Nuevo palpitar en el corazón de 10 niños en el hospital Bloom

Estadounidenses se encuentran realizando cirugías de corazón abierto en niños con problemas de insuficiencia cardíaca.

Enlace copiado
Nuevo palpitar en el corazón de 10 niños en el hospital Bloom

Nuevo palpitar en el corazón de 10 niños en el hospital Bloom

Enlace copiado

Unos 12 especialistas estadounidenses, entre médicos, terapistas respiratorios, cirujanos y enfermeras provenientes de Michigan, hacen cirugías a algunos infantes del Hospital Nacional de Niños Benjamín Bloom, pues tienen problemas cardíacos desde su nacimiento. El equipo realiza cirugías de corazón abierto desde el lunes, en conjunto con los médicos del Bloom.

“Las cirugías se tardan tres horas y se trata de un cambio de válvula pulmonar, ya que los pacientes presentan una insuficiencia pulmonar”, explicó Guillermo Martínez, jefe de cirugía cardíaca del Bloom.

En esta jornada de operaciones, serán 10 niños los beneficiados, de los cuales se están interviniendo quirúrgicamente a dos diarios hasta el viernes, que es cuando finalizará la actividad con el equipo especializado de los Estados Unidos.

Según los cirujanos locales, las cirugías de corazón abierto en un hospital privado tienen un costo entre $20,000 a $30,000, algo que es casi imposible pagar a por los padres de los pacientes que se benefician con la operación en el Bloom.

Los especialistas aseguraron que los resultado de la cirugía se ven casi de inmediatamente y que los niños tienen un corazón sano de por vida, aunque tengan que seguir un tratamiento.

El esfuerzo es apoyado por Latidos de Esperanza y Club Rotario Salvadoreño, quienes desde hace siete años vienen realizando la jornada de cirugías de corazón abierto y procesos de cateterismo, por lo que desde ese entonces han atendido a más de 1,200 niños con problemas cardiacos.

“Por jornada de una semana se invierte alrededor de $25,000 y en total, gracias al apoyo del Club Rotario y otras instituciones que nos apoyan, se ha invertido en estos siete años al rededor de $4.8 millones”, dijo Ivonne López, directora de Latidos de Esperanza.

Además, agregó que el dinero es invertido en insumos médicos, medicamentos, boletos aéreos del equipo médico, alimentación, logística y hospedaje. Mientras que lo demás son los materiales quirúrgicos que trae el equipo estadounidense a El Salvador.

Los cirujanos del Hospital Bloom señalaron que en el país nace un aproximado de 1,200 niños con alguna enfermedad cardiaca al año; de esos, los que necesitan cirugía o algún tipo de intervención son unos 500.

Las madres de los niños operados afirmaron con alegría que estas cirugías vienen a salvar la vida de sus hijos, por lo que muestran un agradecimiento para todo el equipo que realiza la jornada de operaciones en los infantes.

“Todo el equipo que viene solo las alitas les hace falta para poder ser ángeles, ellos ponen su sabiduría al servicio de los niños y no nos cobran nada”, mencionó Dora Juárez, madre de una niña que fue operada el lunes y que padecía de un problema severo en el corazón denominado atresia pulmonar con hipoplasia ventricular.

Lee también

Comentarios

Newsletter