Nueve niños quemados con pólvora el 31 de diciembre

Un menor que no estaba incluido en el consolidado de Protección Civil fue referido del Hospital de Chalatenango hacia el Hospital Bloom ayer por la mañana.
Enlace copiado
Novena víctima. Jefferson Monge fue referido ayer por la mañana del Hospital de Chalatenango hacia el Hospital Bloom con quemaduras en los ojos originadas por el estallido de un volcancito el pasado 31 de diciembre.

Novena víctima. Jefferson Monge fue referido ayer por la mañana del Hospital de Chalatenango hacia el Hospital Bloom con quemaduras en los ojos originadas por el estallido de un volcancito el pasado 31 de diciembre.

Mortero. Miembros de Comandos de Salvamento trasladan a David Alexánder Cortez, de cinco años, a quien le explotó un mortero en la mano derecha. El menor reside en la colonia Santa Lucía de Apopa.

Mortero. Miembros de Comandos de Salvamento trasladan a David Alexánder Cortez, de cinco años, a quien le explotó un mortero en la mano derecha. El menor reside en la colonia Santa Lucía de Apopa.

Nueve niños quemados con pólvora el 31 de diciembre

Nueve niños quemados con pólvora el 31 de diciembre

Enlace copiado
Jefferson Monge, de nueve años, fue el noveno niño quemado con pólvora el pasado 31 de diciembre en ser atendido en el Hospital de Niños Benjamín Bloom de San Salvador.

Jefferson llegó ayer por la mañana a ese centro asistencial con su madre, Carolina Monge, referido del Hospital de Chalatenango, por quemaduras en los ojos y el rostro producidas por un volcancito que estalló cuando el menor creía que ya no lo haría.

“Él encendió el volcancito, pero no estalló, entonces vino él y lo fue a recoger y entonces le estalló en la cara”, relató la madre.

El accidente sucedió en el municipio de Dulce Nombre de Jesús, en Chalatenango, el 31 de diciembre a las 10:30 de la noche.

Al igual que Jefferson, otros ocho niños se quemaron con pólvora durante las celebraciones de fin de año.

El viceministro de Salud, Eduardo Espinoza, informó ayer que entre los menores quemados se encuentra un niño de cuatro años de edad, quien se quemó cuando intentaba reventar un cohetillo sin que sus padres se dieran cuenta.

Detalló el funcionario de Salud que otro de los menores se quemó una mano y un muslo cuando un silbador le reventó en una bolsa del pantalón.

De acuerdo con Espinoza, cinco de los menores quemados tienen lesiones de diferente gravedad en los ojos.

“Es penoso que muchos padres se descuiden de sus hijos y les permitan quemar pólvora sin supervisión. Los padres son responsables de la seguridad de sus hijos”, manifestó el funcionario.

Las edades de los niños quemados están comprendidas entre los cuatro y los 10 años, aseguró Espinoza. De los nueve menores atendidos durante el fin de año y ayer en el Hospital Bloom, solamente uno fue dado de alta.

Los menores proceden de diferentes departamentos del país.

El viceministro indicó que el Hospital Bloom ha atendido a 26 niños quemados con pólvora desde el 1.º de noviembre al 31 de diciembre del 2014, mientras que en 2013 se recibieron 13 menores en el mismo periodo.

10 incendios atribuidos a silbadores

Protección Civil detalló que durante el 31 de diciembre se reportaron 30 incendios, la mayoría de ellos después de las 10 de la noche.

Según el informe de Bomberos, 10 de estos incendios están atribuidos a silbadores y otros al mal uso de otra clase de petardos.

“Este año ha habido un irrespeto a la legislación, ya que se ha incrementado la venta de pirotécnicos prohibidos, como silbadores principalmente”, indicó el director de Protección Civil, Jorge Meléndez.

De acuerdo con el Cuerpo de Bomberos, durante el Plan Belén 2014 se han atendido 103 incendios, de los cuales 45 son en maleza seca, 23 estructurales y siete en vehículos.

En el mismo periodo en 2013 se contabilizaron 70 incendios, lo que refleja un incremento del 47.14 %.

Agregaron que los incendios en maleza seca son provocados por las personas o inician por el uso de petardos.

Lee también

Comentarios

Newsletter