la sala y la Asamblea no son buenos para el clima empresarial, alteran la tranquilidad y detienen la confianza que debe haber afuera para venir a invertir aquí.&nbsp;</p><h2> ¿Cómo afecta a la economía esta incertidumbre?</h2><p>El país, lamentablemente, está en un ciclo de muy bajo, si no nulo, crecimiento. En la medida que no vengan inversores, o que inversores locales no impulsen la economía, se crean menos empleos y circula menos dinero en la economía, y eso nos afecta a todos. Y ahora que estábamos en un proceso de mover una agenda de competitividad y de crecimiento, esta crisis ha venido a descarrilar todo y tenemos que rescatar lo bueno de lo que se había trabajado. Todavía le quedan dos años de trabajo a este Gobierno, por tanto es importante que se resuelva esto y volvamos a la senda de construir todos juntos una plataforma de desarrollo y de crecimiento.&nbsp;</p><h2> De hecho se canceló la presentación, de parte del Ejecutivo, del paquete de leyes para el fomento de la inversión...</h2><p>Todo esto ha quedado en vilo, hemos trabajado mucho en este paquete de leyes, no son perfectas, pero ha sido un gran avance en trabajo conjunto, con respeto y entendimiento para sacar esto adelante.&nbsp;</p><h2> ¿Cuándo será un buen momento para retomarlo?</h2><p>Evidentemente, cuando se termine la crisis, por medio del acatamiento de los fallos de la Sala de lo Constitucional, una negociación política de los magistrados que fungirán en la Corte Suprema de Justicia, probablemente una solución sobre el también inconstitucional nombramiento del fiscal, y unos acuerdos que quizás serán discretos, de cómo operar el entendimiento entre la Legislatura y la Corte Suprema de aquí en adelante, y qué arreglos tendrán los políticos para entenderse cuando vienen situaciones en las que es difícil ponerse de acuerdo, como lo manifiesta esta. Yo no veo que no se pueda rescatar la agenda de crecimiento, si hay conciencia de que es absolutamente fundamental para que el país salga adelante.&nbsp;</p><h2> ¿Cómo ve FUSADES que la Asamblea insista en esperar un pronunciamiento de la Corte Centroamericana de Justicia?</h2><p>Es lamentable lo que ha ocurrido, porque la Corte Centroamericana de Justicia a todas luces no tiene competencia en esta crisis. El que ciertos diputados y en cierto sentido el señor presidente han dicho que se tenga que esperar el fallo, es parte de la negociación, pero nunca se ha concebido que la Constitución de El Salvador puede ser supeditada a fallos de una Corte Centroamericana supranacional. Esto va a redundar en un deterioro de esa Corte, que tiene un rol importante en el esquema de integración de la región, y para El Salvador.&nbsp;</p><h2> Han surgido voces también de que se necesita una nueva Constitución, ¿cree que se generarán cambios a este nivel?</h2><p>Creo que hay dos cambios importantísimos. No estamos hablando de los errores del pasado, que se hicieron elecciones también dos veces por anteriores legislaturas, que gente se pronunciaba a favor y en contra, hoy tenemos una nueva situación, tenemos la necesidad de tener una democracia vigorosa, creativa, bien arraigada en estructuras firmes, y lo que va a salir de esto creo que va a tomar eso en cuenta. Vamos a tener un mejor respeto entre las instituciones y un modus operandi de respeto y orden entre los principales actores. Y otro factor muy importante es que en este último año y medio hemos visto el despertar de la sociedad civil, la fuerza, la profundidad y la elocuencia con la cual se ha manifestado en defensa de la Constitución y del Estado de Derecho es asombrosa y alentadora. Creo que los diputados no se habían dado cuenta de ese fenómeno, y el hecho de que ahora tenemos desde universidades, comentaristas, figuras públicas desde un lado del espectro político hasta otro, uniéndose en defensa del esquema constitucional, es una cosa de fundamental importancia para el futuro, y sobre eso hay que construir una democracia más vigorosa y fuerte. &nbsp;</p><h2> ¿Ve una solución en los próximos días, o la crisis empeorará?</h2><p>No es cuestión de rapidez, sino de una solución integral, y por tanto hay que tener paciencia. Ahora, en la medida que se alarga, hay problemas que crecen: se violentan oficinas en la Corte Suprema, se mete la autoridad pública en defender cosas que son indefendibles, magistrados toman posiciones que después va a ser muy difícil retroceder, los mismos diputados dicen cosas que después será difícil cambiar, y lo peor de todo es que al romper el orden judicial pueden empezar a emitirse diferentes juicios por diferentes instituciones, lo cual confunde todo. Pero el asunto es una solución política integral, que incluso va a necesitar un tipo de validación de la sociedad, FUSADES por ejemplo está muy atenta a eso, y yo sí tengo la confianza de que de esto vamos a salir mejorados, no desmejorados.</p><p>&nbsp;</p>

Tags:

  • el-salvador
  • politica

Lee también

Comentarios

Newsletter