No hay manera de alimentar al Hospital Rosales así como está”

Así se refirió al Hospital Rosales, del que se ha evidenciado descuido por años. Dice que han invertido $18 millones, pero por ser vetusto no se ve.
Enlace copiado
No hay manera de alimentar al Hospital Rosales así como está”

No hay manera de alimentar al Hospital Rosales así como está”

No hay manera de alimentar al Hospital Rosales así como está”

No hay manera de alimentar al Hospital Rosales así como está”

Enlace copiado
Violeta Menjívar aceptó que las instalaciones del Hospital Rosales “ya no dan para más”; consideró que si bien hay lugares que han sido remodelados, “hay otras zonas en las que para qué se va a invertir”. MINSAL analiza 13 de 40 terrenos del Estado para construir el nuevo Rosales –el que han venido pensando desde el quinquenio anterior–, para el que necesitan 3.5 manzanas. La ministra dijo que parte del terreno del actual hospital, el laboratorio Max Bloch y el ex Hospital Militar son valorados para construirse ahí el nuevo centro asistencial.

Este nuevo Hospital Rosales saldrá de $170 millones que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) prestaría al Gobierno de El Salvador para financiar el Programa Integrado de Salud fase II (PRIDES II), $80 millones serían para el nuevo Rosales.

¿Cómo avanza el trabajo para el nuevo Hospital Nacional Rosales?

Hay una proyección de construir un hospital de alta complejidad, el nuevo Rosales. El actual hospital viene del siglo pasado, más de 100 años –casi 114 años– de estar funcionando desde 1902. Cuando nosotros vinimos en 2009 encontramos un Hospital Rosales absolutamente deteriorado. Creo que un símbolo de la salud pública, y lo voy a decir en palabras un poco duras, de desprecio a la salud pública, ha sido el Hospital Rosales.

Los esfuerzos han sido insuficientes, el local evidencia muchos daños y carencias no han contado con los fondos o el apoyo para restablecerlo por completo.

Sí. Yo le puedo decir así para que quede la justicia: al Hospital Rosales, como es un edificio vetusto, viejito, a menudo no se mira lo que le hemos metido al Rosales, pero sí ha tenido.

¿Desde cuándo?

Desde que entramos. Quinquenio anterior... Desde la reforma de salud (2010). En total, 376 nuevos recursos, se han renovado 13 servicios en el viejito hospital y se han aumentado 160 camas: pasamos de 536 en 2009 a 696 camas... un esfuerzo importante. En el quinquenio anterior, con la ministra Rodríguez, con el equipo, hemos trabajado... Teníamos una fijación por el nuevo Rosales, pero por las otras cosas (construcción de los cuatro hospitales del proyecto RHESSA) era imposible. El país no tenía ni tiene la capacidad para sacar adelante todo lo que nos falta. Se le han invertido millones al Rosales, pero resulta que cualquiera que va al hospital encuentra la situación como está... donde no hay manera de seguirlo alimentando así como está, porque si bien es cierto lo que se ha intervenido, esa instalación ya no da para más. Se necesita una nueva pensada.

Si hacen falta recursos y esa ha sido la limitante, ¿por qué no aprovechar el terreno que ya se tiene para construir el nuevo Hospital Rosales y aprovechar terrenos como el de la Brigada Militar?

Yo solicité al CNR hace tiempos (ver) terrenos... y nos mandaron 40, porque quería explorar los terrenos del Gobierno; de ellos, le vimos factibilidad a 13 (nuevos en todo San Salvador, incluso el área metropolitana): para ese hospital se necesita no menos de 3.5 manzanas. La elección preferencial es hacerlo en la misma zona, no sé de dónde inventan que nos salimos de ahí... no es así. Hay unos terrenos que no reunían las condiciones (muy pequeños, no son planos), pero la misma zona del Rosales no la hemos descartado.

Se podría construir en el Hospital Rosales...

Dentro del Hospital Rosales hay una parte que no la podemos tocar por ley... olvidémonos de esa parte porque es patrimonio cultural: la parte vieja y linda de los portales. Lo ideal sería que hubiera una combinación entre lo antiguo y lo nuevo. El Rosales no se puede borrar de un plumazo. Dentro del actual Rosales hay otros espacios, desordenados, feos, que se pueden utilizar, como los parqueos, porque en el nuevo edificio se pueden habilitar y otros que se pueden demoler, respetando la parte histórica.

¿Eso alcanzaría?

No basta con lo que se tiene de zonas demolibles... no nos alcanza. Pero sobre la Roosevelt hay un terreno, un edificio, donde está el laboratorio Max Bloch... ese se puede ocupar y después de él (edificio) hay otro que es el viejo Hospital Militar. Con todo ese terreno más lo que se puede utilizar del actual, pueden salirnos las 3.5 manzanas. Pero resulta que esa área tiene protección cultural: el viejo laboratorio y el Militar. Pero estamos en conversaciones, porque puede hacerse excepciones; si todo eso nos sale bien, podría ser una posibilidad donde se podría combinar lo viejo hermoso del hospital, quitar lo viejo feo y utilizarlo; además, los dos pisos de Especialidades son modernos, se pueden usar.

¿Y el de la alcaldía (que les había ofrecido)?

Es que no da la cantidad. Con la Alcaldía de San Salvador no solo estamos viendo el Hospital Rosales, estamos negociando con la alcaldía el terreno de la Unidad Especializada de San Jacinto, porque está muy pequeña para la gran demanda que tiene.

¿Cuántas especialidades tiene el Rosales?

