Lo más visto

Orgulloso de llevar el azul y blanco en las piscinas de las Olimpiadas Especiales

A sus 22 años de edad, José Alfredo Escobar es un atleta de Olimpiadas Especiales, originario de la ciudad de San Miguel, pero que ha representado a El Salvador en competencias internacionales celebradas en diferentes países.
Enlace copiado
Orgulloso de llevar el azul y blanco en las piscinas de las Olimpiadas Especiales

Orgulloso de llevar el azul y blanco en las piscinas de las Olimpiadas Especiales

Enlace copiado


Merlin Sorto, madre del atleta, cuenta que desde los siete años se descubrió el talento que traía Alfredo para la natación, y que hoy se desempeña en los estilos libre y dorso. 

Este joven, con un mosaico de Síndrome de Down, ha realizado sus estudios de educación básica en la Escuela de Educación Especial de San Miguel, en la que se ha desarrollado en la disciplina deportiva acuática, a tal punto de ganar todas las competencias regionales y nacionales. 

La primera competencia internacional en la que participó José Alfredo fue en un mundial celebrado en septiembre de 2012 en Puerto Rico (Estados Unidos), adonde asistió por invitación del Comité de Olimpiadas Especiales, y compitió en natación con los estilos libre y dorso. 

“Allí fue penalizado en el estilo libre, porque en las tres veces que participó superó su propio tiempo, pero en dorso se trajo una medalla de oro”, comenta la madre del atleta, quien agrega que su hijo también tuvo participación en los juegos centroamericanos de 2014, en los que se agenció dos medallas de oro para El Salvador, una en estilo libre y la otra en dorso. 

Las últimas semanas de 2016 este atleta especial las pasó entrenando y preparándose para volver a poner en alto los colores azul y blanco en los Terceros Juegos Latinoamericanos de Olimpiadas Especiales, que se realizarán en Panamá del 21 al 28 de abril de 2017. 

Alfredo será parte de la delegación de 30 atletas que representarán a El Salvador en esa competición. “Quiero ir a competir en Panamá y traer un lugar para el país, y por eso estoy yendo a entrenar y viendo fotos de otras Olimpiadas para volver a ganar”, contó el atleta. 

La familia de José Alfredo se siente orgullosa de su desempeño como deportista, porque asegura que la gran mayoría de la sociedad no espera ver que personas con alguna discapacidad sobresalgan es esta clase de competencias. 

“Al igual que Alfredo hay muchos niños a escala nacional que también tienen la capacidad para desempeñarse en las diferentes disciplinas deportivas, pero por las limitantes económicas no pueden asistir, lo ideal es que cada competidor tenga un patrocinador individual”, señaló Sorto. 

De momento la familia no ha recibido notificación del Comité de Olimpiadas Especiales para informarles sobre los costos para viajar a Puerto Rico, y si serán todos asumidos por los organizadores, pero esperan que haya empresas salvadoreñas que también apoyen estos esfuerzos. 

Tags:

  • san miguel
  • de bien
  • con discapacidad
  • natación

Lee también

Comentarios