Lo más visto

Más de El Salvador

“No podemos seguir apostando a enseñar cómo se usa el corvo”

Cerca de 700,000 puestos de trabajo son generados desde el sector privado en El Salvador. Para incrementarlos necesitan estrategias públicas de desarrollo, dice Luis Cardenal, presidente de ANEP.
Enlace copiado
Luis Cardenal

Luis Cardenal

Enlace copiado

L a edición de este año del Encuentro Nacional de la Empresa Privada ENADE está centrado en el desarrollo y empleo, con enfoque en la seguridad y predictibilidad. Luis Cardenal, presidente de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), explica que esta edición estará vinculada a la de 2018 donde nuevamente el tema principal será el desarrollo y empleo pero desde la perspectiva de educación e infraestructura.

El salvadoreño en EUA es cuatro veces más productivo que el que   está aquí y  es el mismo salvadoreño que aquí no tenía empleo,  pero la diferencia radica en que el sistema allá  funciona, entonces por qué no se replica eso aquí, eso es lo que proponemos”.

Cardenal considera que el tema el desarrollo no es un acto ni un deseo, sino un proceso que incluye diferentes etapas y se trabaja en diferentes campos para que al final exista un resultado. El empresario agrega que para el documento de este año han tomado de referencia el libro “Por qué Fracasan los Países” de los economistas Daron Acemoglu y James A. Robinson, que explica cómo las políticas económicas que dictaminan los dirigentes de los países pueden ayudar al desarrollo y la prosperidad o estancar a un país.

¿Qué evaluación hace de los últimos diez años en materia de empleo?

No estamos cumpliendo con las necesidades y expectativas de la gente en el país, decía Juan Pablo II que “el empleo es la mejor manera de combatir la pobreza”, y si el combate a la pobreza es una prioridad para el país la generación de empleo también debería serlo. Y para generar empleos se requieren condiciones para atraer inversiones y estas son las que no están dadas y por eso en todos los indicadores oficiales y extranjeros resulta que hemos sido, en los últimos diez años, el país que está a la cola en la atracción de inversión, crecimiento y desarrollo, y hay que cambiarlo ya, porque a la gente que tiene hambre no le podemos decir “aguantate que dentro de tres o cuatro años hay elecciones y te vamos a resolver el problema”, esta es un propuesta que va directamente a darle una respuesta a este problema.

  “El sector privado formal genera entre 650,000 y 700,000 puestos de trabajo  y se mide en el seguro social, pago de pensiones, fondo social para la vivienda y todo aquello que tenga un registro creíble”.

¿Cuántas y cuáles son las propuestas para el empleo?

Son varias, en este y el otro ENADE vamos a dividir el tema del empleo, pero en este de lo que estamos hablando es de las condiciones indispensables para atraer la inversión y así generar los empleos que se requieren para crear las condiciones... en esta edición hay propuestas en aspectos financieros sobre cómo el Gobierno debe tener un presupuesto plurianual y balanceado, propuesta de ley para que se reduzca la tramitología, la burocracia y la arbitrariedad para que seamos más eficientes. Es importante vincular el empleo a la salud y la educación, no podemos seguir apostando a enseñarle a alguien cómo se usa el corvo, hay que enseñarle a usar la computadora porque ese es el futuro.

¿Cómo ve actualmente que va el país en materia de empleo?

En El Salvador no se generan los empleos que se necesitan. La mayor parte de los jóvenes que salen del colegio o la universidad no encuentran empleo y solo tienen cuatro opciones y ninguna agradable que son: migrar, ser del sector informal, ser desempleado y la otra caer preso de la tentación e incorporarse en los grupos delictivos, y un país como el nuestro no puede darse ese lujo que teniendo ahorita la posibilidad de un bono demográfico donde tenemos una población joven desperdiciemos esas oportunidades sencillamente porque no se generan las oportunidades de empleo que los jóvenes requieren.

¿Cuántos empleos genera el sector privado?

El sector privado formal genera entre 650,000 y 700,000 puestos y se mide en el seguro social, pago de pensiones, fondo social para la vivienda y todo aquello que tenga un registro creíble de la gente que es empleada. Se tiene un estimado que en la actividad económica nacional hay 3.5 millones de personas, que están en edad económicamente activa, pero registrados en el seguro social, sumado el sector público que son alrededor de 160,000 y el sector privado anda en un aproximado de 860,000 trabajadores y con base en eso es que nosotros hacemos cálculos, pero el sector productivo formal tiene este número de empleos, pero también está el sector informal que también es parte del sector productivo.

¿Está estancado El Salvador en materia de desarrollo?

