PNC condenado a 15 años por matar a vecino

El hecho se registró el año pasado en San Sebastián Salitrillo, por una discusión generada por el servicio de televisión por cable en la vivienda de un hijastro.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Archivo La discusión,  que culminó con la muerte de un hombre a manos de un agente policial, inició porque el primero habría cortado accidentalmente el cable del servicio de televisión de la casa del hijastro del agente.

Foto de LA PRENSA/Archivo La discusión, que culminó con la muerte de un hombre a manos de un agente policial, inició porque el primero habría cortado accidentalmente el cable del servicio de televisión de la casa del hijastro del agente.

Enlace copiado

Néstor Josué Contreras Cruz, agente de la Policía Nacional Civil (PNC), fue condenado por el Juzgado Primero de Sentencia de Santa Ana a purgar una pena de 15 años de prisión por el delito de homicidio simple en perjuicio de Óscar Antonio Castro Tobías, de 50 años de edad, a quien mató durante una discusión entre ambos.

Contreras Cruz, destacado en la delegación policial de La Paz en ese momento, fue detenido el 22 de junio de 2017, después de que en una acción de aparente defensa propia disparó su arma de equipo contra Castro, vecino suyo y suegro del hijastro de Contreras, durante una discusión generada por la desconexión accidental del servicio de cable de la casa del hijastro.

El hecho sucedió en horas de la mañana en el polígono 5 de la colonia San Miguel de San Sebastián Salitrillo, donde ambos hombres residían y eran vecinos, luego de que Castro Tobías, al podar un árbol de almendro, cortó accidentalmente el cable del servicio de cable de la casa del hijastro del agente, quien era además yerno de Castro.

Pese al daño, Castro Tobías no reinstaló el servicio, lo que provocó el reclamo de los afectados y del agente que se encontraba de licencia, quien habría llegado a la vivienda de la víctima mortal y le recomendó que a la próxima tuviera más cuidado.

Ante esto se generó una mayor discusión que culminó cuando Castro sacó un corvo y amenazó al agente, quien se retiró a su vivienda a sacar su arma de fuego con la que disparó contra el primero, quien murió cuando recibía atención en el Hospital Nacional de Chalchuapa.

En un primer momento Contreras huyó del lugar, pero se presentó a la escena del crimen en horas de la tarde y se entregó a la policía justificando que su acción fue en legítima defensa. Fue capturado y presentado ante las instancias correspondientes.

Homicidio
Las investigaciones de la Fiscalía establecieron que la acción del agente no fue en defensa propia y que usó su arma de equipo.
Fue procesado por homicidio simple.

Lee también

Comentarios

Newsletter