PNC no ha pagado el seguro a familias de policías asesinados

Las familias de los 16 policías asesinados este año no han recibido el seguro de vida al que tienen derecho. El director de la PNC afirmó que el problema ya está resuelto y que pronto entregarán los seguros.
Enlace copiado
PNC no ha pagado el seguro a familias de policías asesinados

PNC no ha pagado el seguro a familias de policías asesinados

PNC no ha pagado el seguro a familias de policías asesinados

PNC no ha pagado el seguro a familias de policías asesinados

Enlace copiado
La viuda del investigador policial Neri Esaú Paiz Fabián ha hecho cinco viajes en los buses de la ruta 116 desde Apastepeque, San Vicente, hacia las oficinas de Bienestar Policial y al Departamento de Prestaciones en San Salvador, para que le informen sobre el seguro de vida al que tiene derecho luego del asesinato de su esposo durante un enfrentamiento armado con pandilleros, ocurrido el 9 de febrero de este año. La respuesta que ha recibido las cinco veces parece calcada: “Todavía no ha sido desembolsado el dinero del seguro de vida básico; por favor, venga después con toda la documentación necesaria”.

Las cinco veces ha tenido que regresar a su casa con las manos vacías, incluso sin nada para pagar a quienes le han prestado para cancelar el pasaje del bus, incluso sin poder poner una fecha para pagarles. Cada vez que regresa de Bienestar Policial y del Departamento de Prestaciones tiene que conformarse con la incertidumbre de no saber cómo y cuándo va a obtener el dinero del seguro de vida que planea invertir en un negocio.

Tras el asesinato de su esposo, y sin los $501 que ganaba y que ahora ya no llegan al hogar, ha tenido que asumir totalmente la responsabilidad de alimentar en el desayuno, almuerzo y cena a sus hijos de siete y tres años. Eso cuando hay comida, porque ahora en su casa a veces se come y a veces no. Afortunadamente, las veces en que no han comido han sido pocas porque su demás familia la ha apoyado.

Eso a duras penas es el preámbulo de lo que hace falta en el hogar de la viuda de Paiz Fabián. Luego están la vestimenta y el calzado, los pagos de agua y luz eléctrica, los gastos del niño que ya asiste a la escuela, los gastos cuando se enferman... y la lista sigue.

Esa situación de la familia de Paiz Fabián no es un caso aislado, en realidad es tan solo la primera familia en no recibir, durante este año, el seguro de vida básico de la Policía Nacional Civil (PNC), al que tienen derecho.

Ese seguro básico alcanza un monto de $11,428.57. Aunque esa cantidad podría incrementarse hasta más de $22,000 según las condiciones en que un agente muere; por ejemplo durante un enfrentamiento o ser asesinado por el hecho de ser policía.

Además de la familia de Paiz Fabián hay otras 15 viudas e hijos que se encuentran en la misma situación. Entre esas familias están incluidas dos que encontraron los cuerpos de sus esposos y padres en la morgue del Instituto de Medicina Legal (IML) después de buscarlos varios días y haberlos reportado como desaparecidos.

Está la familia del agente José David Tobar, quien iba a trabajar cuando intentó frustrar un asalto en la terminal de buses de Sonsonate y fue asesinado. Está la familia del agente Dagoberto Parada Quintanilla, quien fue asesinado mientras se encontraba trabajando como taxista en su día de licencia. Están las familias del investigador José Luis Letona y del agente Francisco Salvador Martínez, quienes fueron asesinados en Santa Cruz Michapa, Cuscatlán, mientras se encontraban realizando labores de investigación.

De acuerdo con el secretario general del movimiento por los derechos de los trabajadores de la Policía (MTP), Marvin Reyes, la única ayuda que las familias de los policías, asesinados este año, han tenido es el pago de los gastos fúnebres.

“Sí, lo único en que sí sé que se ha ayudado a las familias de los agentes es con los gastos del sepelio, según lo determina el artículo 77 de la Ley de la Carrera Policial. Entiendo que la ayuda ha sido de $800”, aseguró Reyes.

El secretario, además, afirmó que algunas familias han tenido que ir hasta dos o tres veces a Bienestar Policial para obtener esos $800 y así despreocuparse de los gastos del sepelio. La razón ha sido porque en la documentación hay algún dato incorrecto que debe ser corregido en la alcaldía, en la Fiscalía General de la República (FGR) o en Medicina Legal.

Este impago de los seguros de vida a las viudas e hijos de policías asesinados no es un problema exclusivo de El Salvador. En el estado de Veracruz, México, las viudas hicieron un plantón, en varias ocasiones durante 2015, frente al cuartel general de la Policía del estado exigiendo el pago de pensiones. Han sido escuchadas, pero también siguen esperando el pago.

¿Por qué el impago?

La aseguradora Central de Seguros y Finanzas, contratada en mayo de 2015 por la PNC para brindar los servicios de seguros básicos y opcionales para el personal administrativo, operativo y de alto riesgo de la corporación, explicó a LA PRENSA GRÁFICA que la razón por la que dejaron de desembolsar el dinero de los seguros a las familias de los policías asesinados es porque la Policía les debe dos cuotas trimestrales que deberían haber sido pagadas en noviembre de 2015 y la otra en febrero de 2016. Además, si la Policía continúa sin ponerse al día también deberá una tercera cuota consecutiva, la de mayo.

Según un representante de la aseguradora, la Policía tenía que pagar entre $1.1 millones y $1.3 millones en cada cuota. Con el retraso de las dos cuotas, la Policía ha acumulado una deuda de aproximadamente $2.4 millones.

“Este retraso nos obligó a tomar medidas, pero no lo hicimos en noviembre (2015) cuando no cancelaron la cuota, sino que dijimos que deberíamos honrar a los fallecidos de diciembre; pero ya para enero (2016) sí tomamos la medida de no desembolsar los seguros hasta que completen el pago de las cuotas. Y hasta cuando eso suceda nosotros vamos a desembolsar los seguros de los agentes fallecidos este año, o al menos hasta los de mayo”, dijo el representante de la aseguradora.

Por su parte, el director de la Policía, Howard Cotto, reconoció que la corporación ha incumplido con el pago de las cuotas a la aseguradora, aunque aseguró que el problema ya está resuelto y platicado con el ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, para que se pague la deuda.

“Sí, hemos enfrentado algunos problemas en el pago a la aseguradora, pero eso ya está resuelto. Afortunadamente eso ya lo resolvimos hace una semana y es un problema que estaremos resolviendo en los próximos días para que el seguro sea dado a las familias”, dijo Cotto.

Tags:

  • neri esau paiz fabian
  • policia
  • bienestar policial
  • seguros de vida
  • pandillas
  • seguridad

Lee también

Comentarios

Newsletter