Lo más visto

El Salvador  / judicial Caso Carla Ayala

PNC sospecha que asesino de Carla Ayala se esconde en México

Director policial dijo que ha mantenido conversaciones "al más alto nivel" para indagar sobre el paradero de Juan Josué Castillo Arévalo en México. También lo buscan en 172 países de INTERPOL.

Enlace copiado
Confirmación. La Fiscalía y Medicina Legal confirmaron ayer que  los restos encontrados el viernes pasado en San Francisco Javier, Usulután, son de la agente Carla Ayala, asesinada tras una fiesta en el extinto GRP.

Confirmación. La Fiscalía y Medicina Legal confirmaron ayer que los restos encontrados el viernes pasado en San Francisco Javier, Usulután, son de la agente Carla Ayala, asesinada tras una fiesta en el extinto GRP.

Enlace copiado

El exagente del extinto Grupo de Reacción Policial (GRP) Juan Josué Castillo Arévalo, alias "Samurái", acusado de matar a la agente Carla Ayala, se esconde en México. Eso es lo que sospecha la Policía Nacional Civil (PNC) después de casi nueve meses de investigar el caso, con pocos resultados sobre la ubicación del supuesto autor directo del crimen.

"La PNC no ha descansado ni va a descansar en la localización del hechor y principal involucrado en este caso: Juan Josué Castillo Arévalo. Tenemos indicios de que se encuentra en México", dijo ayer el director policial, Howard Cotto.

Cotto reaccionó así a las declaraciones del fiscal general de la República, Douglas Meléndez, quien horas antes dijo que la PNC aún tiene pendiente capturas por el feminicidio de la agente Ayala ocurrido el 29 de diciembre del año pasado por la madrugada, después de una fiesta de Fin de Año en la sede de la unidad élite policial, donde hubo alcohol.

El director policial reiteró ayer el ofrecimiento de un recompensa de $5,000 para quien "pueda brindar información fehaciente" que termine en la captura de Juan Josué Castillo Arévalo.

Una de las claves que podría desentrampar la incógnita sobre el paradero de "Samurái" es la deportación de Edwin Isaac Esquivel Chávez, quien está acusado de haber facilitado la huida al exmiembro del GRP tras disparar contra Ayala en el interior de una patrulla policial.

Esquivel Chávez fue detenido en Estados Unidos por agentes de migración por haber entrado a ese país sin documentos. La Policía está segura que él sabe la ubicación de Juan Josué Castillo Arévalo. "Estamos a la espera de la deportación de Esquivel Chávez por ser uno de los encubridores de Castillo", dijo Cotto.

La PNC dijo que ya mantuvo conversaciones "al más alto nivel" en México donde mostró su interés por "indagar o descartar que este individuo estuviera en México".

Esas pláticas cercanas también incluyen a Honduras y Guatemala, según dijo ayer Cotto.

El jefe policial, además, destacó que existe una orden de difusión roja de la Policía Internacional (INTERPOL) para los 172 países miembros sobre la localización de "Samurái".

"En este proceso no vamos a dejar ningún flanco descubierto. No vamos a desactivar ningún mecanismo hasta que este individuo esté en nuestras manos", reiteró el director.

Sin embargo, el jefe policial no quiso revelar detalles sobre el posible involucramiento de más personas en el caso. Agregó que por ahora solo falta la captura del agente Castillo Arévalo y del que tiene pendiente la deportación.

Pese a ello, la PNC no descarta que más personas hayan facilitado la fuga del asesino de la agente Ayala.

"Hay mecanismos de apoyo, porque una sola persona no pudo haber hecho todo eso. Ya hay detenidos y eso no quiere decir que sean las únicas. Estamos abiertos a que pueda haber otro nivel de colaboración ya sea nacional e internacional; y eso lo sabremos a medida que la investigación avance", dijo el director de la PNC.

Apoyo a familia

Cotto también destacó que la PNC ha asistido a la familia de la agente Ayala de forma "material, moral y psicológica" desde que ocurrió el hecho.

Agregó que ayer por la mañana sostuvo una reunión con la madre de la agente, la hermana y "otra familiar" donde les dejó claro que seguirá apoyando.

El fin de semana pasado, la PNC anunció que había encontrado una osamenta y que tenía "fuertes indicios" de que se trataba de la agente Ayala, asesinada en San Salvador, pero el cuerpo fue trasladado en una patrulla policial a San Francisco Javier, en Usulután.

Ayer, el fiscal general acompañado de representantes del Instituto de Derechos Humanos de la UCA y de Medicina Legal confirmó que los restos pertenecen a la agente.

Tags:

Lee también

Comentarios