No soy gente de pelea, soy de trabajo”

El técnico Juan de Dios Castillo espera contar con la armonía necesaria para trabajar al frente de la selección mayor en la tercera ronda de CONCACAF.
Enlace copiado
No soy gente de pelea, soy de trabajo”

No soy gente de pelea, soy de trabajo”

Enlace copiado
<p>El integrante del comité ejecutivo de la Federación Salvadoreña de Fútbol, Rafael Villacorta, aseguró que se puede garantizar, desde ya, un ambiente de armonía para que el técnico mexicano Juan de Dios Castillo inicie su trabajo al frente de la selección nacional. Eso sí: el directivo aclaró que no puede hacer nada contra factores externos a la dirigencia, como los que en algún momento minaron el trabajo del uruguayo Rubén Israel. Uno de los puntos que le preocuparon al “Cuate” es la armonía entre sectores del fútbol. Sin embargo, logró un poco de calma al saber del buen entendimiento que hay, ahora, entre la FESFUT, presidida por Carlos Méndez Florez Cabezas, y la primera categoría encabezada por Jorge Rajo.</p><p>Se espera que el entrenador mexicano, quien atendió vía telefónica a LA PRENSA GRÁFICA, esté en el país el miércoles para definir cómo quedará conformado su cuerpo técnico. Aclaró que en Honduras, en 2011, llevó dos asistentes y fue la federación de fútbol de ese país la que le brindó un preparador físico, otro de porteros y un auxiliar más. Al mexicano le gusta tener cubiertas todas las áreas de trabajo.</p><p>&nbsp;</p><h2>¿Cómo se dio la comunicación de la FESFUT con Juan de Dios Castillo para llegar al banquillo de la selección salvadoreña?</h2><p>Bueno, la verdad es que cuando terminó el torneo de UNCAF (en enero 2011 en Panamá) conocí a Don Carlos Méndez Florez Cabezas y allí me pidió el currículo y se lo envié. Entonces dijo que si en alguna ocasión había oportunidad iba a hablar conmigo y le dije que estaba bien. Ahora en estos días, luego de la ruptura del profesor Rubén Israel, habíamos estado platicando. Él me dijo que si me gustaría trabajar por ahí y le dije que necesitábamos platicar sobre varios aspectos. En este tiempo estuve en México. Después de ganar la Copa Centroamericana de UNCAF con Honduras en la final ante Costa Rica, empecé a hablar con la gente de Tigres de Monterrey, lugar donde yo vivo, para reestructurar las fuerzas básicas porque cambió la mesa directiva. Vino de nuevo Miguel Ángel Garza. Antes vinieron otras gentes y allí se destruyó todo. Empezamos a platicar con la gente de El Salvador para iniciar las conversaciones, pero siempre he estado ligado al fútbol. </p><p>&nbsp;</p><h2>Sus pretenciones monetarias, en un principio, fueron altas, al menos eso fue lo que dijo uno de los dirigentes de FESFUT, pero al final se llegó a un acuerdo...</h2><p>Sí, gracias a Dios ahorita está El Salvador para dirigir. Me cautiva dirigir a El Salvador. Es un equipo que me gusta y a mí me gustan los retos. </p><p>&nbsp;</p><h2>¿Cómo ve los números que tiene la selección de El Salvador en este momento de la tercera ronda de CONCACAF, donde solo tiene un punto y faltan 12 por disputar ante Guyana, Costa Rica y México?</h2><p>Tiene un punto en la eliminatoria. Aún faltan 12, faltan muchos. El primer lugar, que es México, tiene seis puntos; y Costa Rica, que es segundo, tiene cuatro, pues allí está y Costa Rica aún tiene que venir a El Salvador. El Salvador está con muchas posibilidades.</p><p>&nbsp;</p><h2>¿Traerá su propio cuerpo técnico o se podrá adaptar a algunos de los colaboradores que tuvo el uruguayo Rubén Israel al frente de la selección mayor?</h2><p>Pues, la cosa es platicarlo con los federativos. Por ejemplo, cuando vine a trabajar a Honduras traje dos asistentes y en Honduras me proporcionaron un preparador de porteros y físico y un asistente técnico. Lo que se busca es que todos estemos en el mismo trabajo. Yo trabajé con el holandés Leo Beenhakker y la escuela holandesa, a mí me gusta mucho. Ese fútbol a mí me gusta y lo practico.</p><h2>El Salvador ha mostrado buen trato a la pelota. ¿Es eso lo que le gusta a Juan de Dios Castillo en los equipos que dirige?</h2><p>El futbolista salvadoreño siempre ha tratado bien la pelota, pero nada más es que a veces se conduce demasiado y se piensa que el que corre más con la pelota es el que juega más rápido y no es cierto. La pelota tiene que correr más que el jugador. Es cuestión de trabajo. Lo que yo hablé con los federativos no es tanto la parte monetaria, sino que otras situaciones que ver.</p><h2>Se habla de la armonía entre FESFUT y primera división. ¿No hay inconvenientes para que usted vaya a platicar con la dirigencia de liga de privilegio para presentar su plan de trabajo?</h2><p>Pues así debe ser. Entre más haya una comunicación entre primera división y el seleccionador nacional es mejor para disponer de los jugadores. Yo no soy gente de pelea, soy de trabajo, que me gusta platicar. Me gusta platicar con la prensa porque lleva un espacio importante. Hay detallitos que si se platican, todo sale bien. </p><p>&nbsp;</p>

Tags:

  • portada
  • lo-del-dia

Lee también

Comentarios

Newsletter