Anda por las 25, pero la oferta de servicios es limitada porque no puede crecer el hospital. Las especialidades son las mismas, pero fortalecidas.

¿Qué incrementaría?

Un poco más de 25 especialidades: entre 10 a 12 especialidades de medicina y 14 subespecialidades de cirugía.

¿El personal incrementaría?

Sí.

¿En cuánto?

No le puedo decir ahorita, pero están los datos ahí... Pero todavía no queremos (decir) tanto... Le quiero decir algo: la gente cree que solo va a ser el Rosales, esa es la magna obra, la más grande, pero también está el hospital de la zona norte de San Salvador, en Apopa. Este ayudará al nuevo Rosales para descongestionarse, al igual que al Zacamil.

¿La gente de los sindicatos sigue cuestionando el trabajo del ministerio?

A veces uno no sabe qué decir. Dicen que no hemos hecho nada, que los ECOS no han servido de nada... hay como tres o cuatro análisis independientes para ver lo que ha servido, el primer nivel de atención.

Esa es una fuerte crítica...

No, pero ahí están los indicadores. Una bondad que ha tenido esta reforma de salud es que ha sido integral: ni solo nos hemos dedicado al primer nivel de atención, ni solo nos hemos dedicado a hospitales. Si no fuera por los ECOS, por la mejoría del primer nivel de atención, no tuviéramos indicadores que son verificables, lo sabe OPS, OMS.

Hay lugares en el Rosales que no se han tocado (atendido). ¿Ha sido precisamente porque son patrimonio?

Hay una parte que no se puede tocar porque es patrimonio, pero hay 13 servicios que sí se tocaron, están remodelados, bonitos. Pero hay otras zonas en las que para qué va a invertir... Desde el quinquenio pasado estamos pensando en el nuevo Rosales. Siempre que hemos querido poner esos rincones tan feítos (sic) que tiene el Rosales... Lo único que podemos hacer es mantenerlo limpio. ¿Para qué va a invertir si esa zona probablemente habrá que demolerla y utilizarla de mejor manera? La parte que no se pueda tocar se puede trabajar un concepto muy bonito con la Secretaría de Cultura, de memoria histórica. Y además se pueden quedar unos servicios ahí. Todo eso se está pensando.

Si se llega a mover el hospital de la zona actual, ¿qué pasaría con el hospital que se tiene ahora?

Hay que pensar en una transición. El nuevo no es para cosas sencillas, sino para trasplantes, operaciones de neurocirugía, oncología, ortopédicas complicadas y el resto las hacen los hospitales de segundo nivel del área metropolitana, incluyendo el nuevo de Apopa. El Rosales tiene una grande de servicios que son de segundo nivel, esos van a desaparecer y se pueden descentralizar en el nuevo de la zona norte y en los otros siete que funcionan en el área metropolitana.

Sería una transición, pero luego ¿quedará en el abandono?

De ninguna manera. En caso de que no se pueda concretar lo de los edificios (nuevo hospital) ahí, se puede hacer un concepto de memoria histórica o de mantener algunas instalaciones, en esa discusión estamos.

¿Cuándo se tendrá definido el lugar?

Pronto. En la próxima misión que venga del BID vamos a tener esas definiciones. No puedo decir cuánto exactamente. El BID ya fue a revisar todos esos terrenos.

¿Cuánto se han trazado para tener listo el nuevo hospital?

Si eso se vota luego (instalaciones, espacios desocupados del actual Hospital Rosales), es cuestión de meses. Una vez que se aprueba el préstamo, no es tan rápido, ya que vienen temas de elegibilidad del proyecto, cuando llega el primer desembolso. Pero si se aprueba eso (en la Asamblea) o antes de la aprobación, ya con el BID con fondos no reembolsables, corremos con el diseño.

¿En este quinquenio se entregará el hospital?

Claro. Pues un hospital como ese lleva bastante tiempo. El de la zona norte puede ser más sencillo, el otro (Rosales) es más complicado. Esa es la apuesta, terminarlo.

¿Si se hace en los terrenos del Hospital Rosales, los costos serían de $80 millones o se reducirían?

Fíjese que eso de que pueda salir más barato ahí quién sabe, porque las demoliciones son caras y puede haber mucha inversión en demoliciones. Creo que puede salir igual y ojalá que menos, pero a veces es más caro demoler y ahí habría que demoler varias cosas.

En los próximos días definirían...

En las próximas semanas estaríamos definiendo el lugar, porque estamos trabajando con la Secretaría de Cultura que pueden recomendar que algunas áreas se preserven para no violentar. Los técnicos de SECULTURA ya fueron a verificar (antiguo Hospital Rosales) y ya están dando recomendaciones.

¿Se ve más viable poder ejecutar la nueva obra ahí?

Pienso que sí, es viable. Pero por eso tenemos otras alternativas que estamos estudiando. Dónde hacerlo hay... Sería en la zona metropolitana.

Una de las criticas del SIMEHR era que mencionaban una zona que estaba por FENADESAL, una zona bien conflictiva y en la que también estarían expuestos los estudiantes de la Universidad de El Salvador...

Lo que pasa es que hay que tener alternativas. Cuando se hace una megaobra en un lugar supuestamente conflictivo, el hecho mismo de la construcción de la obra lo limpia. Pero en eso no debe haber problema porque vamos a buscar el lugar de acuerdo con lo que se está discutiendo con el BID, de acuerdo con las necesidades planteadas por el ministerio y de acuerdo con las posibilidades.

Tags:

  • hospital rosales
  • prestamos
  • bid
  • construccion

Lee también

Comentarios

Newsletter