Lo más visto

Más de El Salvador

El Salvador  / politica Jackeline Rivera

“No le quepa duda de que vamos a reordenar S. S.”

La candidata del FMLN no se compromete a ordenar el centro de San Salvador en un periodo de tres años, pero dice que hay que iniciar el proceso.
Enlace copiado
“No le quepa duda de que vamos a reordenar S. S.”

“No le quepa duda de que vamos a reordenar S. S.”

Enlace copiado

“Diálogo”. Es el mecanismo que la candidata a la Alcaldía de San Salvador por el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Jackeline Noemí Rivera Ávalos, ofrece para iniciar un proceso de ordenar el centro de la capital, junto a los vendedores. Pero, no se compromete a que eso suceda en un periodo de tres años, para el cual son electos los alcaldes en el país.

Gallegos no renuncia a que se legalice la pena de muerte

Son las 8:30 de la mañana del miércoles 10 de enero. Esta entrevista inicia con media hora de retraso, en la sexta planta de la Asamblea Legislativa, donde los diputados que son directivos tienen sus oficinas, como parte de los privilegios que se adjudican, así como vehículos, vales de gasolina y mayor posibilidad de viajar. Rivera Ávalos es diputada y quinta secretaria de la directiva. La entrevista, además, inicia con un poco de prisa porque es día de sesión plenaria.

“Vamos a implementar un sistema integrado de seguridad para San Salvador, donde en un solo lugar y con una sola llamada usted puede pedir el auxilio de los bomberos, de la policía, de una ambulancia, si tuvo un accidente de tránsito, de si usted es objeto de violencia intrafamiliar”.
Jackeline Rivera, candidata a alcaldesa de San Salvador por el FMLN

A lo largo de esta conversación habla de sus propuestas, la designación de su candidatura luego de que el partido expulsó de sus filas al actual alcalde, de su vida en la guerrilla y la transición hacia la vida civil.

“Seremos transparentes y la gente decidirá las obras”

¿Cómo lograría ordenar el centro de San Salvador?, es la primera pregunta sobre su plan municipal. Responde que es un proceso en el que se debe de garantizar los derechos de los peatones y de los vendedores formales e informales, con quienes se debe de trabajar. No se atreve a firmar que eso se logre en tres años, pero no quiere dejar la “menor duda” que va “a reordenar San Salvador gradualmente”.

Se compromete a mejorar la infraestructura y crear más mercados, plazas comerciales populares, y líneas de créditos a vendedores informales.

Pero los problemas que acechan en el centro también son las estructuras criminales y pago de extorsiones. La aspirante dice que en el tema de seguridad, a las municipalidades les corresponde ponerse a la cabeza con la prevención, de lo contrario, por muchas medidas que realice el Gobierno, la Fiscalía y la Policía Nacional Civil, no habrá efectividad.

Para eso pretende apostar a generar oportunidades y becas de estudio a jóvenes. Dentro de su plan está crear una “ciudad joven”. “Tenemos algunos compromisos con universidades que nos han dicho que nos van a apoyar con becas, una parte la va a poner la alcaldía y otra parte las universidades”, asegura.

Desde la silla edilicia dice que se pueden implementar medidas disuasivas del cometimiento de delitos. La candidata propone “un sistema integrado de seguridad para San Salvador”, para que la gente pida ayuda de las instituciones ante cualquier incidente o emergencia. Este sistema de protección, asegura, tendría mil cámaras de videovigilancia, que se completaría con otras 600 cámaras que el gobierno del FMLN ha presupuestado dentro del programa de prevención para San Salvador.

Otra de sus ideas es incrementar en 400 el número de miembros del Cuerpo de Agentes Metropolitanos (CAM) y capacitarlos en derechos humanos para que asuman una labor de proteger a los ciudadanos.

Para atender las zonas vulnerables, plantea un plan de rescate de ríos y quebradas, sacar a la gente que vive a las orillas y ofrecerles viviendas. Piensa replicar una experiencia de “vivienda con ayuda mutua”, que se desarrolló con el apoyo de cooperativas en el barrio de San Esteban. “Ese es un sistema de vivienda que desde la municipalidad lo vamos a promover... funciona a través de cooperativas, la municipalidad puede procurar el espacio donde se construya y la cooperativa las hace”, explica.

También dice que en su gestión construiría edificios para alojar a los estudiantes que viajan hasta San Salvador, desde el interior del país.

En 2019 finaliza el contrato que tienen las alcaldías del Área Metropolitana de San Salvador (AMSS) con la empresa de Manejo Integral de Desechos Sólidos (MIDES). Rivera Ávalos lamenta que las comunas no tengan otras opciones para atender el tema de los desechos sólidos, pero dice que en caso de renovarse hay que mejorarlo, por ejemplo, en establecer procesos de separación de la basura.

Sobre las finanzas de la comuna, asegura desconocer el estado actual, pero promete modernizar los sistemas de cobros en línea para aumentar la recaudación en $10 millones, en los primeros dos años.

Guerrillera, abogada y diputada

Rivera Ávalos nació el 29 de enero de 1971 en un cantón del municipio de Cinquera, Cabañas. Al hablar de su vida, empieza diciendo que proviene del seno de una familia muy humilde. Es la segunda de cuatro hermanos. Su madre, que ya falleció, era Maritza Ávalos y su padre, Toribio Emilio Rivera.

A los ocho años entró a la guerrilla junto a su familia y se afilió a las Fuerzas Populares de Liberación (FPL). Se dedicaba a labores de comunicaciones, que en un inicio era llevar “papelitos de un lugar a otro” y luego trascendieron a usar radios.

Al finalizar la guerra tenía 21 años de edad y segundo grado de escolaridad. Cuenta que con su hija amamantando, de quien omite hablar, empezó a estudiar noveno grado y bachillerato en un programa educativo acelerado, que se aprobó luego de la firma de los Acuerdos de Paz para darle la oportunidad a quienes venían del ejército y de la guerrilla.

Se graduó de abogada en la Universidad Tecnológica de El Salvador, y luego obtuvo el título de notaria. Hasta 2005 trabajó en el Órgano Judicial, y pasó a ser asesora en el Tribunal Supremo Electoral.

Desde 2009 es diputada de la Asamblea Legislativa. En un inicio era candidata a síndica, pero tras la expulsión del actual alcalde, el partido la designó como candidata. Ella dice que es un plan de Dios.

Jackeline Noemí Rivera Ávalos

Profesión: Abogada y notaria.

Trayectoria: Asesora del TSE, mecanó-grafa, secretaria de Cámara de Segunda Instancia CSJ.

Su plan de trabajo: Dialogar con vendedores para ordenar el centro, nueva policía municipal, más mercados, ciudad mujer capitalina, ciudad joven, construir viviendas, y aumentar la recaudación tributaria.

Lee también

Comentarios