Lo más visto

Más de El Salvador

PNC ha incautado casi 5 millones de cigarrillos en dos años

El valor de lo decomisado entre enero de 2016 y enero de 2018 ronda los $680,000.
Enlace copiado
La Prensa Gráfica

La Prensa Gráfica

Enlace copiado

Entre el 1.º de enero de 2016 y el 31 de enero de 2018, la División de Seguridad Fronteriza de la Policía Nacional Civil (PNC) ha incautado un total de 238,354 cajetillas de cigarros relacionadas con el delito de contrabando de mercadería.

La cifra se traduce en más de 4.7 millones de cigarrillos al multiplicar cada cajetilla por 20 unidades y el valor estimado de esta mercancía asciende casi a más de $679,300, según la información proporcionada por la PNC.

Los cinco lugares donde ocurrieron con mayor frecuencia estas incautaciones son Candelaria de la Frontera (81,393 cajetillas, Metapán (54,340 cajetillas), San Salvador (49,946 cajetillas), Citalá (19, 520 cajetillas y San Francisco Menéndez (1,920 cajetillas).

Para el coordinador del programa de Hábitos Saludables y para el coordinador del proyecto de Implementación del Convenio Marco para el Control del Tabaco 2030, Edgardo Platero y Adonay de Paz, respectivamente, ambos del Fondo Solidario para la Salud (FOSALUD), el tema del contrabando es delicado y viene a sumarse al de las importaciones de tabaco, porque el sistema de salud público de El Salvador está invirtiendo cerca de $53 millones al año en atender enfermedades respiratorias agudas y crónicas relacionadas con el tabaquismo ($41 millones en consultas ambulatorias y $12 millones en hospitalizaciones), sin siquiera ser un país con producción de tabaco. Y faltaría sumar los costos en el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS).

En ese sentido, a juicio de ambos, es urgente impulsar cuatro escenarios: la prohibición total de áreas específicas para fumadores, la prohibición total de publicidad en los lugares de venta, incrementar las advertencias sanitarias en las cajetillas y aumentar la carga tributaria sobre el precio final al consumidor, que es del 52.5 % mientras en otros países es del 80 %.

Platero advirtió, por ejemplo, que el 42 % de personas no se inicia en el hábito de fumar tras las advertencias en las cajetillas de cigarros.

Lee también

Comentarios