Está relativamente estancado porque si bien hay crecimientos de acuerdo con el gobierno del 2 % eso es insuficiente para generar empleo, para balancear el presupuesto, para que haya inversión en infraestructura, para que todos los salvadoreños tengan acceso a infraestructura mínima, es un proceso y en un proceso hay pasos ineludibles que hay que seguir para poderlo obtener. ¿Qué se considera un país desarrollado? Es un país donde la población tiene un estándar de calidad de vida apropiado para su dignidad y esto incluye tener empleo, salud, infraestructura, educación de calidad, seguridad, tener tranquilidad, todo esto que el gobierno debe cumplir con recursos para invertir, siendo solidario con los sectores más pobres y necesitados, pero eso requiere también en una sociedad desarrollada que impere la ley, que se aplique la justicia, que se le dé a cada quien lo que le corresponde y que al final del día la gente se sienta bien donde vive y que haya oportunidades.

¿Qué compromisos asume la empresas privada para aportar al desarrollo?

A nosotros nos conviene hacer la parte que nos corresponde para el desarrollo porque si generamos más empleos, nosotros crecemos y ganamos más; si hay más seguridad podemos atraer más inversión y eso nos beneficia a nosotros; si tenemos empleados sanos producen más y si tenemos empleados mejor educados también producen más, y por eso digo que uno hace las cosas por dos razones: por convicción y conveniencia. Yo tengo convicción que así tiene que ser pero si no me creen en mi convicción entonces veamos la conveniencia, a mí no me conviene que la gente esté mal, entonces hay una lógica.

¿Cuál es la propuesta principal en materia de desarrollo?

Precisamente en este ENADE es el aspecto que tiene que ver con la seguridad y la predictibilidad, porque sin eso no se puede construir nada. Alguna gente lo llama confianza, tiene que haber confianza y se genera por medio de las leyes y las autoridades que hacen cumplir los compromisos, entonces se reduce la desconfianza. Pero cuando no hay seguridad en el sistema es difícil.

¿Habrá propuestas para el tema de seguridad en este ENADE?

Cuando hablamos de seguridad hay dos componentes: la seguridad pública y personal, y la seguridad jurídica, ahora nos vamos a centrar en la seguridad jurídica porque en la seguridad pública y personal nos enfocamos en la edición anterior y todavía no hay respuesta a esas propuestas. Los ENADE no son eventos aislados, se trata de partes de un programa que alcanza hasta 2024 por eso es que nuestra presentación lleva el faro. El desarrollo no es un acto, ni una acción, ni un deseo, es un proceso que lleva etapas, que lleva acciones diferentes en varios campos que sumadas todas, generan un resultado. Hay un libro que nosotros hemos ocupado de referencia y que se escribió hace un par de años, lo han elaborado dos economistas del MIT y de Harvard, Daron Acemoglu y James A. Robinson. Este libro se llama “Por qué fracasan los países” donde se plantean indicadores de las diferentes ciudades, por ejemplo Nogales, que es una ciudad fronteriza dividida entre EUA y México, el Nogales de EUA supera por tres todos los indicadores comparada con el Nogales que está en territorio de México y ¿por qué hay diferencias? esto se centra en las políticas, ya que el sistema de Estados Unidos produce diferencias comparado con el de México que se ha visto afectado por la corrupción entre otras cosas.

Ahora, los salvadoreños no se van a Venezuela, se van a EUA o Australia porque hay sistemas mejores. El Producto Interno Bruto (PIB) de los salvadoreños que están en EUA es elevado, ellos mandan en remesas cerca de $5,000 millones y esto es el presupuesto de la nación en El Salvador.

Cuando hacés cruces que indican que el salvadoreño en Estados Unidos es cuatro veces más productivo que el que está en El Salvador y te das cuenta de que es el mismo salvadoreño que aquí no tenía empleo, pero la diferencia es que el sistema funciona, entonces porque no se replica el sistema aquí, eso es lo que proponemos.

¿La segunda etapa del ENADE en 2018 en qué se va enfocar?

Se harán señalamientos específicos para sectores e industrias de manera puntual, hay cosa difíciles de adelantar porque son estudios en desarrollo, hay algunas áreas en donde dependerá de la propuesta de este ENADE y si se ejecuta se van a ver las oportunidades en el otro año. Lo otro será los compromisos de los candidatos, qué proyectos llevan, si es más de lo mismo los resultados serán los mismos, qué cosas van a cambiar, entonces, en el otro ENADE serán cosas más puntuales que se tienen que hacer en ciertos sectores para generar estos empleos. •

Lee también

Comentarios