“Sr. Howard Cotto, ¿ya se enteró que es mi madre la que está enterrada ahí”: Familia de Paula Castro, consternada tras exhumación equivocada

Familia de mujer desenterrada pidió una disculpa pública al director de la Policía por haber pedido la exhumación, pues se sospechaba que en el lugar fue enterrada Carla Ayala, la policía desaparecida.
Enlace copiado
“Sr. Howard Cotto, ¿ya se enteró que es mi madre la que está enterrada ahí”: Familia de Paula Castro, consternada tras exhumación equivocada

“Sr. Howard Cotto, ¿ya se enteró que es mi madre la que está enterrada ahí”: Familia de Paula Castro, consternada tras exhumación equivocada

Enlace copiado

Virginia Castro alzó la voz desde atrás de un grupo de periodistas que sostenían sus cámaras e interrumpió al director de la Policía Nacional Civil (PNC), Howard Cotto, quien explicaba que el cadáver exhumado (desenterrado) ayer en el nuevo cementerio de San Francisco Javier, Usulután, no tenía las características de la desaparecida agente Carla Ayala.

—Ahí (en la exhumación) está también un familiar de la persona fallecida— dijo Cotto a los periodistas.

—Es un hijo de ella— interrumpió Virginia.

—Eh, ¿cómo?— dijo Cotto.

—Yo también soy hija.

—Eh... Ok.

—Señor Cotto, yo solo quiero preguntarle: ¿ya se enteró de que es mi madre la que está enterrada ahí?

—Eh... sí. Pero eso lo determina Fiscalía y Medicina Legal, yo solo estoy dando detalles que se ven a simple vista.

Luego, el director de la PNC volvió la mirada hacia las cámaras de televisión y micrófonos para decir que los investigadores policiales, fiscales, peritos (expertos) del Instituto de Medicina Legal, el juez local y representantes de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDDH) descartaron ayer la hipótesis policial de que los familiares del agente Juan Josué Castillo, quien está prófugo por ser el principal sospechoso de la desaparición de la policía, simularon un funeral para enterrar a la agente Carla Ayala y borrar evidencias de la desaparición.

“Señor Cotto, yo solo quiero preguntarle: ¿ya se enteró de que es mi madre la que está enterrada ahí?”. 
Virginia Castro,  hija de mujer exhumada en San Francisco Javier

En la tumba, según Cotto, encontraron el cadáver de una mujer de más de 90 años que coincide con la descripción que Virginia Castro hizo de su madre Paula Castro, quien falleció el 30 de diciembre en San Felipe, Ilopango, y quien después fue trasladada hacia San Francisco Javier para su entierro, el 31 de diciembre a las 2 de la tarde. Paula Castro, según Virginia, era tía del agente prófugo Juan Josué Castillo.

Cotto también dijo que si era necesario pedir disculpas públicas a la familia de Paula Castro, lo haría. Pero agregó que la exhumación fue necesaria para descartar la hipótesis policial.

“Si no hubiéramos hecho esta diligencia, siempre hubiéramos tenido la duda. Ya he expresado por qué es que se llegó a esa hipótesis y qué fue lo que generó la duda razonable para solicitar esta exhumación. No lo voy a repetir”, justificó el director.

Cotto se refería a que investigadores policiales encontraron extraño que el documento médico que daba fe de la muerte de Paula Castro fue firmado por un doctor de Ilopango quien aceptó que nunca vio el cadáver. También le despertó sospechas que Paula Castro no fue velada en San Francisco Javier y que fue enterrada de una tarde a la otra.

“Si no hubiéramos hecho esta diligencia (exhumación), siempre hubiéramos tenido la duda (...). Había una duda razonable” 
Howard Cotto,  director de la Policía Nacional Civil

“Mi mamá siempre nos dijo que no quería mucho escándalo en su entierro. Siempre nos dijo que si se moría de mañana, ya de tarde quería estar enterrada. O que si moría de tarde, ya en la mañana quería ser enterrada. Así que lo hicimos como quería: rápido. La vela fue en San Felipe, donde vivía”, dijo Virginia.

Antonio Castro, otro de los hijos de Paula, dijo que había considerado demandar a la institución policial por haber pedido la exhumación de su madre “y deshonrar la tumba”, pero Virginia dijo que a la familia le bastaba una disculpa pública de Howard Cotto.

El director de la Policía insistió en que pedía disculpas públicas y dijo que después de descartar esta hipótesis, las autoridades seguirán investigando para encontrar a la agente Ayala, que hoy cumple 61 días desaparecida, y al prófugo Juan Josué Castillo.

“Tenemos otras hipótesis, vamos a seguir en otras líneas de investigación. Nosotros no vamos a decir cuáles son esas hipótesis, porque no queremos entorpecer las investigaciones”, dijo Cotto.

 

Videos
 Virginia Castro, décima, hija de la mujer desenterrada, mostró como su evidencia videos que grabó con su celular el día del entierro. En esos videos se muestra el momento en que los familiares cantaban canciones fúnebres en el cementerio, mientras dos hombres arrojaban tierra sobre el ataúd. 

 

Lee también

Comentarios

Newsletter