Lo más visto

Más de El Salvador

OMS recomienda utilizar nueva vacuna contra tifoidea

La vacuna tendrá mayor efectividad, podrá aplicarse a los niños menores de dos años y vendrá a sustituir a las ya existentes contra la enfermedad.
Enlace copiado
OMS recomienda utilizar nueva vacuna contra tifoidea

OMS recomienda utilizar nueva vacuna contra tifoidea

Enlace copiado

La Organización Mundial para la Salud (OMS) recomienda utilizar, como medida de salud pública, una nueva vacuna contra la fiebre tifoidea, ya que la primera vacuna conjugada que aún no está disponible en el mercado, fue precalificada por dicha organización el pasado 3 de enero de 2018. Lo que determina que el producto lo podrán adquirir los países que lo deseen a partir de 2019.

Según la OMS, la nueva vacuna proporciona una inmunidad más duradera que las antiguas, requiere dosis más pequeñas y se puede administrar a los niños a partir de los seis meses de edad.

“Esta vacuna tendrá prioridad en aquellos países que presentan la mayor carga de fiebre tifoidea. Ello ayudará a reducir el frecuente uso de antibióticos para tratar la enfermedad, lo que a su vez frenará el ritmo al que la Salmonella typhi adquiere resistencia a los antibióticos”, asegura la OMS.

La vacuna se llama Typbar TCV, producida en la India, y se trata de un producto innovador, la vacuna producida por la unión de fragmentos de la bacteria polisacáridos con Toxoide Tetánico a través del procedimiento conocido como conjugación, lo que hace que aumente de manera positiva la potencia como vacuna.

El infectólogo Jorge Panameño explicó la eficacia y la reacción de la nueva vacuna contra la fiebre tifoidea, y señaló que a pesar de que en El Salvador existe una vacuna para este tipo de enfermedad, el nuevo producto viene a suprimir las vacunas ya existentes debido a que la efectividad de una sola dosis supera los efectos de las dos antiguas.

“La vacuna tiene un alto nivel de protección y se cree que esta vacuna va a durar por lo menos cinco años en una sola dosis. La ventaja de la vacuna es que ayuda a prevenir que bacterias resistentes a los antibióticos se diseminen, y hace que disminuya la circulación”, explicó Panameño.

Según el especialista, la vacuna ya está siendo producida, pero las cantidades no son muy amplias, para eso las organización manda a proveerse para que se encarguen de los pedidos en cada país, para eso la OMS y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha invertido un aproximado de $100 millones y aumentar la producción.

“La producción va a ser puesta a través de estas organizaciones (OPS/OMS) que se dará a un precio subsidiado que va a oscilar entre $1 o $1.50, pero eso es a través del programa de organismos como la OPS, en donde El Salvador puede acceder a través del sistema de salud pública a la vacuna, si así lo quiere”, dijo el infectólogo.

Desde la semana pasada la efectividad de la vacuna existente contra la fiebre tifoidea a causado diferentes puntos de vista entre instituciones de salud pública y médicos particulares. Por un lado, el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) aseguró que la vacuna produce efectos secundarios, así como que tiene un 50 % de eficacia. Los médicos particulares difieren sobre la efectividad inmunológica. Algunos argumentan que la vacuna tiene un 85 % de efectividad, ya que una sola dosis previene que a las personas les dé fiebre tifoidea, otros tantos que la vacuna no tiene efecto sobre los pacientes y el uso es en algunos casos puramente comercial.

En la controversia que ha generado en los últimos días la vacuna contra la tifoidea, el Ministerio de Salud ha mantenido un permanente silencio y según Panameño, a pesar de saber de la nueva disposición de la OMS se ha mantenido al margen.

LA PRENSA GRÁFICA buscó a las autoridades del MINSAL, sin embargo, no se ha podido contar con la posición oficial sobre la vacuna. En El Salvador se registran más de 86 casos confirmados.

LA OPS/OMS estima que cada año contraen fiebre tifoidea entre 11 y 20 millones de personas y que 128,000 de ellas fallecen. El mayor riesgo se da en las comunidades y los colectivos vulnerables, incluida la población infantil.

Lee también

Comentarios