Nuevo intento de hurto de aves en el Zoológico Nacional

SECULTURA solicitó a la empresa de seguridad privada otro agente para vigilar el área de las aves por las noches.
Enlace copiado
Enlace copiado
Un grupo intentó, el domingo pasado, hurtar las cinco guaras rojas del Parque Zoológico Nacional, según confirmó una veterinaria y fuentes cercanas al parque.

Las aves estaban resguardadas en el mismo recinto en el que estaban las cinco que fueron hurtadas en 2011.

De acuerdo con las fuentes, los agentes de seguridad privada que custodian el parque y los cuidadores de animales descubrieron un agujero hecho, aparentemente, con una tenaza, por el que algunas personas pretendían hurtar las cinco guaras.

Los empleados del zoológico encontraron las cinco aves en el recinto, ya que ninguna fue hurtada y tampoco se escaparon por el boquete. Ante el incidente, el director del Zoológico Nacional, Vladlen Henríquez, solicitó a la Secretaría de Cultura (SECULTURA) que se comunicara con el gerente de la empresa de seguridad privada SEGUSAL para que enviara a un nuevo elemento a vigilar por las noches el área de las aves.

También solicitó que los agentes que ya están destacados en el parque tengan como prioridad redoblar las rondas de patrullaje en el área de las aves para evitar un segundo intento de hurto.

El director del zoológico, a pesar de que fue buscado ayer mientras empleados del parque confirmaban la muerte de una puma y de un mono araña (nota secundaria), no brindó declaraciones a los medios sobre el incidente del pasado domingo en el aviario.

Esta es la segunda ocasión en que ese recinto de las aves es vulnerado. El primero ocurrió el 16 de noviembre de 2011, cuando cuatro hombres participaron en el hurto de cinco guacamayas. Al abrir el recinto con una tenaza, metieron a las guacamayas en costales de azúcar y luego se subieron a buses del transporte colectivo hacia la terminal del sur, abordaron un bus que los llevó a San Pedro Masahuat, La Paz, donde pretendían mantener a las guacamayas mientras las vendían.

La persona encargada de cuidarlas, al ver en los periódicos que la Policía Nacional Civil (PNC) estaba buscando a las aves y a quienes las hurtaron, intentó liberarlas, pero no se fueron. La Policía recibió información de dónde estaban, las encontró y luego capturó a los hombres, que fueron condenados a cinco años de prisión.

Tags:

  • zoologico
  • hurto de aves
  • segusal
  • secultura

Lee también

Comentarios

Newsletter