Lo más visto

Origen de las marchas de Semana Santa

A finales del siglo XIX aparece la que se considera como la primera marcha compuesta exclusivamente para interpretarse en una procesión de la Semana Mayor.
Enlace copiado
Origen de las marchas de Semana Santa

Origen de las marchas de Semana Santa

Enlace copiado
No se puede hablar de Semana Santa sin hacer mención de la música especial para esta época, conocida como marchas procesionales. Según Ever Castillo, periodista y locutor de Radio Luz, “las marchas tienen su origen en un cortejo procesional, donde antiguamente los grandes reyes indígenas  eran llevados en hombros por sus súbditos, acompañados de tambores y pitos como manera de anunciar el paso de su rey”. Con el paso de los años se formaron las bandas militares y municipales que acompañan en su recorrido procesional a las veneradas imágenes, tocando grandes composiciones que han sido adaptadas como el segundo movimiento de la Tercera Sinfonía de Beethoven o la marcha fúnebre de Fréderic Chopin.

Apogeo

Fue hasta después de la Guerra Civil, a finales de la década de los 30, que se empezaron a formar numerosas bandas y agrupaciones para tocar marchas propiamente para la Semana Santa, muchas dependían de las propias cofradías o hermandades. Pero según datos históricos, la primera marcha compuesta exclusivamente para interpretarse en una procesión de Semana Santa fue en 1895, es de la autoría de José Font Marimont y está dedicada a la Cofradía del Sagrado Descendimiento de Nuestro Señor Jesucristo y 5ª Angustia de María Santísima de Sevilla.       

“Precisamente en países como España es donde hay mayor devoción en este tipo de expresiones de piedad popular”, afirma el periodista y locutor de Radio Luz.                               

La región centroamericana no está exenta a la composición de estas marchas, en Guatemala han surgido diversos autores que han escrito marchas procesionales, como “Mater dolorosa” de Julia Quiñónez Y el país hermano fue inspiración para que, en El Salvador también destacaran autores de marchas procesionales que hoy en día son tocadas por las bandas, como “El faquir” del izalqueño José Solano, “Eterno descanso” del también izalqueño Ricardo Humberto Solano, entre otras.


Banda Sangre de Cristo de Nahuizalco, Sonsonate.

Bandas en el país

La formación de bandas para interpretar marchas para Semana Santa en El Salvador ha tenido mayor desarrollo en la zona occidental del país, esto podría considerarse por la cercanía y la influencia de Guatemala.

Como la expresión de la piedad popular en términos hermandades está muy fortalecida en occidente, propiamente en Sonsonate, Nahuizalco e Izalco, las bandas han tenido como mayor auge; por ejemplo, la banda de la Hermandad de Jesús Nazareno de los Vía crucis de Sonsonate, la banda de la Hermandad de Jesús Nazareno de Izalco y la banda Sangre de Cristo de Nahuizalco”,  detalla Castillo.

Estas tres bandas musicales de marchas procesionales coinciden en que la mayoría de sus integrantes son jóvenes y tienen cinco años de haberse formado; asimismo, en su repertorio incluyen sobre todo, marchas de autores salvadoreños y guatemaltecos.

Tags:

  • bandas
  • semana Santa

Lee también

Comentarios