No podemos ser facilitadores de la tregua: Lara

El ministro de Seguridad reiteró que el Gobierno no está dispuesto a dialogar con pandillas.
Enlace copiado
Enlace copiado
La versión oficial del Gobierno salvadoreño sigue siendo que no están dispuestos a negociar con pandillas. Óscar Ortiz, vicepresidente de la República, lo reafirmó ayer, aunque un día antes el ministro de Seguridad, Benito Lara, ofreció la misma postura en el programa televisivo “Ocho en punto” de Canal 33.

“En nuestra política de seguridad pública no existe el concepto de la tregua. No existe posibilidad de negociar. Tampoco podemos ser facilitadores como se hizo en el Gobierno anterior”, dijo Lara en su intervención, quien no ha concedido una entrevista que este periódico le solicitó el pasado lunes.

El ministro también declinó su participación en un evento de la Unidad Técnica Ejecutiva del Sector Justicia (UTE). Un día antes, el viceministro de Seguridad también faltó a un evento del organismo de cooperación estadounidense USAID, al que estaba invitado.

Ortiz, por su parte, reiteró que ya han presentado al país su política de seguridad. “Hay un Consejo Nacional de Seguridad y un conjunto de acciones que estamos poniendo en marcha”, afirmó el presidente en funciones, por la ausencia de Salvador Sánchez Cerén del país. Ninguno de los miembros del Consejo de Seguridad atendió a los medios ayer, que los esperaron a su salida de Casa Presidencial, una labor que fue obstaculizada por agentes de la UMO y militares.

“Nuestro gobierno no tiene contemplada la posibilidad de ningún tipo de negociación, ni tampoco el consejo en su plan El Salvador Seguro”, afirmó Lara. Esta línea discursiva se fortaleció desde el pasado 5 de enero, cuando Sánchez Cerén se desmarcó de la tregua y acusó, implícitamente, a la administración Funes por ella.

“Nosotros no podemos volver al esquema de entendernos y de negociar con las pandillas porque eso está al margen de la ley”, dijo Sánchez Cerén en esa ocasión.

El vicepresidente ejemplificó que la presentación de disposiciones transitorias a la Asamblea Legislativa para que se penalice con mayor rigor y celeridad a los que atentan contra policías, fiscales, jueces y militares es una señal del plan gubernamental.

“Con eso mandamos un mensaje: serán castigados duramente y que van a guardar sus penas en aquellos lugares de máxima seguridad donde van a estar restringidos de todo tipo de facilidades que por ley da el sistema penitenciario hasta ahora”, aseguró el vicepresidente Ortiz ayer.

No obstante, el mediador de la tregua, Raúl Mijango, cuestionó la veracidad de este discurso oficial. “El arte de la política es hacer todo lo contrario de lo que se dice públicamente”, opinó.

El Ministerio de Seguridad no ha contestado por qué no ha continuado con el traslado de jefes pandilleros al penal de máxima seguridad, como el propio Lara anunció el 16 de enero.

Otra de las preguntas sin respuesta para el Gobierno es la razón del desplome del índice de los homicidios, desde el pasado 17 de enero. Lara incluso cuestionó la supuesta nueva tregua, tras recordar que el domingo anterior se cometieron 11 homicidios.

Tags:

  • tregua
  • pandillas
  • gobierno
  • benito lara
  • ministerio seguridad

Lee también

Comentarios

Newsletter