Lo más visto

Más de El Salvador

Ocho armas a cambio de beneficios a pandillero

Testigo clave de tregua asegura que un policía negoció que un pandillero no fuera llevado a un penal. El abogado del agente señalado aseguró que el testigo del supuesto trato no logró identificar a un policía.
Enlace copiado
Ofrecimiento. Funes dijo que la tregua fue una “política”. Un defensor pide que se incorpore el video de esas declaraciones en el proceso.

Ofrecimiento. Funes dijo que la tregua fue una “política”. Un defensor pide que se incorpore el video de esas declaraciones en el proceso.

Suspensión.  Ayer fue el cuarto día de audiencia preliminar del caso tregua. La jueza continuará la diligencia hoy.

Suspensión. Ayer fue el cuarto día de audiencia preliminar del caso tregua. La jueza continuará la diligencia hoy.

Entrega.  Este es el vehículo en el que los pandilleros abandonaron las armas.

Entrega. Este es el vehículo en el que los pandilleros abandonaron las armas.

Ocho armas a cambio de beneficios a pandillero

Ocho armas a cambio de beneficios a pandillero

Ocho armas a cambio de beneficios a pandillero

Ocho armas a cambio de beneficios a pandillero

Enlace copiado
El pandillero Carlos Roberto Burgos Nuila, quien le ha contado a la Fiscalía General de la República (FGR) lo que ocurrió durante la tregua entre pandillas, asegura que en 2013 le pidió al inspector policial Luis Alonso Aguilar Marín que mantuviera en las bartolinas policiales de la colonia Montserrat a William Argueta, un pandillero que mató a un testigo en Los Planes de Renderos, y que no lo enviara a un penal.

El testigo (con beneficios judiciales a cambio de su declaración) negoció con el inspector la entrega de ocho armas de fuego para evitar que su compañero fuera trasladado al penal, según señaló ayer la FGR en el cuarto día de la audiencia preliminar por la tregua.

El 30 de junio de 2013, la Policía Nacional Civil (PNC) capturó a Argueta, alias “Baxter”, porque en marzo de ese año había asesinado en las bartolinas de Los Planes de Renderos a un cabecilla de la pandilla 18 Revolucionarios que estaba dando información a las autoridades.

Para evitar el traslado de “Baxter” a un penal, Burgos Nuila organizó a dos miembros de la pandilla para que dejaran las armas abandonadas en el vehículo placas P-547-208 en la calle al volcán y bulevar Constitución, en Mejicanos, el 8 de octubre de 2013. De acuerdo con la investigación, las armas eran un fusil calibre 22, una escopeta calibre 12, cinco revólveres (cuatro 38 y uno 22) y una pistola 380. La Policía aseguró en su momento que el hallazgo fue a causa de una llamada anónima.

El fiscal del caso tregua dijo ayer que el plan se cumplió por un tiempo, porque el pandillero permaneció detenido en las bartolinas de la Montserrat. Fue hasta el siguiente año que fue trasladado hacia el penal de San Vicente.

Ayer terminó la intervención de la Fiscalía en la audiencia preliminar. Parte de la acusación de la FGR gira en torno de la confesión de Burgos Nuila. Por esta razón, uno de los fiscales le pidió al Juzgado Especializado de Instrucción A de San Salvador que admita su testimonio si decide enviar el caso a juicio.

Carlos Méndez, abogado del inspector acusado de agrupaciones ilícitas, dijo durante la audiencia que se debe descartar la declaración de Burgos. “El testigo no sabe quiénes son los policías. Estaban en una rueda de reconocimiento y dijo que no sabe quién es. ¿Cuál es la utilidad del testigo? La pertinencia de esa prueba es inútil. No lo conoce, pero sí tiene una declaración extrajudicial en la FGR”, señaló el abogado.

Pornofiesta

Por otra parte, la defensa de José Adrián Abarca Molina, quien fue director del penal de Izalco durante la tregua, aseguró que el imputado denunció ante sus superiores la pornofiesta celebrada dentro del referido reclusorio.

El abogado insistió en que Abarca sancionó a varios pandilleros, por lo que recibió una llamada de atención del entonces ministro de Seguridad, David Munguía Payés. “Tuvo un llamado directo de Munguía Payés de por qué estaba sancionando a los pandilleros porque estaba dañando el proceso de pacificación”, dijo el abogado.

Al menos siete abogados intervinieron ayer. La mayoría argumentó que los acusados siguieron órdenes de jefaturas. En el caso del equipo técnico y consejo criminológico, según la defensa, su trabajo fue elaborar el perfil de 30 pandilleros que serían trasladados por “orden de sus superiores. Sostuvieron que ingresar “pollo y pizza a los penales no es delito”. La audiencia continúa hoy.
 

Tags:

  • tregua
  • pandillas
  • beneficio
  • policia
  • armas
  • carro
  • trato

Lee también

Comentarios