PNC registra viviendas en cercanías de penales

Las inspecciones han sido realizadas sin órdenes judiciales giradas por jueces. Policía justifica requisas bajo el plan Casa Segura en el que habitantes de las viviendas firman un permiso para que policías puedan ingresar a las viviendas.
Enlace copiado
PNC  registra viviendas  en cercanías de penales

PNC registra viviendas en cercanías de penales

PNC  registra viviendas  en cercanías de penales

PNC registra viviendas en cercanías de penales

Enlace copiado
Una de las habitantes de la colonia El Rosal, en las cercanías del penal de Quezaltepeque, en La Libertad, aceptó firmar una autorización para que policías comunitarios ingresaran a su vivienda a verificar quiénes y en qué condición vivían. La mujer explicó a los policías que no tenía problemas para dejarlos entrar e incluso les dijo que podían revisar todo lo que quisieran.

“Los policías me dijeron, amablemente, que les hiciera el favor de firmarles la autorización, y uno como no debe nada ni esconde nada puede firmar tranquilamente, así como lo han hecho los vecinos desde ayer (martes)”, dijo la mujer a este periódico, ayer por la mañana, mientras observaba a los policías que entraban a la cocina y llegaban hasta el patio trasero. Luego sacó recibos de luz eléctrica y agua para demostrar, con su DUI en mano, que llegaban a su nombre y que la casa está en un terreno de su propiedad.

Uno de los policías comunitarios de Quezaltepeque explicó a este periódico que la misión de la verificación era para identificar quiénes rodean el penal.

“Por el momento no hemos encontrado irregularidades en las viviendas que hemos verificado, tampoco en las personas que entran y salen de estas colonias”, dijo el policía comunitario, quien agregó que las casas que habían identificado como “bases desde las que alguna vez fueron utilizadas para lanzar ilícitos a los penales” están vacías o no hay nadie cuando la Policía pasa verificando.

Las requisas se realizan sin órdenes judiciales giradas por jueces para que los agentes policiales ingresen a las casas, hagan inspecciones y recolecten datos de las personas, que es el procedimiento legal que se debe seguir, según explicó ayer una jueza de Vigilancia Penitenciara (ver nota en página 11).

Los registros iniciaron un día después de la declaratoria de emergencia en siete penales del país, como parte de las medidas extraordinarias por inseguridad. El director de la Policía, Howard Cotto, justificó ayer que las revisiones se realizan bajo el plan Casa Segura, que les permite a los policías verificar casas.

“Nosotros hacemos eventualmente en muchas comunidades el plan Casa Segura, y no hemos descartado implementarlo en los barrios, colonias o comunidades cercanas a los centros penales como parte de las medidas”, declaró Cotto al salir de una reunión en Casa Presidencial con diputados de la comisión legislativa de seguridad, donde abordaron cuáles serán finalmente las medidas que serán sometidas a la aprobación de los diputados. Las primeras serán presentadas hoy en la Asamblea Legislativa.

Cotto agregó que, según información de inteligencia, en las cercanías de los penales hay algunas personas vinculadas con los pandilleros internos. Además hay familiares e hijos de internos y personas que incluso alquilan espacios y colchonetas para las visitas de los internos que llegan desde lejos.

El procedimiento casa por casa también fue realizado en las cercanías de los otros penales declarados en emergencia. En las cercanías del penal de Izalco, por ejemplo, la policía verificó casa por casa y luego informó que no había encontrado ilícitos o irregularidades, solo casas que sirven como albergues para las visitas de los reos que llegan desde lejos.

“No es delito dar albergue a las personas que llegan de visita al penal, lo que buscamos es que no hayan ilícitos, como droga y armas”, dijo un agente.

En el procedimiento en Izalco la policía también detuvo a un panadero en vías de investigación, porque supuestamente tiene vínculos con una pandilla.

En las cercanías del penal de Ciudad Barrios, la policía informó que buscó las señales de Wi-Fi: “Estamos verificando que las señales de celulares estén bloqueadas y también las señales de los Wi-Fi, porque lamentablemente muchas casas alrededor del penal tienen Wi-Fi y son tan fuertes que entra la señal”, dijo el jefe policial Eduardo Azucena.

Tags:

  • medidas extraordinarias
  • inseguridad
  • violecncia
  • homicidios
  • pandillas
  • gobierno

Lee también

Comentarios

Newsletter