Lo más visto

Más de El Salvador

PGR pide $8 millones más para su presupuesto 2018

La procuraduría ha hecho una reingeniería de su estructura organizativa para fortalecer las atenciones a la niñez, por lo que está luchando por obtener más dinero.
Enlace copiado
PGR pide $8 millones más para su presupuesto 2018

PGR pide $8 millones más para su presupuesto 2018

Enlace copiado

Para 2017, a la Procuraduría General de la República (PGR) le fue asignado un presupuesto que durante todo el año ha recalcado le es insuficiente, por lo que la procuradora general de la república, Sonia de Madriz, ha estado sosteniendo algunas reuniones estratégicas con el Órgano Legislativo en las que ha explicado la necesidad de que le aprueben $8 millones más para 2018.

Según comentó, a mediados de noviembre fue recibida en el seno del Grupo Parlamentario de Mujeres para explicar y fundamentar las razones por las que está solicitando más dinero, pero estaba a la espera de acordar una audiencia con la comisión de hacienda legislativa para ahondar sobre el tema.

“A mí me gustaría explicarles cuáles son nuestras necesidades, en el sentido de que no es lo mismo que ellos solo reciban un documento que, aunque sea muy técnico, muy objetivo y muy veraz, a que platiquemos. No es lo mismo que ellos solo vean los números fríos y yo poner ahí que necesito $8 millones y que ellos piensen que es mucho, pero que, por lo extenso que resultaría, yo no especifique ahí la extensión para cada rubro que se busca fortalecer”, dijo.

Cuando De Madriz llegó a ocupar su cargo, en 2010, encontró, entre muchas otras cuestiones, que una de las unidades de la PGR llevaba por nombre Unidad de Familia, Niñez, Mediación y Adopciones. “Un nombre tan extenso que ahí estaba el tema de la niñez absorbido por el tema de la familia, pero que en sí el interés del niño y de la niña que manda ahora la LEPINA (Ley de Protección Integral para la Niñez y la Adolescencia) quedaba prácticamente en segundo plano”, anotó.

Esa estructura, señala, ya no funciona. Y es por esa razón que desde agosto recién pasado, la titular de la PGR decidió hacer una reingeniería que terminó separando la Unidad de Familia y Mediación de la Unidad de Niñez y Adolescencia, pero con la esperanza de conseguir obtener más presupuesto para que le permita contratar nuevas plazas para poder enfocar mejor el trabajo hacia ese sector poblacional.

Según la procuradora general, antes existía una doctrina tutelar, donde los padres miraban a sus hijos como que eran una cosa, objetos, sus hijos, pero no para protegerlos para un desarrollo integral, sino como que los niños no tenían ni pensamiento ni voluntad ni nada, pero considera que hoy los niños hoy traen su propia identidad, su propia inteligencia y carácter.

“El tema de niñez estaba inmerso en el tema de familia, por lo que, de alguna manera, se diluía la responsabilidad y por eso no lográbamos visibilizarlo y darle la atención inmediata que requiere. De ahí la necesidad de crear una nueva unidad y desvincular completamente el tema”, insistió.

Alimentación, migración, trata y salud emocional

La recién creada unidad, además de encargarse de fijar las cuotas alimenticias para menores de edad, que es el servicio más demandado en la institución, también tiene entre sus atribuciones ocuparse de la representación legal de la niñez que ingresa al país deportada sin un adulto a su lado.

Asimismo, la Unidad Especializada en Niñez y Adolescencia suma entre sus responsabilidades los casos de asentamientos tardíos de partidas de nacimiento, de opiniones para tramitar pasaportes y salidas del país y los de opiniones para intervenciones quirúrgicas, entre otras.

Por otra parte, De Madriz hizo énfasis en un proyecto para habilitar ludotecas infantiles, indispensables para cuidar la salud emocional de la niñez: según recalcó, en muchas ocasiones las madres acuden con sus hijos a dar testimonios de que los padres no quieren reconocer la paternidad o cuando las mujeres han sido agredidas que inevitablemente sus hijos escuchan, por lo que estos espacios son indispensables para cuidar la salud mental de los menores de edad.

“Lo que queremos es que se nos comprenda la necesidad, que lo que estamos haciendo únicamente es actuar de conformidad con la Constitución y la Convención Internacional de los Derechos del Niño. Ya cuando los demás vean el propósito y la labor preventiva de la procuraduría, van a ver que a medida que garanticemos los derechos a la niñez, ellos van a ir creciendo con un desarrollo integral y al final van a ser hombres y mujeres de bien”, destacó la funcionaria.

Lee también

Comentarios