Obispo castrense se reunió 4 veces con Funes para informarle sobre la tregua

Así lo aseguró hoy el sacerdote en el inicio del juicio contra 18 acusados de introducir objetos ilícitos a los penales durante la tregua de pandillas.
Enlace copiado
Obispo castrense se reunió 4 veces con Funes para informarle sobre la tregua

Obispo castrense se reunió 4 veces con Funes para informarle sobre la tregua

Enlace copiado
El Juzgado Especializado de Sentencia A inició hoy el juicio contra 18 acusados de cometer ilícitos durante la tregua entre pandillas, que empezó en marzo de 2012.

El exdirector de Centros Penales, Nelson Rauda; el exinspector del sistema penitenciario, Anílber Rodríguez; el exmediador del proceso, Raúl Mijango, están acusados, junto a 15 personas más, de introducir objetos ilícitos a cárceles de pandilleros.

El obispo Castrense, Fabio Colindres, el primer testigo que declaró en el juicio, aseguró que se reunió con el expresidente de la República Mauricio Funes, en cuatro ocasiones, para informarle sobre los avances de la tregua.

"Me sentí solo y rechazado a todo nivel, primero por el expresidente Funes cuando dijo que desconocía el proceso de tregua", afirmó Colindres, quien sostuvo que el expresidente avaló el proceso. El exmantario ha intentado desmarcarse de la tregua en diferentes ocasiones.

Colindres también dijo que en todos los penales que visitó observó que los reos tenían celulares."No había registro para entrar al penal de Zacatecoluca, solo nos identificábamos y entrábamos", aseguró.

Colindres dijo además que el armisticio se dio por "invitación" del Gobierno y no por iniciativa de las pandillas o de la sociedad civil.

Su versión contradice la del entonces ministro de Seguridad, David Munguía Payés, y el expresidente Funes (2009-2014), quienes en su momento sostuvieron que la tregua surgió por iniciativa de la sociedad y las pandillas, y que el Gobierno "acompañó" hasta que con el acuerdo se logró reducir los índices de asesinatos.

Colindres aseguró que, entre finales del 2011 e inicios del 2012, Munguía lo "invitó" junto a Raúl Mijango, otro de los mediadores, a ingresar al penal de máxima seguridad del país para iniciar un diálogo con los principales líderes de las pandillas.



Detalló que el resultado de ese dialogo, que se prolongó por más de 2 meses, fue el acuerdo de no agresión entre la Mara Salvatrucha (MS13) y el Barrio 18 en marzo de 2012 en la referida prisión de central localidad de Zacatecoluca.

Además, Colindres sostuvo que a cambio de pactar el armisticio, los principales líderes de las pandillas fueron trasladados a prisiones con un menor régimen de seguridad, desde donde comunicarían a sus "bases" a nivel nacional el acuerdo de no agresión.

El obispo castrense añadió que el exmandatario Funes conoció desde un inicio el proceso y le manifestó su "total apoyo" a este en las diferentes reuniones en las que le dio cuenta de su avances.

A juicio de Colindres, la cuestionada tregua fue "exitosa" solo durante los primeros seis meses y que luego "decayó" con el alza de los asesinatos, la introducción de objetos ilícitos y prostitutas a las prisiones.

"Participé (en la tregua) convencido de que podría ayudar a bajar la cifra de asesinatos", pero después quedé "solo y rechazado" señaló el religioso, en referencia a la repulsa que la tregua tuvo de la Iglesia y de la sociedad.

Mijango, el único acusado que habló previo a la instalación del juicio, dijo escuetamente "estoy aquí siguiendo el proceso. Tercera vez ya".

LE PUEDE INTERESAR: TREGUA DE PANDILLAS COBRA ACTUALIDAD Y APUNTA A FUNCIONARIOS

El exdirector de la Policía Nacional Civil (PNC), Francisco Salinas, también declaró hoy ante el juez y apuntó a Funes: "Todo era una política de Estado", afirmó.Otro testigo que tendrá que declarar es David Munguía Payés, actual ministro de Defensa y exministro de Seguridad.

NOTA RELACIONADA: DIRECTORES DE PENALES DESVIARON MÁS DE $4 MILLONES PARA FINANCIAR LA TREGUA

Tags:

  • tregua de pandillas
  • juicio
  • ilicitos
  • raul mijango

Lee también

Comentarios

Newsletter