Lo más visto

Ordenan juicio a clan Salazar-Umaña por reparos de $508 millones

Jueza ve indicios de que banda ligada a "Chepe Diablo" no reportó al Estado ingresos de $508 millones y evadió $138 en impuestos. Envía a cinco imputados a etapa de sentencia. Defensa analiza pedir nulidad de proceso.

Enlace copiado
Puntual.  José Adán Salazar (

Puntual. José Adán Salazar ("Chepe Diablo") llegó ayer al centro judicial de San Salvador para conocer el fallo en su contra.

Enlace copiado

Existen fuertes indicios de que José Adán Salazar Umaña, conocido como "Chepe Diablo", y cuatro de sus familiares formaron parte de una banda que no reportó al Estado $508 millones en ingresos y se evitó un pago de $138 millones en impuestos, por eso deben enfrentar un juicio por el delito de lavado de dinero. Eso resolvió ayer la jueza interina del Juzgado Cuarto de Instrucción de San Salvador, Lila Álvarez.

La resolución incluye a Juan Umaña Samayoa, exalcalde de Metapán; Sara Paz Martínez, exesposa de "Chepe Diablo"; Susana Nohemí Salazar de Cruz, hija de "Chepe Diablo"; y Romelia Guerra Argueta, expareja de Umaña Samayoa. Todos, a excepción del exfuncionario metapaneco, enfrentan el proceso en libertad, con algunas restricciones, luego de que las mujeres pagaron fianzas de $100,000 y "Chepe Diablo", de $200,000, debido a una resolución de la Cámara de lo Penal en noviembre de 2017.

La Fiscalía General de la República (FGR) también vincula con el delito a Miriam Haydée Salazar de Umaña (esposa del exalcalde de Metapán), José Adán Salazar Martínez (hijo de "Chepe Diablo"), Wilfredo Guerra (hijo de Samayoa) y Tránsito Ruth Mira de Guerra (esposa de Wilfredo Guerra). La jueza los separó del proceso porque están prófugos, aunque ayer dejó pendiente emitir orden de captura en su contra para declararlos "rebeldes". El caso contra ellos queda en suspenso hasta que sean capturados.

Según una pericia de la Fiscalía, las empresas del clan conocido como Salazar-Umaña tuvieron ingresos sin origen justificado por un total de $508 millones, entre 2003 y 2012. Los imputados no reportaron al Estado que obtuvieron ese dinero y evadieron $138 millones correspondientes a impuestos, detallan las pesquisas.

En un principio las pruebas del ministerio público daban cuenta de que los procesados tuvieron ingresos sin justificar por $201 millones. Pero el 3 de octubre pasado, un fiscal antilavado dio a conocer, previo al inicio de la audiencia preliminar que terminó ayer, que una nueva pericia elevó ese monto a $508 millones, lo que equivale a un aumento de $307 millones respecto al anterior.

La Unidad Especializada de Delitos relativos al Lavado de Dinero de la FGR explicó que los imputados tenían que pagar $138 millones de impuestos si reportaban al Estado los ingresos de $508 millones. Como no los reportaron, introdujeron esos fondos en el sistema financiero de manera ilegal, lo que se conoce como lavado de dinero y activos, castigado con penas entre 10 y 15 años de cárcel, sostienen las investigaciones.

El exalcade Umaña y su grupo familiar introdujeron al mercado financiero el dinero injustificado a través de empresas de granos básicos y transporte vinculadas a la sociedad Agroindustrias GUMARSAL. Mientras que "Chepe Diablo" lo hizo por medio de su conglomerado llamado Hoteles Salvadoreños (HOTESA), reiteró ayer un fiscal asignado al caso.

El peritaje de la discordia y el excapo

El peritaje financiero que reporta los gastos injustificados es nuevo, se conoció en octubre pasado y generó polémica en el proceso. Los abogados Miguel Flores Durel y David Morales, que defienden a "Chepe Diablo", consideran que un tribunal no debe tomarlo en cuenta como prueba porque lo realizó solo la Fiscalía, sin supervisión de la defensa. Los fiscales defienden que es una prueba legal.

Tras conocer la resolución de ayer, Flores Durel volvió a hacer referencia a ese peritaje, que la jueza admitió como prueba para que la valore un tribunal de Sentencia: "La expectativa respecto a la prueba pericial ampliada era otra, era de exclusión. Vamos a insistir en ese punto. El caso va a otra instancia y vamos a examinar la posibilidad de una nulidad absoluta".

En el pasado, "Chepe Diablo" ha sido perfilado por las autoridades como el cabecilla del cartel de Texis, una organización de tráfico de droga afincada en el occidente del país. Nunca ha sido acusado de ese delito. Entre 2014 y 2017, Estados Unidos lo consideró un capo de la droga.

LA PRENSA GRÁFICA dio a conocer en octubre anterior que la Fiscalía tiene en su poder información de las autoridades de Panamá y Guatemala que demuestran las actividades económicas internacionales del clan de "Chepe Diablo", quien tuvo negocios con el exvicepresidente Óscar Ortiz. Mientras este caso lo recibe un tribunal de Sentencia y programa el juicio, para determinar la culpabilidad o inocencia, todos seguirán en libertad, menos el exalcalde.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines