Lo más visto

PNC necesitó nueve asesinatos para tomar medidas contra pandillas

Tras negar un incremento de homicidios, la PNC suspendió permisos y vacaciones a sus agentes solo después de registrar nueve bajas (ocho policías y un motorista) entre los miembros de la institución policial.
 

Enlace copiado
9 agentes fallecidos en los primeros 18 días del 2019 se reportan en la Policía Nacional Civil. Foto: LA PRENSA/ Francisco Alemán

9 agentes fallecidos en los primeros 18 días del 2019 se reportan en la Policía Nacional Civil. Foto: LA PRENSA/ Francisco Alemán

Enlace copiado

La Policía de El Salvador ha suspendido este viernes los permisos de trabajo de todos sus empleados, tras el asesinato de ocho agentes y un motorista en los primeros 18 días de enero de 2019. Las autoridades atribuyen los ataques y crímenes a una medición de fuerza de las pandillas, en el contexto electoral salvadoreño. 

 La medida administrativa se ha girado solo horas después del ataque armado a una patrulla en la zona oriental.

A inicios de la semana, el director de la corporación, Howard Cotto, aseguraba a los medios de comunicación que no estaban considerando la suspensión de licencias y vacaciones, pese al notable incremento en los asesinatos en los días pasados.

Estos son los lugares de El Salvador en el que han sido asesinados nueve elementos de la Policía Nacional Civil:

La corporación había insistido, a inicio del mes, que la cifra de homicidios (tanto de civiles, policías y militares) se mantenía a la baja en comparación con el mismo período del año pasado, a pesar de varios crímenes múltiples. 
 

Los reportes periodísticos, no obstante, reflejaban otra realidad. Solo el segundo domingo de enero se contabilizaban 13 asesinatos. Solamente este viernes, en menos de 24 horas, se han reportado siete homicidios de civiles y, esta misma semana, varios homicidios múltiples fueron cometidos, incluyendo uno en el que un bebé fue víctima mortal.

Posteriormente, los ataques contra policías comenzaron a recrudecer.

Ante la evidencia, se responsabilizó de la ola de crímenes a una de las pandillas salvadoreñas y al contexto electoral. 

La suspensión de vacaciones y permisos en la PNC ocurre justo cuando faltan dos semanas para celebrarse las elecciones presidenciales. Cotto pidió a los actores políticos pronunciarse sobre la escalada de violencia.

 

El Ministerio de Seguridad Pública dice tener información que los crímenes de la pandilla son una acción para lograr beneficios carcelarios, como una oportunidad ante el cambio de administración gubernamental.

Las pandillas salvadoreñas recibieron un paquete de beneficios durante un proceso denominado “La Tregua”, en el que hoy por hoy son procesados algunos funcionarios. 

Pese al tenso ambiente de violencia que se vive en los últimos días en El Salvador, el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, no se ha pronunciado al respecto, ni siquiera para enviar un pésame a las familias de los miembros de la policía que han sido asesinados. La última vez que el presidente se manifestó públicamente fue durante la conmemoración de los 27 años de los Acuerdos Paz, el pasado 16 de enero.

En su discurso, sin embargo, Cerén habló de la necesidad de “nuevos acuerdos, basados en la realidad que vivimos y orientados a afrontar los desafíos actuales y futuros”. Aseguró que, junto a la Organización de las Naciones Unidas están impulsando una segunda generación de acuerdos. 

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines