Lo más visto

Más de El Salvador

Ordenan embargo a alcaldía santaneca

Deuda es por obras adicionales en construcción del relleno sanitario, que data de administración anterior.
Enlace copiado
En 2016  la Inspectoría registró 63 denuncias en contra de agentes de la PNC de Ahuachapán, 144 en Santa Ana y 116 casos en Sonsonate.

En 2016 la Inspectoría registró 63 denuncias en contra de agentes de la PNC de Ahuachapán, 144 en Santa Ana y 116 casos en Sonsonate.

Enlace copiado
El Juzgado Segundo de lo Civil y Mercantil de Santa Ana ordenó un embargo contra la Alcaldía Municipal de Santa Ana por $174,020.69, a causa de una deuda con la empresa que construyó el relleno sanitario que tuvo una inversión de $1.5 millones, provenientes del gobierno central a través del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN).

La deuda se originó en 2013, cuando la alcaldía santaneca era administrada por Alfredo Peñate, del partido FMLN, y es en concepto de obras adicionales que requirió el relleno sanitario y que la comuna santaneca se comprometió a cancelar.

La resolución del juzgado ocurre pasados dos años de la administración municipal actual, encabeza por Mario Moreira, del partido ARENA, ordenándose la cancelación de la deuda más una compensación para la empresa constructora por no haberse honrado la deuda en el momento oportuno.

Las obras adicionales que hizo la empresa ascienden a $150,096.55, mientras que la compensación es de $23,924.14, total que deberá cancelar la comuna por orden judicial.

Según la resolución judicial, el embargo va dirigido a “la partida del Presupuesto General de 2016 o en su defecto sobre el presupuesto del corriente año”.

El tesorero municipal santaneco, René Ramírez Macal, dijo que aunque no tenían prevista la erogación de estos fondos, deberán sacrificar obras y otras partidas municipales para cumplir con la orden judicial.

“El problema es que la administración de Joaquín Peñate no lo pagó. Hoy en enero recibimos la ejecución forzosa para poder pagar los $150,000 que se le adeudan, más $23,000 y fracción en carácter de multas e intereses, lo que implica que económicamente nos daña como administración, ya que ese dinero ya no va a ser ejecutado para hacer obras, sino que para pagar una deuda que irresponsablemente la administración anterior ha dejado”, afirmó el tesorero.

De acuerdo con Ramírez Macal, desde que recibieron la notificación se dedicaron a buscar documentación sobre la deuda y por eso es que la respuesta se da hasta hoy, señalando que también se pusieron en contacto con representantes de la empresa para buscar un acuerdo de pago.

La alcaldía propuso cancelar la deuda en 10 cuotas y una prima, pero como respuesta recibió que la demandante solamente acepta dos pagos, lo que, según Ramírez Macal, es imposible de cumplir, pero que ya con la resolución judicial deberán buscar los fondos.

“Estamos en una situación bien difícil... La contabilidad todavía la estamos trabajando en tenerla al día. No podemos optar a ningún préstamo, la banca no nos puede prestar porque carecemos de una categorización, que la da al tener la contabilidad al día”, explicó.

Tags:

Lee también

Comentarios