Lo más visto

PNC: la mayoría de arrestados por distribuir droga son pandilleros

Un promedio de 12 personas son detenidas al día en El Salvador por delitos relacionados con las drogas. La PNC da cuenta que el 59 % de esas capturas es contra pandilleros.
Enlace copiado
PNC: la mayoría de arrestados por distribuir droga son pandilleros

PNC: la mayoría de arrestados por distribuir droga son pandilleros

Enlace copiado
 

La policía sorprendió a Joel y Alfonso cuando empaquetaban una hierba seca en bolsas negras forradas con cinta adhesiva transparente. Los dos trabajaban dentro de una casa de la comunidad California 3, de Soyapango, cuando miembros de la Sección Táctica Operativa de la Policía Nacional Civil (PNC) los capturaron el domingo 22 de abril.

La policía dice que Joel Ernesto Valdez, de 36 años, y Alfonso Antonio Arias Alvarado, de 28, son integrantes activos de la Mara Salvatrucha (MS-3). Los dos, según el reporte de las autoridades, tenían el encargo de dividir la marihuana en porciones pequeñas y luego comercializarla para obtener fondos para la pandilla. Otro integrante de la MS-13, aparte de Joel y Alfonso, que también fue detenido con marihuana este año fue Miguel Ángel Acuña, de 31 años.

MS-13 recaudó $49,000 para controlar venta de droga, según testigo

Un informe de la PNC, solicitado por LA PRENSA GRÁFICA a través de la Oficina de Información Pública, da cuenta que entre enero de 2015 y marzo de 2018 fueron capturadas 14,572 personas por delitos relacionados con las drogas.
El 59 % de esas capturas, según la Policía, se trata de pandilleros. Aunque el mayor porcentaje son pandilleros de la MS-13 (42.5 %).

“Las pandillas han venido creciendo en el manejo del narcomenudeo en el país. En los últimos años han venido desplazando a otras bandas que se encargaban de ese delito y ahora es una de las actividades principales de las estructuras para obtener recursos”, advierte Francisco Gómez, jefe de la División Antinarcóticos (DAN) de la PNC.

Pandilleros cpturados con droga y fusiles

Aunque la mayoría de arrestos ocurre en las cabeceras departamentales y ciudades con más población (ver infográfico aparte), el municipio con más detenciones en los últimos años es Santa Ana.

Uno de los fiscales antinarcotráfico que trabaja en el occidente del país dijo, bajo anonimato, que la mayoría de detenidos está relacionado con el hallazgo de marihuana, una droga que en su mayoría ingresa al país por puntos ciegos con Guatemala.

El informe de la PNC da cuenta que la marihuana es la droga que más encuentran los agentes durante los arrestos. En los tres últimos años han realizado 10,773 incautaciones de esa droga, lo que suma un total de 2,428.9 kilos; sin embargo, también en ese mismo periodo han encontrado cocaína en 490 ocasiones, equivalente a 14,066.7 kilos.

Aunque las autoridades reconocen que las pandillas están más inmersas en el narcomenudeo de marihuana, tal como lo muestran los números en las gráficas que acompañan este reportaje, también advierten que la MS-13 ha estado dando pasos más largos hacia el comercio de cocaína en El Salvador.

Las investigaciones que se desprenden de la Operación Jaque, una acción impulsada por las autoridades con el objetivo de impactar las finanzas de la Mara Salvatrucha, revelan que los cabecillas históricos de la pandilla apostaron por aumentar el tráfico de cocaína para financiar sus actividades.

Uno de esos cabecillas que ha colaborado con las autoridades para revelar la forma en que operaba la MS-13 con una red de testaferros le contó a los fiscales que una de las células más activas en la transacción de cocaína entre 2013 y 2015 fue el programa San Cocos Locos, afincado en Sonsonate.

Sin embargo, el jefe de la DAN asegura que no es tan importante el número de capturas, sino el desarticular las estructuras que mueven la droga en el país.

En 2017, la DAN y la Fiscalía Antinarcóticos desbarataron tres redes de narcotransportistas salvadoreñas: los lancheros de la playa San Diego, la estructura dirigida por el expolicía José de la Cruz Claros Amaya (alias “Sony”) y Los Quijada de Metapán, un clan familiar afincado en la zona rural de esa parte de Santa Ana,  que es utilizada como punto ciego por contrabandistas y traficantes.
Esas tres redes, que están a la orden de los tribunales, respondían a un mismo emisario en Guatemala como contacto principal para transportar la cocaína: Darwin Roderico González Delgado, alias “el Capi”, un militar retirado que se convirtió en operador del cartel de Sinaloa. Las autoridades salvadoreñas lo han acusado de narcotráfico, también han advertido a sus pares guatemaltecas para localizarlo.
 

Lee también

Comentarios