Lo más visto

Más de El Salvador

Pacientes con psoriasis dicen sufrir violación de sus derechos

PDDH respalda a pacientes con psoriasis. Piden a MINSAL y al ISSS mayor compromiso para tratar la enfermedad.
Enlace copiado
Pacientes con psoriasis dicen sufrir violación de sus derechos

Pacientes con psoriasis dicen sufrir violación de sus derechos

Pacientes con psoriasis dicen sufrir violación de sus derechos

Pacientes con psoriasis dicen sufrir violación de sus derechos

Enlace copiado
En el marco del Día Mundial y Nacional de las Personas con Psoriasis, que se conmemora cada 29 de octubre, la Asociación Psoriasis Nueva Vida El Salvador (PSONUVES) denunció que en el país se violan los derechos en el sistema nacional de salud a las personas que padecen esa enfermedad.

Alegaron que existe la negación de servicios de salud integral, falta de acceso a medicamentos biológicos y tratamientos innovadores, así como la ausencia de un protocolo de atención en este ámbito.

“El tema de psoriasis no está incluido en la agenda de salud, a pesar de que la OMS en su asamblea general de 2015 invitaron a sus miembros a que el tema de sea una prioridad: que esté en su agenda de salud, que se revisen los cuadros básicos, que haya campañas de concienciación y visibilización de la enfermedad... Por el momento, todo eso no se ha desarrollado en el Ministerio de Salud”, dijo Évelyn de Aguirre, presidenta de PSONUVES.

La psoriasis es una enfermedad de la piel que causa descamación e inflamación (dolor, hinchazón, calentamiento y coloración). Regularmente, las células de la piel crecen desde las capas más profundas y suben lentamente a la superficie, reemplazando constantemente a las células muertas de la superficie.

El ser humano cambia la piel cada 29 o 30 días; sin embargo, la piel de una persona con psoriasis cambia cada tres días.

En el mundo hay más de 125 millones de personas con psoriasis, mientras que la media en El Salvador ronda un poco más de las 200,000. Según datos de PSONUVES, la psoriasis es la primera causa de consulta en el departamento de Dermatología en el Hospital Nacional Rosales. Mientras que en el Hospital Médico Quirúrgico del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) se atiende diariamente de seis a ocho casos de esa enfermedad.

Respaldo

En la conmemoración de este día, la procuradora de los Derechos Humanos, Raquel Caballero, dijo sumarse “al llamado que hace la asociación Nueva Vida El Salvador para que se le dé la importancia debida a esta enfermedad”.

PSONUVES denunció que hace tres años consiguieron una donación de tres cabinas de fototerapia para que estén al servicio de la gente más pobre; están instaladas en el Hospital Rosales, Hospital San Juan de Dios, de Santa Ana, y Hospital San Juan de Dios, de San Miguel. De ellas, solo la del Rosales está activa.

“Presentamos una carta de entendimiento al Ministerio de Salud (MINSAL) pidiendo que estas cabinas se pongan al servicio de la gente, porque esa fue la misión y la visión de nosotros; porque es un tratamiento de tecnología de punta y muy caro”, explicó Julio Aguirre, miembro de la asociación.

Según se explicó, a la PSONUVES en el MINSAL les han dicho que a una de las cabinas le falló la batería de arranque y la otra se había desprogramado.

Antes esto, la procuradora hizo el llamado al MINSAL para que “atienda las peticiones que ha hecho la Asociación Nueva Vida en el sentido de hacer una carta de entendimiento para el funcionamiento de estas cámaras de fototerapia a favor de las personas que adolecen esta enfermedad”.

A su vez, Caballero llamó al MINSAL y al ISSS a realizar acciones que sean pertinentes para mejorar la calidad de vida de estas personas, así como ampliar la cobertura de los medicamentos biotecnológicos.

“Hay un problema muy grande en nuestro país: las personas que padecen psoriasis son tratadas por otra enfermedad, no son diagnosticadas a tiempo y eso agrava su padecimiento”, comentó Julio Aguirre.

A la población en general, así como a la empresa privada, se exhortó a no restringir el acceso a bienes y servicios, a reducir los niveles de estigma y discriminación para ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas que padecen de ese tipo de dermatosis crónica que los médicos le han dado en llamar psoriasis.

Lee también

Comentarios