Lo más visto

Obras de mitigación en calles anegadas

Habitantes de la colonia Padre Pío no pudieron salir, mientras que en tramo de la Panamericana hubo congestión.
Enlace copiado
Lejos.  Escalante se encontraba retirado de su residencia en El Refugio cuando fue atacado.

Lejos. Escalante se encontraba retirado de su residencia en El Refugio cuando fue atacado.

Enlace copiado
Las lluvias del fin de semana anterior inundaron la calle Barcelona, ubicada en la colonia Padre Pío de la ciudad de San Miguel. Debido a eso, Emperatriz Mancía y su familia no pudieron salir de su vivienda, que se ubica a un lado del camino, porque este se convirtió prácticamente en un río.

Al ver que la calle había quedado intransitable, Mancía y otros vecinos decidieron avisar a la Comisión Municipal de Protección Civil, a fin de que llegara a despejar el camino que usan para desplazarse hacia otras zonas de la ciudad.

“El problema es que en la zona verde, que está a un lado de la calle, vinieron a tirar ripio y tierra y eso es lo que no permite que el agua corra. Desde hace varios años tenemos el problema que cuando llueve, se inunda, pero ayer (domingo) fue peor que otras veces”, contó la mujer de 65 años, quien vive junto con dos hijos y varios nietos.

Como respuesta a la petición de los pobladores de la comunidad, ayer por la mañana fueron desplegados empleados municipales y maquinaria para hacer obras de mitigación que permitieran recuperar la calle que había quedado llena de charcos de lodo.

Miguel Pereira, alcalde migueleño, confirmó que desde el domingo recibió llamadas y mensajes sobre la condición de esta calle y el problema que ocasionaba el no poder hacer uso de ella.

“No podíamos intervenir porque estaba lloviendo, pero tomamos la decisión de hacerlo hoy por la mañana (ayer). Vamos a levantar la calle por lo menos unos 30 centímetros y hacerle cunetas a los lados”, explicó Pereira, y agregó que con los trabajos esperan que el agua fluya.

Los empleados municipales también realizaron trabajos para drenar el agua que obstruía el paso vehicular en la entrada de la ciudad de San Miguel, sobre un tramo de la carretera Panamericana, en las cercanías del puente Luis de Moscoso.

Durante el fin de semana este sector de la ciudad estuvo anegado e impidió la libre circulación de carros pequeños, lo que ocasionó una fuerte congestión vial.

Para paliar la situación, los empleados municipales rompieron unos bordillos ubicados a ambos lados de la carretera e hicieron canaletas para que el agua pudiera fluir hacia el río Grande.

En este caso, Pereira señaló que la comuna no puede realizar una mayor intervención debido a que este tramo de la carretera forma parte de la calle hacia La Unión, que está en litigio legal.

“Hemos conversado con el presidente del FOVIAL y le solicitamos que pida otro permiso para intervenir esta calle, desde el puente Luis de Moscoso hacia San Miguel. Es probable que esta semana le den la autorización”, afirmó.

Tags:

Lee también

Comentarios