Loading...

Oposición en modificar roles de la FAES

Abogados y políticos sostienen que idea de modificar va contra lo que el país logró con la firma de los Acuerdos de Paz.

Enlace copiado
En desacuerdo. Abogados dijeron estar en contra de quitar la apoliticidad a la Fuerza Armada.

En desacuerdo. Abogados dijeron estar en contra de quitar la apoliticidad a la Fuerza Armada.

Enlace copiado

Una reforma a la Constitución para cambiar el carácter apolítico que tiene la Fuerza Armada de El Salvador (FAES) no es procedente, de acuerdo con el análisis que hacen expertos en derecho constitucional.

La característica de apoliticidad de la FAES está fijada en la Constitución de la República. "La Fuerza Armada es una institución permanente al servicio de la nación. Es obediente, profesional, apolítica y no deliberante", se lee en el artículo 211 de la Carta Magna.

Los expertos en derecho consideran que permitir la participación en política de la institución armada representa un retroceso para la democracia y de lo que el país logró con los Acuerdos de Paz.

"Creo que haber logrado el rol de la Fuerza Armada como el ente responsable de la defensa de la soberanía es lo más apegado a una sociedad democrática, eso es fundamental dentro de los Acuerdos de Paz (...) No es recomendable, por la misma doctrina militar, darle un rol que no sea propio del efecto defensa de soberanía", consideró el abogado constitucionalista German Rivera.

“Un ente apolítico es esencial y también seguir manteniéndolo así, y tal vez ampliar el carácter apolítico, el carácter de defensa de la soberanía”.
German Rivera, Abogado constitucionalista.

Para el ministro de Defensa, René Merino, los militares quedan en una especie de encrucijada porque la apoliticidad de la FAES no les permite "actuar como un ciudadano normal", cosa que no ocurre con un civil.

Para el director del Departamento de Estudios Legales (DEL) de FUSADES, Javier Castro, modificar el rol de la Fuerza Armada puede generar consecuencias graves al país, esto teniendo como precedente el papel que jugaron los militares en el asalto a la Asamblea Legislativa que ocurrió el 9 de febrero del año pasado.

"Es totalmente preocupante que se pueda pensar en cambiar el carácter apolítico de la FAES, sería un enorme retroceso y también un peligro para la democracia. Justamente lo que se quiso con los Acuerdos de Paz fue que la FAES dejara de intervenir en política. Lo que se necesita principalmente es que la FAES respete su rol constitucional y que actúe en estricto respeto a la Constitución. La lealtad de la FAES es a la Constitución y a la patria", recordó Castro.

El ministro, junto a demás autoridades de Defensa y militares en situación de retiro, estuvieron reunidos con el equipo ad hoc. Aparte de la idea de modificar el rol de la FAES, también se mostraron a favor de dejar de lado la intención de abolir al Ejército, que es algo solicitado por diferentes sectores sociales.

"Un logro innegable de este gobierno es que nos ha regresado a los años 70 (...) Temas que pensamos se habían superado, están ahí", dijo el director ejecutivo de Acción Ciudadana, Eduardo Escobar.

Diputados de la oposición también rechazaron la propuesta de cambiar el papel de la Fuerza Armada. Coincidieron en que al hacerlo se estarían respaldando las "ideas dictatoriales" que tiene el actual Gobierno. Señalaron que las autoridades lo que deberían de hacer es reencauzar a la FAES a cumplir su misión.

Propuesta

Para el ministro de Defensa, René Merino, los militares quedan en una especie de encrucijada porque la apoliticidad de la FAES no les permite “actuar como un ciudadano normal”, cosa que no ocurre con un civil. Así lo planteó en la reunión de la comisión ad hoc que estudia la reforma a la Constitución.

Tags:

  • FAES

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines