Lo más visto

Más de El Salvador

Nueva directora ISSS se apoya en tecnicismos para justificar posible conflicto de interés

La Ley de Medicamentos prohíbe a todos los integrantes de la DNM tener vínculos directos o indirectos con la industria farmacéutica. El padre de la nueva directora del ISSS, hasta el domingo pasado directora nacional de medicamentos, es accionista mayoritario de una droguería.

Enlace copiado
Ayala fungió como directora ejecutiva de la institución cuando fue juramentada en el cargo el 3 de enero del presente año. El 31 de julio pasado, fue nombrada directora nacional.  Foto cortesía

Ayala fungió como directora ejecutiva de la institución cuando fue juramentada en el cargo el 3 de enero del presente año. El 31 de julio pasado, fue nombrada directora nacional. Foto cortesía

Enlace copiado

La recién nombrada directora del Instituto Salvadoreño del Seguro Social, Mónica Ayala, justificó esta mañana su paso por la Dirección Nacional de Medicamentos (DNM) asegurando que es falso que tenga una relación directa o indirecta con la industria farmacéutica. 

Documentos a los que LA PRENSA GRÁFICA tuvo acceso demuestran que hay un posible conflicto de interés en ese nombramiento. Ayala fungió como directora ejecutiva de la institución cuando fue juramentada en el cargo el 3 de enero del presente año. El 31 de julio pasado, fue nombrada directora nacional. Ella juró no tener relación directa o indirecta con la industria farmacéutica cuando ocupó ambos cargos. Sin embargo, su padre, Luis Armando Ayala Gómez, es socio fundador de Inversiones en Salud Ayala, S. A. de C. V. (INSAYA S. A. de C. V.). Así consta en documentos del Registro de Comercio. También es dueño de una farmacia.

La sociedad se dedica a la “importación, exportación, fabricación, compra, venta, comercialización, producción, almacenamiento y distribución, al por mayor o al detalle, tanto de productos nacionales como extranjeros (...) insumos médicos, productos farmacéuticos y medicinales, medicamentos, equipos y servicios para uso médico y hospitalario, materias primas, reactivos y demás componentes para la industria farmacéutica, médica y alimenticia", así como "el establecimiento y administración de droguerías farmacéuticas".

Ayala confirmó esta mañana de martes 11 de agosto, durante una entrevista radial en la emisora YSKL, que su padre es accionista de la sociedad, que es titular dueño de una distribuidora, pero se apoyó en tecnicismos para justificar su nombramiento.  

“La industria farmacéutica es toda aquella productora o elaboradora de productos farmacéuticas, por poner ejemplo, MK, Vijosa, eso es industria farmacéutica. La industria farmacéutica forma parte del sector farmacéutico que es donde están los canales de venta o distribución al mayor o al por menor. Las distribuidora son canales de ventas son parte del sector farmacéutico, no son parte de la industria farmacéutica”, argumentó. 

La droguería es una distribuidora no es un laboratorio farmacéutico, es un canal de venta al mayor o al por menor, continuó. “Directamente, yo no me lucro, no formo parte de ninguno de los papeles de la sociedad, no tengo nada que ver”, dijo, al tiempo que valoró como una pequeñez y una pérdida de tiempo transparentar el tema en cuestión.

La Ley de Medicamentos, sin embargo, no especifica si el conflicto de interés está en lucrarse o no de la industria. El artículo relativo al tema reza de la siguiente manera:

“Art.5: Ningún integrante de la Dirección deberá tener relación directa o indirecta con la industria farmacéutica en el período asignado o en los últimos cinco años. Así mismo ningún miembro del personal de la Dirección Nacional de Medicamentos, incluyendo el personal del Laboratorio de Control de Calidad y cualquier otra dependencia, deberá desempeñar los cargos de regente de establecimientos farmacéuticos, Jefe de Control de Calidad u otro en que de cualquier manera intervenga en aspectos técnicos, económicos, financieros, administrativos, visita médica así como servicios contratados directamente o a través de terceros, incluyendo relaciones en cualquiera de los campos citados directamente o a través de parientes hasta un tercer grado de consanguinidad y segundo grado de afinidad en el período asignado o en los últimos cinco años.” 

Respecto al vínculo laboral que mantuvo con el exdirector del ISSS, Leonel Flores, aclaró que sí realizó un viaje de ocho días a México junto a Flores. El viaje, explicó, fue para dar cumplimiento al requisito presencial de una maestría en Administración de Seguridad Social que le otorgó el Instituto a ella, así como a Flores y a Victoria Juarez, otra funcionaria del ISSS en ese entonces. 

“Los tres fuimos acreedores a la beca y en esa parte era la fecha presencial en que los tres tuvimos que ir a la Universidad Nueva Autónoma de México para realizar exámenes y pasar a la siguiente fase”, aseguró.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines