Otro salvadoreño detenido en Costa Rica con cocaína

Llevaba 192 kilos en un furgón con placas del país. Es el primero de 2013 y octavo desde 2011 que es capturado en la frontera de Peñas Blancas trasladando alijos de droga.
Enlace copiado
Controles.  La policía de Costa Rica instala retenes antidroga en las zonas aledañas a la frontera de Peñas Blancas. Las incautaciones, empero, casi siempre llegan con ayuda de informantes.

Controles. La policía de Costa Rica instala retenes antidroga en las zonas aledañas a la frontera de Peñas Blancas. Las incautaciones, empero, casi siempre llegan con ayuda de informantes.

Tecnología.  Hasta finales de 2012, según autoridades costarricenses, los controles se empezaron a modernizar en la frontera.

Tecnología. Hasta finales de 2012, según autoridades costarricenses, los controles se empezaron a modernizar en la frontera.

Otro salvadoreño detenido en Costa Rica con cocaína

Otro salvadoreño detenido en Costa Rica con cocaína

Enlace copiado
Autoridades y medios de comunicación costarricenses informaron ayer de la detención de otro salvadoreño en la frontera que divide Costa Rica y Nicaragua, Peñas Blancas, cuando trataba de trasladar alijo de 192 kilos de cocaína.

La información fue confirmada por el viceministro de Seguridad de Costa Rica, Celso Gamboa, en su cuenta de Twitter.

El año pasado autoridades costarricenses y nicaragüenses detectaron en ese puesto fronterizo cinco alijos de droga conducidos en furgones salvadoreños o por motoristas salvadoreños. En 2011 fueron dos más. El de ayer es el octavo salvadoreño en estos tres años.

Según el medio informativo TicoVisión, la detención del salvadoreño ocurrió ayer en la madrugada, cuando se dirigía hacia Nicaragua. El motorista fue identificado únicamente por sus apellidos: Galves Ramos, de 34 años.

El medio informativo añadió que Galves Ramos había ingresado a Costa Rica el pasado 12 de enero, con una carga de pupitres. El salvadoreño conducía un cabezal identificado con placas C 111-245, con una rastra placas RE 4-571.

Los medios costarricenses añadieron que el furgón salvadoreño retornaba ayer por la madrugada sin mercadería.

Desde 2011, múltiples salvadoreños se han visto ligados a varios alijos de droga incautados en la frontera de Peñas Blancas, sobre todo del lado costarricense.

Con los 192 kilos incautados ayer, la cantidad de cocaína relacionada con salvadoreños o furgones salvadoreños, desde 2011, es de casi una tonelada: 966 kilos.

Los medios de comunicación costarricenses agregaron que el cabezal estaba registrado a nombre del motorista detenido: Galves Ramos. La rastra, en cambio, a nombre de otro salvadoreño: O. P.

LA PRENSA GRÁFICA habló por teléfono con el supuesto propietario de la rastra. O. P. aseguró: “Sí, tuve un furgón, pero lo vendí hace como dos años”. El hombre no pudo corroborar, sin embargo, si las placas eran las mismas.

Según el supuesto expropietario, luego de la venta del furgón no ha vuelto a tener transporte de carga de alto tonelaje, incluso perdió su código aduanero de transportista internacional de carga. Este comentó, además, que ayer por la mañana miembros de la Policía Nacional Civil (PNC) habían llegado a su lugar de residencia.

Añadió que, después de vender su furgón, “el que lo compró lo deshuesó (desmanteló) y lo vendió poco a poco. Si la tarjeta de circulación ni se refrendó otra vez”.

Los medios costarricenses reseñan que los 192 kilos de cocaína fueron encontrados ocultos en los laterales (paredes) del tráiler (rastra), con 96 kilos en cada lado.

LA PRENSA GRÁFICA publicó en diciembre pasado un amplio reportaje en el que se dio a conocer que la Fiscalía General de la República (FGR) admitió mantener una investigación contra varias personas en El Salvador ligadas a decomisos en Costa Rica.

En esa ocasión, la FGR aseguró que había llegado a detectar varias redes de narcotráfico, con contactos a escala transnacional, que se estaban dedicando al transporte de drogas por Centroamérica. Pese a ello, nadie está detenido en El Salvador por ninguno de esos siete casos.

En otra publicación de hace una semana, acerca de la frontera de Peñas Blancas, LA PRENSA GRÁFICA reseñó que las autoridades costarricenses admiten que por esa frontera pasa mucha droga sin que puedan detectarla toda. En 2012 fue apenas el 1% de lo que calculan que pasa por el istmo, según publicó este periódico.

El viceministro de Seguridad de Costa Rica, Celso Gamboa, dijo entonces que a los motoristas de los furgones les pagan entre $5,000 y $6,000 por viaje. Dos de los motoristas salvadoreños capturados en 2012 cuando trasladaban droga fueron condenados en tribunales costarricenses, en septiembre pasado, a siete años de prisión por tráfico internacional de drogas.

El pasado 10 de enero, el ministro de Justicia y Seguridad Pública de El Salvador, David Munguía Payés, dijo que en el país no existen grandes estructuras de traficantes y que, por ello, no ha habido capturas al respecto. “El Salvador ha sido una ruta secundaria para el movimiento de la droga. De esos ‘baby carteles’, como los que se están viendo en Guatemala, no tenemos información nosotros. El tráfico de drogas nos preocupa a nosotros, pero no tiene la intensidad que tiene en Guatemala y en Honduras”, dijo entonces el ministro Munguía Payés.

El último caso de un salvadoreño detenido en Peñas Blancas por el delito de tráfico internacional de drogas ocurrió el 12 de diciembre de 2012.

El motorista únicamente fue identificado por sus apellidos, Acosta Sayes, y trasladaba 47 kilos de cocaína ocultos en la pared de fondo de la rastra.

Tags:

  • Costa Rica
  • narcotrafico
  • Peñas Blancas
  • decomiso
  • salvadoreño
  • cocaina

Lee también

Comentarios

Newsletter