Odontólogo pagará $5,000 a mujer luego que ella sufriera una parálisis facial

Esto ocurrió en la ciudad de San Vicente. El médico aseguró que la paciente omitió mencionar que sufrió dos parálisis faciales previas a la operación realizada.

Enlace copiado
Imagen con fines ilustrativos.

Imagen con fines ilustrativos.

Enlace copiado

El odontólogo Enrique Armando Jiménez Romero, de 54 años de edad, deberá pagar $5,000 a una paciente tras la extracción de una muela cordal y ocasionarle parálisis facial, la cual, la afectada asegura que le daño uno de sus nervios. El monto se acordó en una audiencia llevada a cabo el lunes en el Juzgado Segundo de Paz de San Vicente. 

La víctima presentó una denuncia en la Fiscalía General de la República (FGR), luego de que el médico no aceptara llegar a un acuerdo con ella. El médico fue procesado por el delito de lesiones culposas.

A raíz de un dolor de oído, a la paciente le diagnosticaron en 2016 una caries en su muela cordal izquierda, por lo que visitó la clínica de Jiménez en San Vicente, quien le recomendó extraer la pieza.

Jiménez Romero hizo el trabajo por un pago de $40. Según información de la FGR, el odontólogo aplicó anestesia tres veces a la víctima. Esto le provocó dolor en la parte izquierda de la cara, la cabeza y posteriormente una hemorragia.

Pasada la extracción, la paciente continuaba con la cara adormitada, pero Jiménez le dijo que era normal. Varios días después, los síntomas no desaparecían, por lo que le recetaron inyecciones, exámenes y le recomendaron visitar a un médico general por "neuralgia".

Sin embargo, luego de visitar a varios doctores -incluyendo un maxilofacial-, le diagnosticaron parálisis facial por el daño del nervio trigémino durante la extracción de la cordal.

El médico, por su parte, aseguró que “un dato importante es que la paciente omitió mencionar que tuvo dos cuadros de parálisis facial uno hace 20 años y luego una recurrencia hace 10 años aproximadamente”.

“La neuralgia del trigémino es una condición que puede afectar a cuatro de cada mil pacientes y se caracteriza por tener un punto gatillo que provoca el dolor”, explicó, agregando que “si ese fuera el caso de la paciente en ese momento, es porque ya tenía la predisposición de padecerla, independientemente de que se le hubiese realizado una extracción o no”.

Además, el odontólogo asegura que “el llegar a conciliar con la paciente NO IMPLICA en ningún momento que acepto los cargos falsos de los que se me acusa o que me siento culpable, simplemente quería terminar con el proceso debido a compromisos y responsabilidades laborales y familiares que no me permitirían presentarme a las instancias judiciales posteriormente”.

“Un neurólogo que la atendió en Bienestar Magisterial cambió el diagnóstico de neuralgia del trigémino por Parálisis de Bell recurrente que concuerda más con los síntomas que ella aduce”, menciona también, asegurando que ese tipo de condiciones facilitan el padecimiento desarrollado por la paciente tras la operación.

Tags:

  • Odontólogo
  • Extracción de cordales
  • San Vicente
  • Conciliación
  • Nervio trigémino

Lee también

Comentarios

Newsletter