PGR capta cerca de $26 millones al año en cuotas alimenticias

El dinero llega a unos  36,000 menores de 18 años, en promedio. La cifra de madres y padres demandantes de estas cuotas alimenticias ronda los 6,000 por año y la mayoría de estos demandantes son mujeres jóvenes cuyas edades oscilan  entre los 18 y 35 años.
 
Enlace copiado
PGR capta cerca de $26 millones al año  en cuotas alimenticias

PGR capta cerca de $26 millones al año en cuotas alimenticias

Enlace copiado

Solo entre enero y julio de este año, un total de 3,246 personas se han acercado a  la Procuraduría General de la República (PGR)  a solicitar una fijación de cuota alimenticia; es decir, a demandar al padre o a la madre de sus hijos a fin de que desembolsen una cuota mensual para poder alimentarlos.


El año pasado, los demandantes sumaron 5,995 y en 2015 sumaron 6,650; en total, 15,891 personas se abocaron en estos últimos tres años a realizar este trámite que está a cargo de la Unidad de Familia.


Durante 2016,  estas demandas derivaron en la captación de $26.1 millones, que son $1.6 millones más que los de 2015. Y la cifra será similar para cuando finalice este año, puesto que hasta julio ya habían sido captados casi $12 millones.


De acuerdo con el procurador auxiliar de San Salvador, Mario Peña, los casos en que los padres son los que llegan a demandar a las madres son mínimos, pero sí los hay; de hecho, representan cerca del 3 %.


 “Nosotros le damos el servicio a cualquiera que venga. Es un tema de paternidad y maternidad responsable”, anotó.


En 2015, un total de 6,500 mujeres solicitaron ante la PGR una fijación de cuota alimenticia contra apenas 150 hombres.


Para 2016, la tendencia siguió igual con respecto al género de las personas demandantes: las mujeres sumaron no menos de 4,500 contra apenas unos 200 hombres. Estas últimas cifras no son exactas porque en los documentos proporcionados por la PGR no se especifica el género de los demandantes de la procuraduría auxiliar de San Miguel.


Aunque no supo detallar cifras exactas, sí aseguró que la mayoría del 97 % de mujeres demandantes no acude a solicitar cuota para un hijo, sino para dos o tres. Ese es el promedio.
 
Las estadísticas de la memoria de labores de la PGR del período correspondiente a junio de 2016 y mayo de 2017 dan cuenta de un total de 36,184 menores de 18 años, quienes se vieron beneficiados con las captaciones.


De ese total, 19,594 fueron niños menores de 12 años y  16,590 fueron adolescentes de entre 12 y 17 años de edad.


Sobre estos datos también es importante destacar una diferencia en el modo de fijación de la cuota: 29,480 de los menores de edad beneficiados pudieron acceder a esta cuota mediante trámites administrativos; es decir, sus padres llegaron a un acuerdo en la Procuraduría, pero en el caso de 36,184 menores fue indispensable una fase judicial; es decir, llevar a cabo un proceso en los tribunales.


Según los registros, entre enero de 2015 y julio de este año, la sede de la procuraduría auxiliar de San Salvador es la que más ha recibido solicitudes para la realización del trámite de fijación de cuotas alimenticias, de un total de 17 procuradurías auxiliares en todo el territorio nacional.


La sede de San Salvador ha sumado 3,226 solicitudes, y le siguen la sede de Soyapango (con 1,891 solicitudes) y la sede de La Libertad (con 1,866 solicitudes) , en segundo y tercer lugar respectivamente.

 No hay cuotas mínimas ni máximas


El procurador auxiliar Peña explicó que no existen cuotas mínimas ni cuotas máximas, ya que la fijación de una cuota alimenticia depende tanto de la capacidad del demandado (u obligado) como de la necesidad del hijo de la persona demandante.


 “Hay una confusión. Aquí vienen hasta hablando de porcentajes y diciendo: ‘Es que por ley que me tiene que dar el 30 % de su salario’.  Y no es así. Eso aplica solo para el aguinaldo. Hay un decreto que habla del 30 % sobre el aguinaldo que recibe un empleado. Eso sí es fijo”, explicó. Y para quienes no tienen un empleo fijo y no reciben aguinaldo también es fijo que en diciembre depositen una cuota doble.


Por otra parte, agregó que la cuestión de la fijación de las cuotas no es algo permanente, puede variar, y ahí hay otro tema sobre los más de 40 servicios que ofrece la Unidad de Familia de la PGR, el de modificación de cuotas, ya sea para incrementarlas o para disminuirlas. “Si la capacidad del obligado ha cambiado, puede venir la demandante a pedir una modificación; por ejemplo, puede ser que hoy se fijó una cuota, pero que dentro de un mes el obligado esté trabajando en otro lugar con un mejor ingreso”, expresó.


De momento, no hay una investigación en el país que pueda determinar o si quiera estimar el subregistro de padres o madres que no están cumpliendo con la obligación de alimentar a sus hijos, un derecho universal de la niñez y la adolescencia.


Zona urbana vs. zona rural


En términos generales, un 60 % de las personas demandantes reside en áreas rurales, según los cálculos del procurador auxiliar. De forma particular hay 14 procuradurías auxiliares que atienden a esta población: Ahuachapán, Santa Ana, Metapán (Santa Ana), Sonsonate, Apopa (San Salvador), Zacatecoluca (La Paz), Chalatenango, San Vicente, Usulután, Cojutepeque (Cuscatlán), Sensuntepeque (Cabañas), Gotera (Morazán), San Miguel y  La Unión.


El 40 % restante, en su mayoría, vive en las zonas urbanas de las procuradurías auxiliares en La Libertad, San Salvador y el municipio de Soyapango.
Hay quienes, sin embargo, son demandados fuera de las fronteras nacionales a través de un convenio con la cancillería, cuyos consulados en el extranjero se encargan de llevar a cabo los trámites para lograr que los padres o madres, principalmente en Estados Unidos, cumplan con sus obligaciones.

Lee también

Comentarios

Newsletter