Lo más visto

Más de El Salvador

“No hemos tenido casa de verdad”

Enlace copiado
Enlace copiado
Liliana Fuentes Monroy

Íngrid Escobar, de 20 años, y su suegra Argelia Benítez, de 56, palmeaban las tortillas que colocaban en un comal de metal pando de recibir tanto fuego sobre la improvisada hornilla de ladrillos viejos; laboraban bajo los árboles, a unos pasos de la calle, en el kilómetro 173 del litoral, en Intipucá, La Unión.

Tres champas de plástico con algunas tejas es lo que poseen; habitan en cada una al menos cinco personas que duermen en viejas hamacas. No tienen nada más.

“Han sido terribles estos días, nos mojamos en el invierno, ahí están los niños con gripe y calentura, no tenemos agua para beber, es triste, pero ahí vamos; hay que seguir luchando”, expresó Benítez, sin dejar de voltear las tortillas con puntitos negritos ya que eran de maíz y maicillo, para que abunden.

Veraneras y “flores de las 11” color morado son lo único colorido que parece dar alegría entre las láminas picadas, la madera roída y los techos de plástico y tejas.

“Nunca hemos tenido una casa de verdad, ni tierra, mucho menos escritura de alguna propiedad, con nuestra pobreza es poco lo que podemos hacer, pero si el Presidente (de la República, Mauricio Funes) nos da dónde vivir, nosotros vemos cómo hacemos”, dijo en voz baja Argelia.

Yoselin Salgado, una de las madres que la UMO obligó a salir de su vivienda mientras les apuntaban con fusiles con balas de goma, ríe del episodio en el que recuerda llevaba en brazos a su bebita de ocho meses, una lora en la cabeza y una caja de cartón con sus pocas pertenencias.

“Nos han dicho que nos van a ayudar, pero ya vamos a tener un año así. Pero tenemos esperanza”, afirmó.

Tags:

  • La Unión
  • Intipucá
  • habitantes

Lee también

Comentarios