Lo más visto

Nuevo juicio contra 10 supuestos testaferros de Mara Salvatrucha

Fiscalía y defensa discuten por nuevo testimonio que podría favorecer a red vinculada al lavado de dinero de la MS-13. Abogados creen que testigo demuestra que imputados son víctimas de pandilla, pero FGR dice que prueba es irregular.
Enlace copiado
Virtual.  Dos imputados están en el juicio a través de videoconferencia, mientras que el resto está en la sala de audiencias, en el Juzgado Especializado de Sentencia B.

Virtual. Dos imputados están en el juicio a través de videoconferencia, mientras que el resto está en la sala de audiencias, en el Juzgado Especializado de Sentencia B.

Enlace copiado

Un nuevo testimonio, que podría favorecer a una red de empresarios acusada de legalizar el dinero ilícito del programa Santa Lucía de la Mara Salvatrucha (MS-13), generó ayer una disputa entre la Fiscalía General de la República (FGR) y los defensores de 10 vinculados a la pandilla. La defensa busca incorporar el testimonio como nueva prueba en el juicio por los delitos de lavado de dinero y organizaciones terroristas, pero los fiscales lo rechazan.

Se trata de la declaración del testigo criteriado identificado con la clave Boricua, quien forma parte de las pruebas que Fiscalía recopiló en otra investigación contra una estructura de pandilleros que operaba en Cabañas. Los defensores creen que Boricua puede aportar en el juicio contra 10 acusados de invertir el dinero de la MS-13 en negocios y repartir las ganancias con pandilleros.

Los abogados advirtieron al Juzgado Especializado de Sentencia B que quieren que la declaración de Boricua sea parte de las pruebas que valore la jueza en este proceso, llamado Operación Cuscatlán. La defensa dijo ayer que dio a conocer a la jueza la nueva prueba el miércoles pasado, cuando inició el juicio.

Los acusados son Carlos Antonio Gómez, supuesto cabecilla alias "Orko"; José Joel Quinteros, alias "Spider"; José Vielman, Manuel de Jesús Hernández, Juan Navarrete y Juan Francisco Iraheta. Las mujeres que enfrentan el caso son Jackeline Victoria Mejía, Irma Lorena Rodríguez, Florinda Recinos de Blommaert y Melva Gómez. Todos están detenidos.

La defensa señaló que los imputados van a ofrecer como prueba a su favor el testimonio de Boricua, un expandillero que traicionó a sus compañeros a cambio de que la Fiscalía lo beneficie judicialmente. Según los abogados, Boricua contradice la versión de Padrino, otro testigo criteriado que vincula a los procesados con la MS-13.

Padrino dijo en agosto pasado ante el juzgado que la MS-13 inyectó, entre 2005 y 2018, dinero ilícito en restaurantes, billares, sorbeterías, panaderías, carpinterías y otros negocios que estaban a nombre de los 10 procesados, en Ilopango y Soyapango, al norte de San Salvador. El expandillero Padrino declaró antes del juicio por la FGR dijo que estaba en riesgo.

Los fondos que daba la pandilla a los acusados provenían de la extorsión, el sicariato y el narcotráfico, sostiene la Fiscalía. El trato, según Padrino, era que la MS-13 se quedaba con el 70 % de las ganancias de los negocios, mientras que los empresarios obtenían el restante 30 %. Algunos de los negocios que mencionó el testigo son los restaurantes La Concha Loca y El Garrobo Feliz, y la ruta de buses 29.

La defensa explicó ayer que la declaración de Boricua contradice esa versión. Boricua declaró en el otro proceso, según el abogado Miguel Anaya, que los acusados eran víctimas de la extorsión por parte de la MS-13. La Fiscalía no comparte ese argumento.

Aunque el fiscal dijo ayer que desconoce la declaración de Boricua, cree que no puede tener relación con este proceso. La FGR agregó que el tiempo para incorporar pruebas venció en la etapa de Instrucción y que la defensa trata de agregar la declaración de Boricua de manera irregular al planear que los imputados ofrezcan la prueba, para que la jueza la acepte.

"Nosotros estamos claros que legalmente no es procedente. Es una de las malas prácticas que tienen los defensores", dijo el fiscal sobre la estrategia de la defensa, que busca que los imputados ofrezcan la prueba con la finalidad de que la jueza no la rechace.

La jueza dijo que analizará si admite la declaración. No es la primera vez que la FGR y defensa debaten por una nueva prueba en el juicio. El 18 de septiembre, el juzgado suspendió el proceso porque la defensa apeló ante la Cámara Especializada de lo Penal la admisión de un nuevo testigo llamado Vito que la FGR ofreció hasta el juicio. La apelación no funcionó.

Aunque este proceso es el mismo Operación Cuscatlán, la Fiscalía decidió separarlo en dos: este con los acusados de lavado de dinero, y otro con los cabecillas de pandillas vinculados a homicidios y tráfico de drogas, en el que declaró el testigo Noé. El juicio por lavado de dinero continúa esta mañana, mientras que el fallo del otro, a cargo del Juzgado Especializado de Sentencia A, se podría conocer la próxima semana.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines