Lo más visto

Ostúa, “la ciudad olvidada” de Metapán con viejos recuerdos

Fue fundada por los españoles y desapareció con su veci-no Angue, a causa de inundaciones de dos afluentes.
Enlace copiado
Inundada. La causa más creíble de la desaparición prematura de Ostúa fue el desbordamiento del río. Sus pobladores habitaban en una planicie casi al nivel de este.

Inundada. La causa más creíble de la desaparición prematura de Ostúa fue el desbordamiento del río. Sus pobladores habitaban en una planicie casi al nivel de este.

Ostúa, “la ciudad olvidada” de Metapán con viejos recuerdos

Ostúa, “la ciudad olvidada” de Metapán con viejos recuerdos

Enlace copiado
Las ruinas de su antigua iglesia aún se observan en la actual hacienda de Ostúa, ubicada en el caserío San Jerónimo a unos 11.4 kilómetros al oeste de Metapán (Santa Ana), guardando los secretos del pueblo de Ostúa, que están en la memoria de algunos metapanecos.

“La ciudad olvidada” o “ciudad desaparecida”, como muchos la llaman, es aún recordada por la portada de Ostúa: la fachada de lo que fue su templo católico. El nombre de esta población precolombina, como muchas otras, es de origen náhuatl que significa “río de las cuevas”, y muchos suponen que pudo nombrarse así por el afluente cercano.

Según la investigadora Marielba Herrera, este pueblo fundado por los españoles desapareció junto a su vecino Angue en el siglo XVII, por causa de inundaciones de los ríos Ostúa y Langue.

Ante esos desastres naturales, los pobladores se trasladaron a la ciudad más cercana, San Pedro Metapán (actual municipio de Metapán), llevando con ellos sus tradiciones y religión, como algunas imágenes que rescataron de su iglesia en honor al señor de Ostúa, que es el segundo patrono del municipio, celebrado un domingo antes del Miércoles de Ceniza; es decir, al inicio de la cuaresma en la iglesia del barrio El Calvario.

Según Carlos Galicia, poblador que conoce la historia de Ostúa, este pueblo no obtuvo mayor notoriedad porque no se mencionó en la tasación de pueblos indígenas que tributaban a la jurisdicción de la ciudad de San Salvador, hecha por la Real Audiencia de los Confines, en 1548. Respecto a su desarrollo, posiblemente fue al mismo tiempo o bajo la sombra de Metapán, porque ambas comunidades eran agrícolas y ganaderas, pero las transacciones se realizaban en la segunda.

Tags:

Lee también

Comentarios