Ocho homicidios se roban la paz en San Lorenzo

Este municipio de Ahuachapán no reportaba homicidios desde 2013, una estadística que se alteró entre noviembre y diciembre de este año, incluyendo un cuádruple asesinato en el caserío Los Silva. La comunidad le apuesta a la unidad y el empleo.
Enlace copiado
Comunidades. El municipio de San Lorenzo se divide en seis cantones: El Conacaste, El Jicaral, El Portillo, La Guascota, Las Pozas y San Juan Buenavista.

Comunidades. El municipio de San Lorenzo se divide en seis cantones: El Conacaste, El Jicaral, El Portillo, La Guascota, Las Pozas y San Juan Buenavista.

Tranquilidad. Los sanlorenzanos llevan una vida relativamente tranquila, pero esta condición pudiera cambiar, de continuar los ataques armados como los ocurridos a finales de este año después de dos años de paz.

Tranquilidad. Los sanlorenzanos llevan una vida relativamente tranquila, pero esta condición pudiera cambiar, de continuar los ataques armados como los ocurridos a finales de este año después de dos años de paz.

Ocho homicidios se roban la paz en San Lorenzo

Ocho homicidios se roban la paz en San Lorenzo

Enlace copiado
Para los pobladores de San Lorenzo, en Ahuachapán, la palabra homicidio solo era escuchada en las radios, la televisión o leída en los periódicos. Cuando el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Benito Lara, informó en junio pasado que había 79 municipios del país con cero homicidios en el año, San Lorenzo se encontraba en esa lista.

Según la información de la Policía Nacional Civil (PNC), San Lorenzo (donde los habitantes no sobrepasan los 10,000) casi cierra 2014 con la racha que traía desde 2013, convirtiéndose en una especie de oasis de paz en un país donde la tasa diaria de muertes violentas está alcanzando nuevamente altos niveles.

Fueron 23 meses en los que no se vio circular ningún pick up de Medicina Legal en la única calle de acceso principal a la ciudad, o el bloqueo de algún camino de polvo con la tradicional cinta amarilla, que en la mayoría de casos avisa del levantamiento de un cadáver.

Incluso, en el libro de registros del Juzgado de Paz de la ciudad la última audiencia por asesinato fue realizada el 1.º de marzo de 2012, en contra de dos hombres acusados del delito de homicidio agravado, un dato envidiable para los 11 municipios restantes que componen el departamento de Ahuachapán.

Pero eso se rompió a finales de noviembre y diciembre de 2014, cuando hubo ocho muertes violentas: una en el cantón El Portillo, luego dos jóvenes fueron asesinados en el cantón San Juan Buena Vista y otro homicidio en el cantón Las Pozas.

Lo peor llegó en Navidad, cuando cuatro personas fueron asesinadas a tiros mientras se bañaban en un río del caserío Los Silva, cantón Las Pozas (ver detalles en nota secundaria).

La PNC dice que, ajeno a los asesinatos, los delitos más comunes en San Lorenzo son las lesiones y el tráfico de mercadería. Para el subdirector de la corporación, Howard Cotto, el fenómeno de cero homicidios por determinado tiempo en un municipio no es tan anormal en un país donde a diario se tienen 10 asesinatos, en promedio.

Cotto reiteró que en varios lugares por varios años la policía reporta pocas o ninguna muerte violenta. “En el país encontramos municipios que llevan cuatro, cinco años, sin homicidios”, aseguró.

Agregó que la principal razón para que estos sitios se mantengan alejados de la muerte es la organización social de las comunidades, que son los principales vigilantes.

“Donde más niveles de organización hay, ahí es donde menos hechos delictivos suceden; es decir, donde la comunidad se organiza, donde (hay) más liderazgo comunitario, donde existe más productividad y empleo y donde la gente se organice en los temas que afecten a su comunidad, no solo de la seguridad”, consideró.

Esto lo respalda Jaime Bonilla, director departamental de la Dirección de Prevención Social de la Violencia y Cultura de Paz (PREPAZ).

Bonilla afirmó que las labores en materia de prevención resultan más efectivas en estos lugares debido al aceptable grado de organización que mantiene la mayoría de las Asociaciones de Desarrollo Comunal (ADESCO).

“Cuando tienes un municipio más tranquilo que no te reporta actos de muertes violentas o delitos relacionados que conlleven a este, el trabajo de la prevención es más efectiva, porque la gente colabora más con la denuncia; hay menos temor para realizarla y, lógico, se reduce drásticamente la cifra de homicidios”, comentó el director departamental de PREPAZ.

El alcalde de San Lorenzo, Wálter Fernando Ortiz Chinchilla, manifestó que otra de las claves es la generación de empleos y espacios recreativos para que los habitantes, en especial los jóvenes, eviten cometer actos delincuenciales.

Ortiz contó que desde hace varios años reciben ayuda de la Agencia de Cooperación Japonesa (JICA) para desarrollar la estrategia “Un pueblo, un producto”, que consiste en identificar y promover productos o recursos naturales de un pueblo, para que se conviertan en la base del desarrollo económico y social de las comunidades.

“Si se quieren evitar los homicidios y otro tipo de delitos muy graves es necesaria la inversión, la actividad económica. Es por ello que nosotros también elaboramos planes en materia de prevención, dándole principalmente a los jóvenes el trabajo que necesitan, además de apoyarnos en labores del comité de prevención que desarrolla acciones deportivas, culturales y otras”, dijo Ortiz.

Desde hace un par de años, San Lorenzo ha logrado posicionarse como cuna de producción de loroco y jocote barón rojo en la zona occidental del país. Esta producción agrícola y la seguridad también lo han vuelto un destino turístico atractivo.

Carolina Lucía Castro, residente del cantón El Portillo, consideró que otro de los puntos a favor es la lejanía de grandes ciudades, además de la protección vecinal: “Por ser un pueblo pequeño decimos que todos nos conocemos y sabemos de las necesidades que tiene cierta familia o comunidad. La solidaridad es algo que nos caracteriza a los salvadoreños y más a los sanlorenzanos. Lo que ha ocurrido (los homicidios) son de gente que ha venido de otros lados a cometerlos. Bueno, así dicen”.

Tags:

  • san lorenzo
  • homicidios

Lee también

Comentarios

Newsletter