ONU Mujeres: los partidos políticos son muy sexistas en toda la región

Presidenta del Grupo Parlamentario de Mujeres advierte sobre avances en la paridad dentro de la política salvadoreña, aunque no deja de extrañar un mayor protagonismo.
Enlace copiado
Aspiración.  Las mujeres políticas salvadoreñas buscan, al igual que los hombres, altos cargos de dirección que nunca han tenido, como presidentas de partidos o incluso del país.

Aspiración. Las mujeres políticas salvadoreñas buscan, al igual que los hombres, altos cargos de dirección que nunca han tenido, como presidentas de partidos o incluso del país.

ONU Mujeres: los partidos políticos son muy sexistas en toda la región

ONU Mujeres: los partidos políticos son muy sexistas en toda la región

Enlace copiado
El acceso de las mujeres a una carrera política en igualdad de condiciones que los hombres es un valladar que aún debe superarse, a pesar de los avances registrados en las últimas dos décadas en cuanto a democracia y la paridad de géneros en Latinoamérica, comentó la semana pasada la directora regional de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe, la brasileña Luiza Carvalho, que participó en un seminario de profundización democrática paritaria en la región.

“Los partidos son muy sexistas en toda América Latina y el Caribe, todavía discriminan mucho en relación a la mujer y el hombre”, dijo Carvalho.

La funcionaria, que participó en este seminario celebrado en La Paz, Bolivia, a principios de la semana anterior, citó estudios realizados por ONU Mujeres que señalan que la forma en que las mujeres llegan a la política es sobre todo a través de los movimientos sociales, estudiantiles o gremios, mientras que los hombres tienen una trayectoria “predominantemente familiar” que les permite tener un espacio más “amplio y asegurado” en los partidos.

“No basta que ella demuestre toda su capacidad como política, aun así, en términos de su trayectoria, la mujer no tiene las alianzas ni las redes que la conecten con recursos necesarios para financiación de sus candidaturas. En términos de los partidos también hay una nítida preferencia por candidaturas masculinas”, añadió Carvalho.

La brasileña recalcó que la participación política de las mujeres se acentúa en niveles nacionales (órganos de Estado), pero baja en los departamentales y municipales (gobernaciones y alcaldías).

En El Salvador, la presidenta del Grupo Parlamentario de Mujeres de la Asamblea Legislativa, la diputada Martha Évelyn Batres, coincidió con Carvalho en cuanto a las dificultades que tienen las mujeres latinoamericanas para acceder a una carrera política.

“Considero que sigue habiendo posturas sexistas dentro de los partidos políticos. Esto va de la mano con la cultura de este país. Sí hay avances, pero nunca van a ser suficientes. Suficiente fuera que hubiera paridad completa, entre hombres y mujeres. Una meta clara de Naciones Unidas es que para 2030 se debe tener un 50-50 en participación política”, dijo la diputada.

Batres lamentó que el actual gobierno de Salvador Sánchez Cerén retrocedió en el número de cargos ministeriales para mujeres que había aumentado desde las últimas administraciones. Y también recordó que no existe la experiencia en los partidos políticos de tener una secretaria general o una presidente. Tampoco una presidenta del país.

A nivel parlamentario, Carvalho resaltó a Bolivia, que junto con Ruanda son los únicos países en el mundo con paridad en sus parlamentos, además de los casos de México, Cuba, Ecuador y Nicaragua, donde la participación de las mujeres en el Legislativo está por encima del 40 %.

En El Salvador, 27 mujeres son propietarias de una curul, de 84 posibles, lo que da un porcentaje de 32 % de presencia femenina.

Lee también

Comentarios

Newsletter