Lo más visto

Más de El Salvador

Noventa y cinco niños integran la sinfónica de Cojutepeque

Un grupo de 95 niños y adolescentes son formados para integrar la Orquesta Filarmónica de Cojutepeque.

Enlace copiado
Prevención. Además de capacitarlos en la música y ofrecerles una opción de superación, el objetivo  de la Orquesta Filarmónica de Cojutepeque es prevenir que niños y jóvenes se involucren en grupos delictivos.

Prevención. Además de capacitarlos en la música y ofrecerles una opción de superación, el objetivo de la Orquesta Filarmónica de Cojutepeque es prevenir que niños y jóvenes se involucren en grupos delictivos.

Enlace copiado

Oliver Pineda tiene 11 años de edad, y desde hace tres, toca el violín en la Orquesta Filarmónica de Cojutepeque, en Cuscatlán. Es de los más destacados del grupo de 95 alumnos de diferentes edades que asisten a clases de violonchelos, guitarra, violín, violas, instrumentos de viento y de percusión.

En el grupo hay 25 estudiantes que ya participan en conciertos con la orquesta, la cual ha sido conformada por la alcaldía de Cojutepeque con el patrocinio de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo (USAID), como parte del plan de prevención de la violencia en el municipio.

"El propósito es tener a los jóvenes ocupados", expresó Osmín Meléndez, director de la orquesta.

Oliver tenía ocho años cuando la orquesta llegó a tocar al Centro Escolar Néstor Salamanca, donde actualmente estudia quinto grado.

Quedó impresionado por las interpretaciones que realizó la orquesta en esa ocasión y como se considera un amante de la música clásica, pidió a su abuela que lo inscribiera, a quien le pareció acertada la idea de que su nieto empleara su tiempo libre en aprender a tocar instrumentos musicales.

Desde esa fecha ha participado en varias presentaciones de la filarmónica en eventos culturales, en sitios turísticos y fiestas patronales, así como en celebraciones de navidad y fin de año, acumulando más experiencia musical.

Canciones del folclore nacional como Adentro Cojutepeque, el Carnaval de San Miguel, el Carbonero, además de música tropical y clásica, son parte del repertorio de la filarmónica cojutepecana, que cuentan con 35 melodías.

USAID replica el proyecto en varias ciudades de El Salvador, como contribución al combate a la violencia a través de la música, enfocándose en niños y jóvenes.

"El funcionamiento de la orquesta es de carácter permanente y cada día decenas de niños llegan a la Plaza del Bicentenario a los ensayos", señaló el director de la orquesta.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines